Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Refugiados

Navarra duplica en cinco meses las solicitudes de asilo de todo 2021

La Comisión Española  de Ayuda al Refugiado presentó su vigésimo Informe de la situación  de las personas refugiadas en España y Europa

Ampliar La invasión rusa de Ucrania en febrero originó el desplazamiento de millones de personas en busca de un lugar seguro
La invasión rusa de Ucrania en febrero originó el desplazamiento de millones de personas en busca de un lugar seguroEFE
  • Micaela Barriga Arbulú
Publicado el 07/07/2022 a las 06:00
Según los datos de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), tan solo en los primeros cinco meses del 2022 Navarra ha duplicado el número de peticiones de asilo del año pasado. En 2021 se solicitaron 594 y, a 31 de mayo de este año, se registraron 1.189, de las cuales 441 se formalizaron. Entre los motivos del incremento está la relajación de las restricciones por covid-19 en muchos países con situaciones conflictivas. Esto produjo un colapso en el sistema, dado que las llegadas masivas no solo se dan de parte de países como Afganistán o Ucrania, sino también de latinoamericanos como Colombia, Perú o Venezuela. El año pasado 100.000 personas sufrieron desplazamientos forzosos de sus países de origen. Los dos hitos importantes en cuanto a movimientos migratorios fueron el de Afganistán y el de Ucrania por sus respectivos conflictos. En Navarra, 231 de las 612 plazas con las que cuenta el sistema de la comunidad están ocupadas por personas de Ucrania.
Las personas refugiadas en Navarra tienen que afrontar algunas dificultades a la hora de formalizar su estancia. A pesar de que el tiempo de espera para la resolución de las peticiones -es decir, desde que se entrega la documentación hasta que se consigue o deniega el permiso- está en una media de 6 a 8 meses, en Navarra se están dando citas para febrero del 2024. Y aún después de haber pasado por todo ese proceso, las personas tienen que esperar 6 meses más para poder empezar a trabajar y ganar dinero.
Estos datos se recogieron en el encuentro que organizó CEAR recientemente para presentar su vigésimo Informe 2022: La situación de las personas refugiadas en España y Europa en Civivox Condestable. Este evento reunió a Idoia Oneca Munárriz, coordinadora de CEAR en Navarra, a Ainara Iribarren De Haas, responsable de acogida en la comisión y Khalid Jalali, un refugiado de Afganistán.
En esta sesión CEAR buscaba presentar la comparativa de los datos que conciernen a las olas de refugiados en Europa en 2021, con foco en España. A partir de los mismos, se quiso hacer un llamamiento a las autoridades por la diferenciación que se produce a la hora de acceder a la protección de las personas migrantes.
En 2021, España duplicó su tasa de asilo hasta llegar al 10,5%. A pesar de ser un incremento de concesiones, este porcentaje no se acerca a la media europea, de 35%, que se esperaba desde CEAR. Sin embargo, se redujo el número de personas solicitantes de protección internacional a un 26%. Según la entidad, se entiende que esto puede ser debido a las restricciones de movimiento por la pandemia. Aún así, desde CEAR se cree que los refugiados tienen muchas dificultades para llegar a España. De hecho, según Ainara Iribarren, la responsable de acogida de CEAR Navarra, solo el 12,5% de las personas que llegan a la Comunidad foral están dentro de programas de acogida, los demás están con familiares o redes propias.
Las grandes preocupaciones por parte de los responsables de CEAR son que las personas tomen medidas externas: “Se están vendiendo las citas de Extranjería en el mercado negro y en Wallapop incluso”, comentó Oneca. “Esto pasa cuando se dificultan determinadas salidas como la llegada aquí. De ahí surgen las mafias”.
Desde CEAR se quiso enfatizar en que hay que dar herramientas de inclusión igualitarias. Por eso, aunque el éxodo de Ucrania ha sido la emigración más grande desde la Segunda Guerra Mundial, desde CEAR se destacó que: “No debemos quedarnos anestesiados” ante la situación de otros países. Casos como el de Khalid Jalali, quien sigue en búsqueda de trabajo, a diferencia del fácil acceso de permisos a los ucranianos refugiados. “Igual como se ha hecho con Ucrania se debería hacer con otros conflictos”, concluyó Oneca.

“El mundo no tiene que olvidar a Afganistán”

Khalid Jalali estaba sentado en una esquina del salón de actos, jugueteando con la hoja de papel que tenía en la mano. Tras la presentación de las trabajadoras de CEAR que lo acompañaban, se presentó. Jalali y su familia escaparon de Afganistán en agosto del año pasado junto con otras 2000 personas en la denominada Operación Antígona-Afganistán. El hombre indicó que la situación de su país había mejorado en los últimos 20 años. Había trabajo, mayor seguridad y, sobre todo, la situación de las mujeres había mejorado: en aquel entonces podían trabajar y estudiar.
“Nadie esperaba lo que pasó”, expresó Jalali. Para él, la situación parecía un acuerdo entre los talibanes y el presidente porque ni los propios soldados pudieron defenderse. “En dos días la vida cambió completamente”, exclamó. Jalali tomó una pausa para recuperar el aliento y contener las lágrimas. Entre sollozos explicó al público el retroceso que esto supuso para su país: las mujeres ya no eran seres libres, capaces de trabajar y estudiar para mantenerse a sí mismas ya sus familias. Era como el país de 2001.
“Todo el mundo quiere salir de Afganistán”, soltó antes de romper en llanto. Después de este relato, Jalali no pudo continuar con su discurso. En la hoja de papel que llevaba tenía escrito sobre la inseguridad que se vive en su tierra ahora. Muchas personas como él y su familia han abandonado Afganistán. Unos hacia sus pueblos, otros hacia Irán, Pakistán u otros países. Jalali tenía escrito: “La situación es complicadísima para ellos. No pueden trabajar, y no les tratan bien. Por eso es importante que puedan venir de manera segura”.
Él, como muchos otros, piden ayuda para que los procesos de reagrupación familiar sean más rápidos, que los procesos de alojamiento sean más eficientes y ayuda de los gobiernos. “El mundo no tiene que olvidar a Afganistán, necesitan un cambio, con este Gobierno no es posible vivir. Por favor, que no quede en el olvido”, finalizó en su texto que no pudo leer ese día.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE