Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tribunales

Anulan en Pamplona el despido de una mujer durante su baja por cáncer de mama

El TSJN concluye que la empresa vulneró los derechos fundamentales de la mujer al despedirla en el tercer mes de baja, y obliga a readmitirla

Ampliar Sede del Palacio de Justicia de Pamplona
Sede del Palacio de Justicia de Pamplonaeduardo buxens
Actualizado el 05/05/2022 a las 07:42
El Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha declarado nulo el despido de una trabajadora mientras se encontraba de baja por un cáncer de mama. La Sala de lo Social del TSJN ve acreditado que se vulneraron los derechos fundamentales de la mujer (discriminación por discapacidad), y condena a la empresa, una lavandería de la comarca de Pamplona, a readmitir a la trabajadora y a abonarle los salarios desde su despido, en enero de 2020. En total, unos 30.000 euros.
La mujer, de 51 años y que ha superado el cáncer, entró a trabajar en esta empresa en septiembre de 2018. En febrero de 2019 inició un periodo de Incapacidad Temporal (IT) por un accidente laboral y volvió al trabajo a principios de junio de 2019. El 14 de octubre de ese año, inició un proceso de Incapacidad Temporal por un cáncer de mama del que fue operada al día siguiente. La sentencia recoge que la empresa, para cubrir su puesto de trabajo (son dos empleadas que se repartían sendos turnos) contrató a otra persona. Y el 28 de enero, cuando llevaba tres meses y medio de baja laboral por el cáncer de mama, la mujer recibió una comunicación de la empresa en la que se le informaba de que procedía a despedirla “por razones objetivas de índole económica”.
La trabajadora recurrió a la justicia defendida por los abogados Ignacio Chacón y Oihan Castro, de los servicios jurídicos del sindicato LAB. En el mismo juicio de primera instancia, en el Juzgado de lo Social nº 4 de Pamplona, la empresa reconoció que el despido había sido improcedente (no estaban justificadas las razones económicas), y ofreció la indemnización correspondiente (en estos casos, la empresa puede decidir entre la readmisión o la indemnización).
La trabajadora recurrió, al entender que su despido no fue improcedente sino nulo. Sus letrados sostenían que el despido era discriminatorio “porque la causa fueron las bajas que tuvo la mujer por razón de su enfermedad”. Y el TSJN le ha dado la razón, al estimar que ha aportado “indicios suficientes” de que se vulneraron sus derechos fundamentales. La sentencia cita, concretamente, tres indicios: que la mujer estuvo de baja siete meses y medio mientras duró la relación laboral con la empresa (la baja total por el cáncer fue de 17 meses), que la contratación de otra trabajadora no coincidió con el inicio de la baja ni la finalización, y, “fundamentalmente”, que la empresa reconoció “la improcedencia del despido por razones económicas”. 
Por tanto, los magistrados concluyen que la mujer sufrió una discriminación por discapacidad, algo que la empresa no ha refutado con argumentos económicos. A través de un comunicado, LAB celebró que los jueces “hayan corregido la injusticia cometida por la empresa”.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE