Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Seguridad ciudadana

Navarra suma 20 denuncias por "pinchazos" en lugares de fiesta

El vicepresidente Remírez ha asegurado que, hasta la fecha, "todos los análisis efectuados por el SNS han resultado negativos a cualquier sustancia relacionada con una posible sumisión psíquica"

Ampliar DJ Plaza del Castillo
Ambiente en la Plaza del Castillo durante una sesión de tarde de DJ en SanferminesCEDIDA
Actualizado el 08/08/2022 a las 22:57
La Policía Foral ha recogido en el último mes una veintena de denuncias por supuestos "pinchazos" sufridos en lugares de fiesta y ocio nocturno en Navarra sin que ninguno de ellos haya revelado inoculación de droga para la sumisión química ni delito posterior, aunque la alarma creada y el hecho en sí pueden conllevar consecuencias penales.
Lo ha dicho el vicepresidente primero del Gobierno y consejero de Interior, Javier Remírez, quien ha advertido de que, "a pesar de que hasta ahora no hayamos tenido evidencias de sumisión química, no vamos a permitir que se atemorice a las mujeres y por tanto vamos a ser estrictos ante esas conductas".
Según han señalado fuentes de la Policía Foral, por el momento hay una veintena de denuncias, mayoritariamente de mujeres jóvenes, que dicen haber sentido un pinchazo en lugares de fiesta y ocio nocturno, la mayoría (14) por hechos ocurridos durante los Sanfermines, aunque también constan posibles episodios en Estella y Bera durante la celebración de sus fiestas.
"Todos los análisis efectuados por el Servicio Navarro de Salud han resultado negativos a cualquier sustancia relacionada con una posible sumisión psíquica y en ningún caso la víctima ha sufrido ningún tipo de agresión física, sexual o robo, ni tan siquiera tentativa", indican desde la Policía Foral, que mantienen abiertas las investigaciones.
Añaden que al hilo de las primeras noticias de estos episodios, también se ha detectado un “efecto llamada” de personas que a modo de broma están pinchando con palillos u otros objetos, episodios en cualquier caso tras los que se recomienda llamar inmediatamente al 112 y seguir sus indicaciones, tanto en lo que se refiere a la asistencia a centro sanitario para la práctica de análisis como de la protección de la víctima e identificación de los autores, con posibilidad de interposición de denuncia.
Con todo ello, el consejero Javier Remírez ha constatado como "real" la existencia de estos pinchazos, como lo demuestran las 20 denuncias planteadas, pero el que no se hayan constatado sustancias químicas ni delitos posteriores de agresión sexual o robo sobre las víctimas hace ver que "puede haber personas que se están aprovechando de manera absolutamente inadmisible de esta situación para generar un poco de ansiedad en la población femenina".
Al respecto, ha sido claro al advertir: "Esto puede conllevar actuaciones penales porque no deja de ser, si se evidencia esa lesión, si se detecta al que lo ha producido, un delito de lesiones y encima con un agravamiento de género si se busca perjudicar a las mujeres".
"Las personas que puedan tener esas tentaciones deben saber que la 'broma', que no es tal, de esta actuación irresponsable le puede salir cara incluso penalmente", ha incidido.
Sobre el sentido que puede estar detrás de estos comportamientos, Remírez ha reconocido que "esto no deja de ser una expresión de machismo en el sentido de generar preocupación a la población femenina, generar ansiedad y por tanto evitar que disfruten de las fiestas, que ejerzan su libertad para deambular donde crean oportuno".
Con todo ello, y tras asegurar que "existe una coordinación plena entre las fuerzas policiales", el consejero ha insistido en que la actuación de las administraciones pasa en primer lugar por una labor preventiva "desde la educación", en el ámbito familiar y también en el escolar, donde ya el Gobierno puso en marcha hace años el programa Skolae, que proporciona pautas para adquirir desde pequeño "conductas ajenas a cualquier expresión machista".
A ello se suman otras campañas del Gobierno de Navarra en esta materia, como las que junto a ayuntamientos fomentan unas fiestas en igualdad.
Y además del educativo, en el plano "reactivo" Remírez ha incidido en la imputación penal, incluso con penas de prisión según la gravedad del delito, que pueden llevar aparejados estos comportamientos. 
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE