Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tráfico

Policía Foral vigilará en exclusiva las carreteras a lo largo de 2025

Aún no se han cerrado las condiciones que se ofrecerán a la Guardia Civil de tráfico para pasar al cuerpo autonómico

Un agente detiene a un vehículo en un control, en Cordovilla, al inicio de la pandemia
Un agente detiene a un vehículo en un control, en Cordovilla, al inicio de la pandemiaGOÑI
Publicado el 25/11/2021 a las 06:00
Navarra asumirá de manera efectiva la competencia de tráfico y seguridad vial a lo largo de 2025. En cuatro años como máximo la labor de vigilancia y control de las carreteras estará en manos sólo de Policía Foral y dejará de estar presente la Guardia Civil.
Ambos gobiernos han definido ya las competencias que asumirá Navarra y han pactado un cronograma para la asunción progresiva de estas “con el objetivo de tenerla culminada entre el 31 de diciembre de 2024 y el 31 de diciembre de 2025 en función de las circunstancias que puedan surgir”, indicó ayer el portavoz y consejero de Interior del Gobierno foral, Javier Remírez.
Lo que se ha retrasado es la reunión de la Junta de Transferencias que pondrá en marcha el traspaso que se había previsto para el 1 de diciembre. Remírez señaló que esperan que se suscriba antes de fin de año y atribuyó ese retraso a que ambos gobiernos tienen pendientes por cerrar cuestiones “más técnicas que otra cosa”, porque políticamente “la competencia está ya consensuada”.
LA PASARELA SIN CERRAR
Tras la firma, se producirá la asunción de la titularidad de la competencia en el primer semestre de 2022 y luego tendrá lugar su implementación progresiva hasta culminarla a lo largo de 2025. Hasta ese momento, la Guardia Civil podría seguir en las carreteras navarras.
La Policía Foral necesitará 149 agentes más para asumir la vigilancia y control del tráfico en exclusiva. Se ofrecerá a los guardias civiles de tráfico que pasen a realizar esas mismas funciones en el cuerpo policial autonómico con una serie de condiciones que aún no se han cerrado. Es la conocida como pasarela. “Se ha avanzado de manera sustancial, a la espera de algún detalle”, indicó el consejero. Hay que recordar que él mismo afirmó hace unas semanas que las condiciones de esa pasarela estarían pactadas antes del 1 de diciembre.
Ambos ejecutivos han definido lo que tiene que ver con la gestión del cobro de las sanciones en las carreteras, función que asumirá también la Comunidad foral. Para ello, el Gobierno navarro firmará un convenio con la dirección general de Tráfico.
PENDIENTE LO ECONÓMICO
Lo que falta principalmente, según Remírez, es el cálculo económico de lo que supone la transferencia de tráfico y seguridad vial a la Comunidad y el “impacto” que tendrá en la aportación que abona Navarra al Estado en virtud del Convenio Económico.
Hay que recordar que la Comunidad foral afronta en el pago de la aportación al Estado las cargas no asumidas, por lo que la transferencia total de tráfico repercutirá en la cantidad que se fije. “Estamos ultimando los detalles”, indicó el vicepresidente.
Previamente a la reunión de la Junta de Transferencias que pondrá en marcha todo el proceso tiene que reunirse la Junta de Seguridad para abordar el número de agentes que serán necesarios en Policía Foral y que se ha avanzado ya que son 149.
Además, el Gobierno foral debe convocar a la parte navarra de la Junta de Transferencias, en la que están todos los grupos del Parlamento, para que apruebe el acuerdo definitivo que se alcance con el Ejecutivo de Pedro Sánchez.
JUBILACIÓN ANTICIPADA
Remírez también abordó el acuerdo entre Bildu y los socios del Gobierno central, PSOE y Unidas Podemos, que permitirá la jubilación anticipada de los policías forales al incluir en la futura ley de presupuestos del Estado de 2022 una disposición específica. No concretó a cuántos agentes va a afectar ahora “por prudencia”, a la espera de que se apruebe esa norma el 22 de diciembre en el Congreso de Diputados.
Es una reivindicación histórica de los sindicatos policiales que permitirá jubilarse a los agentes con 60 años o 59 (en los casos que se acrediten más de 35 años de actividad efectiva y cotización), equiparándose así a otros cuerpos policiales.
“Creemos que es una muy buena noticia. Es una reivindicación laboral del colectivo, ya que los iguala en condiciones a lo que tienen la Ertzaintza y las policías locales”, destacó, “y va a tener un impacto operativo muy positivo”, dijo, porque ya no tendrán que llevar a la práctica esa segunda actividad para los agentes de más edad.
volver arriba

Activar Notificaciones