Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Turismo

Dos zonas de Navarra, entre los 14 destinos de interés geológico en España

El Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG) propone un recorrido a través de algunas de las maravillas naturales de la orografía española

Ampliar Parque Natural de Urbasa
Parque Natural de UrbasaCedida
  • Diario de Navarra
Actualizado el 27/07/2022 a las 19:01
El Ilustre Colegio Oficial de Geólogos (ICOG) propone un viaje geológico por España a través de algunas de las maravillas naturales con las que nos han obsequiado nuestra orografía. 14 destinos geológicos que provienen de las recomendaciones de algunas de las delegaciones del ICOG en España.
Desde rutas por geoparques, antiguas minas, cauces fluviales, salinas, cabos o volcanes peninsulares, el viaje por distintas comunidades españolas tiene como objetivo fomentar el geoturismo y conocer nuestro rico y variado patrimonio geológico. Entre estas maravillas geológicas, se han seleccionado dos zonas de Navarra: el diapiro de Salinas de Oro y el Parque Natural de la Sierra de Urbasa.
CASTILLA Y LEÓN
1. Geoparque de Las Loras (Palencia, Burgos)
Comarca de grandes páramos calizos separados por cañones fluviales, donde las Loras han servido como refugio de muchos pueblos y culturas. Conforman un territorio donde la espectacularidad del paisaje geológico va acompaña de una gran riqueza cultural como son las iglesias románicas, eremitorios rupestres o una arquitectura popular bien conservada.
Su alto interés geológico se justifica por la espectacularidad y amplia variedad de estructuras geológicas que comprenden desde skarts, páramos calizos , relieves estructurales, cañones fluviales, grandes estructuras de plegamiento alpino, campos petrolíferos, fallas o diapiro entre otros.
2. Icnofósiles de Monsagro (Salamanca)
El municipio de Monsagro, localidad montañosa del Parque Natural de Las Batuecas-Sierra de Francia ha desarrollado dos proyectos de divulgación paleontológica: una georuta de Huellas Fósiles dentro del casco urbano que descubre y explica las huellas de distintos organismos de hace 450 millones de años, visibles en las rocas que adornan las casas, calles y fuentes y un moderno Museo de los Mares Antiguos que permite conocer la evolución de la Tierra, y el origen de las huellas de fósiles marinos.
El interés geológico se basa en la abundancia de Cruzianas (huellas de reptación de los trilobites en los fondos marinos) y otros icnofósiles, que se han añadido como elementos arquitectónicos en muchas edificaciones del pueblo constituyendo un curioso fenómeno etnopaleontológico.
EXTREMADURA
3. Valle del Jerte (Cáceres)
Situado al noreste de la provincia de Cáceres y labrado sobre un sustrato granítico, este valle debe su nombre al río que discurre por él. Su morfología es el resultado de la actividad de la falla Messejana-Plasencia (accidente tectónico a escala continental), a una posterior tectónica de bloques y a las numerosas oscilaciones climáticas acaecidas durante el Cuaternario. A lo largo del valle aparece un dique de rocas de diabasa, con una magnitud a escala de la Península Ibérica.
Algunos puntos que ofrecen zonas de gran belleza son las gargantas y sus hermosas cascadas, y sus piscinas naturales con una extensa vegetación, entre las que destacan la Garganta de los Infiernos (Reserva Natural), la Garganta de las Nogaledas y sus cascadas, la Garganta de Bonal con su cascada del Caozo y la Garganta de Marta, etc.
Y quién no ha oído hablar en alguna ocasión de las cerezas del Valle del Jerte; dada la importancia de este cultivo, se hace muy recomendable la visita al Museo de Cereza.
4. Minas de Santa Marta de los Barros (Badajoz)
Santa Marta fue una localidad minera de gran importancia a comienzos del siglo XX. Sus minas de plomo y zinc fueron explotadas intensamente mediante pozos y galerías subterráneas. Aunque la galena y la blenda fueron los principales minerales extraídos industrialmente, su paragénesis mineral incluye otros como la vanadinita, una mena de vanadio.
Santa Marta de los Barros cuenta con un importante patrimonio minero-industrial en el entorno de sus minas (Los Llanos, Constante, Reserva…), siendo además localidad-tipo de un mineral excepcional por su rareza: la calderonita.
Elementos y utensilios mineros, rocas, fósiles y por supuesto minerales y gemas de todos los rincones del mundo, pueden apreciarse en su Museo Geológico Minero.
5. Puente y cauce abandonado en Coria (Cáceres)
Coria se encuentra a las orillas del río Alagón, conocida en la época romana como Caurium, conserva un importante patrimonio arqueológico y arquitectónico, siendo en la actualidad un importante centro turístico.
Geológicamente se presenta una curiosa peculiaridad en el entorno de la ciudad, como es que un puente renacentista (construido en 1518) actualmente se encuentra en el cauce que abandonó el río Alagón, suceso acaecido en 1590, aunque algunos escritos hacen referencia al periodo1647-1661; en ambas citas se habla de abandono del cauce por acarreos de sedimentos.
Este fenómeno es conocido, en geología sedimentaria y geomorfología fluvial, como avulsión, que consiste en el abandono rápido de un cauce y la formación de uno nuevo por reajustes en periodos de grandes avenidas.
CASTILLA- LA MANCHA
6. Volcán Cerro Gordo (Ciudad Real)
Tienes la oportunidad de visitar un volcán por dentro y descubrir los secretos geológicos de la Tierra. Es el primer volcán visitable de la Península Ibérica.
Emplazado en el Campo de Calatrava con 330 edificios volcánicos. Se puede observar la estructura interna de un volcán y su dinámica a lo largo de la vida de este. Es el reflejo en superficie de un volcanismo de interior de placa de edad Mioceno superior (8.5 a 6.5 millones de años) que se prolonga hasta el Pleistoceno medio. La génesis responde a la presencia de un punto caliente en la corteza debido a un flujo magmático. Todo ello con paneles explicativos para todas las edades y de fácil comprensión.
7. Las Torcas de Palancares (Cuenca)
Se trata de un itinerario geológico de características muy especiales en las que se pueden observar los efectos en superficie de procesos de karstificación todo ello en un itinerario con paneles explicativos en una ruta cómoda para todas las edades rodeados de naturaleza.
Se puede observar una de las formas de erosión más característica en materiales carbonatados: dolinas o torcas. Se trata del reflejo en superficie de procesos de karstificación; es decir, el agua subterránea y el agua meteórica ha sido erosionando la rocas produciendo el colapso por disolución materiales carbonatados
GALICIA
8. Cabo Ortegal (Coruña)
Es difícil encontrar en toda Galicia un recorrido donde, a pesar de su brevedad, sea posible contemplar casi la historia geológica completa del territorio. Desde su primera etapa de la colisión de Gondwana y Laurussia para dar lugar a la formación de Pangea en donde Galicia y el Cabo Ortegal se forman por la aglomeración, acreción de todos los materiales geológicos expuestos en la vertical de este acantilado de casi 600 metros de alto.
Lo que más llama la atención es ese gran accidente geográfico, el acantilado, formado hace 200 millones de años cuando Pangea se fragmenta dejando hasta el día de hoy con pequeñas modificaciones, la cicatriz de la rotura del gran megacontinente. Desde entonces, además de seguir separándose el Océano Atlántico se ha producido también un continuo, intermitente desmantelamiento del acantilado producido bien por deslizamientos circulares bien por deslizamientos paralelos. La generación del valle de Santo André de Teixido es una de las consecuencias de esos deslizamientos.
9. Montefurado (Lugo)
La geología de la zona está marcada por las rocas metamórficas de edad paleozoicas (anteriores a 250 millones de años), desde el neis denominado "Ollo de Sapo" de origen sedimentario y volcánico a cuarcitas, pizarras y esquistos. Estos materiales se formaron al metamorfizarse los sedimentos de un antiguo mar en el interior de la cordillera Varisca, la cual se formó hace unos 300 millones de años por el choque de dos antiguos continentes. Aparecen intensamente plegados y fracturados. Debido a su antigüedad sus relieves están muy suavizados, creando lo que conocemos como relieve apalachano. Este relieve se modificó hace unos 40 millones de años, durante la orogenia Alpina, cuando grandes bloques de terreno ascendieron en mayor o menor medida.
