Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Temporal de nieve

La A-15 resistió el primer envite de la nieve y los cortes en Guipúzcoa

La circulación se complicó por la mañana con los camiones que daban la vuelta en Berastegi

Ampliar Un camión quedó cruzado en el acceso al área de servicio de Pagozelai, ayer a mediodía. Operarios de quitanieves y de conservación de la carretera le ayudaron a enderezar su ruta
Un camión quedó cruzado en el acceso al área de servicio de Pagozelai, ayer a mediodía. Operarios de quitanieves y de conservación de la carretera le ayudaron a enderezar su rutap.f.l.
Publicado el 28/11/2021 a las 06:00
Era el primer temporal de nieve del otoño, y era a su vez una incógnita saber cómo soportaría el tramo navarro de la autovía A-15 el anunciado corte en Guipúzcoa, en Berastegi y hasta Andoain, por las obras en el túnel de Belabieta. Y, al menos hasta entrada la noche, la carretera se mantuvo abierta en Navarra en las dos direcciones y la circulación fue lenta pero fluida, gracias al intenso trabajo de los quitanieves. La mañana resultó más complicada, no tanto por la cantidad de precipitación, sino por la circulación de camiones que se vieron en algún apuro; por la tarde arreció la nieve, pero disminuyó el tráfico, sobre todo el pesado.
Guipúzcoa había avisado ya el viernes por la tarde que cerraría la autovía desde las 12 del mediodía de este sábado, puesto que la previsión meteorológica anunciaba nieve por debajo de 700 metros. La alternativa para los camiones era la A-10, la autovia de Sakana, y para los turismos y vehículos ligeros, la GI2130, una sinuosa carretera que atraviesa los cascos urbanos de Berastegi, Elduain, Berrobi e Ibarra para llegar a Tolosa, desde donde incorporarse a la N-1 en dirección a San Sebastián e Irún.
Finalmente, el primer cierre llegó antes, pasadas las 11.15 de la mañana. Pero no fue total. Optaron por cortes intermitentes en dirección Irún, en función de lo que cuajaba. Patrullas de la Ertzaintza se encargaron de abrir y cerrar el tráfico y, tanto en el tramo guipuzcoano como en el navarro se colocaron señales verticales fijas, en diversos puntos, para advertir del cierre para camiones. También lo indicaban los paneles luminosos. El sentido Pamplona permaneció cerrado en Andoain, hasta las 19.30 horas, cuando se habilitó un carril.
La autovía A-15, en Pagozelai, Gorriti, sobre las 13 horas de este sábado
La autovía A-15, en Pagozelai, Gorriti, sobre las 13 horas de este sábadop.f.l.
LAS ALTERNATIVAS
Con un escenario de autovía cortada en Guipúzcoa, se recomendaba a los camiones el desvío en Irurtzun en dirección a la A-10, autovía de la Sakana, para entrar después a la A-1, por Etxegarate y seguir ya en suelo guipuzcoano hasta la frontera con Francia, el destino de la mayoría. Sin embargo, la patrulla de la Policía Foral situada en Irurtzun no obligó a los camiones a desviar su ruta, al menos hasta la tarde, porque los cortes eran intermitentes. De este modo, muchos camiones decidieron seguir por la A-15, en contra de las recomendaciones, y algunos se encontraron con que en Berastegi eran obligados a dar la vuelta y tomar de nuevo dirección Pamplona. Esta situación complicó la circulación por la mañana, sobre todo en el tramo de subida hasta Pagozelai.
Algunos camiones se quedaron en el área de servicio de Pagozelai, la primera desde la muga. “No se puede ir a Guipúzcoa, así que nos quedamos aquí hasta que se abra”, explicaron dos camiones, uno búlgaro y ucraniano el otro. Fue especialmente fría la noche en este paraje de Gorriti, el más alto de la autovía, a 694 metros. Además, el bar restaurante estaba cerrado por la tarde y la tienda de la gasolinera en obras, así que tampoco había máquina de café. “Hoy no hay donde meterse”, apuraban la última tertulia de la tarde, pasadas las 5, cuando la noche se adueñaba del paisaje y los truenos auguraban una nueva borrasca de nieve.
La diputación de Guipúzcoa sostiene que el bypass colocado desde junio y para 10 meses, por las obras en una de las bocas del túnel de Belabieta (1,8 Km), impide el paso de las máquinas quitanieves, y este es el motivo por el que la diputación adoptó la decisión, contra el criterio de los ayuntamientos situados en el corredor de la GI2130.
volver arriba

Activar Notificaciones