El encajamiento de la red fluvial, especialmente del río Sil, uno de los ríos más antiguos de la Península Ibérica, determina el paisaje actual.
El túnel de Montefurado fue excavado en torno al año 100 de nuestra era para secar un meandro del río Sil y poder extraer con más facilidad el oro depositado en sus sedimentos. El túnel tiene una sección de 20 por 20 metros y una longitud de 52 metros después de que en 1934 se derrumbase parte, ya que medía 120 metros de longitud.
COMUNIDAD VALENCIANA
10. Laguna de La Mata (Alicante)
Se trata de la laguna que se sitúa al norte de la de la más conocida laguna de Torrevieja. La evolución geomorfológica de este entorno ha originado la aparición de dos cuencas endorreicas. Ambas ocupan los ejes de dos sinclinales, originados por la neotectónica más reciente, separados por el anticlinal de "El Chaparral". Las lagunas están hidrológicamente unidas mediante un canal artificial. Tanto la laguna de La Mata como la de Torrevieja están comunicadas también con el mar, de forma artificial por medio de dos canales conocidos como "Acequiones". El carácter albufereño de la laguna de Torrevieja es bastante probable, ya que parece evidente que existía una gola o abertura natural al mar donde hoy se sitúa el Acequión.
La morfogénesis de este humedal costero, cerrado al mar por un cordón dunar litoral confiere a este humedal mediterráneo un destacado valor geomorfológico, que además de albergar abundante fauna y flora incorpora otros elementos de valor asociados muy destacados.
11. Salinas de Torrevieja (Alicante)
Merecen especial atención porque constituyen las salinas marinas, de carácter natural, más importantes en Europa. El proceso especial de explotación a que están sometidas es, además, de gran interés. Las salinas están formadas por dos lagunas naturales: Torrevieja (14 km2 de superficie mojada) y La Mata (7 km2). Actualmente, el fondo de las dos lagunas es plano, lo cual ha permitido mecanizar la explotación.
LA RIOJA
12. Cabalgamiento Sierra de la Demanda-Terciario. Peñas de Anguiano-Matute-Tobía
Merecen una visita por su gran riqueza natural, gran valor paisajístico, por su amplio patrimonio geológico y elevada diversidad forestal, con espectaculares hayedos, accesibles mediante una cuidada red de senderos (Rutas entre hayedos, www.rutasentrehayedos.es). Incluido en la Red Natura 2000.
Su interés geomorfológico se debe a que la frecuencia de las diaclasas es variable, a que existen cambios en la inclinación de las capas, a las variaciones en la composición, cemento y granulometría de este conjunto litológico, y a las condiciones climáticas peculiares, el relieve adquiere morfologías muy variadas, acantilados más o menos continuos, relieves acastillados o en mogote tipo “butte”, relieves en torreones (towers)
Barranco de Artazul
Barranco de ArtazulCEDIDA
NAVARRA
13. Diapiro de Salinas de Oro
Chimenea salina formada por una masa de yesos y sales triásicas que forman un círculo perfecto en la cobertera terciaria superficial, formada por materiales calizos, afectados por fracturas concéntricas y radiales que lo caracterizan como uno de los diapiros más representativos de Navarra.
En sus alrededores podemos visitar lugares singulares asociados a este sistema geológico, como por ejemplo las salinas ubicadas en Salinas de Oro, o más al norte, el Valle de Ollo, otro pequeño diapiro en el que se encuentra el Nacedero de Arteta, manantial del que se surte de agua la ciudad de Pamplona, y la cascada de Artazul.
Nacedero de Arteta
Nacedero de ArtetaCedida
14. Parque Natural de la Sierra de Urbasa
Sierra situada al noroeste de Navarra, formada por una meseta de materiales calcáreos terciarios que forman un sistema kárstico de primer orden. En su superficie se pueden observar dolinas, uvalas y el gran polje que forma el raso de Urbasa mientras que en su interior se pueden visitar numerosas cuevas y simas.
Alrededor del macizo calcáreo, en su base, aparecen numerosas surgencias de agua, con el Nacedero del Río Urederra como muestra más representativa, con sus pozas de color turquesa y su hayedo cuyas hojas en cada estación del año cambian de color.
Nacedero del Río UrederraMONTXO A.G. / J.A. PERALES
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE