Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tribunales

Un exfiscal natural de Dicastillo al que piden 37 años de cárcel niega fraudes con sus empresas

El acusado es Emilio Valerio Martínez de Muniáin, exteniente fiscal de Madrid y natural de Dicastillo

Emilio Valerio Martínez de Muniáin fue acusado y a la vez abogado de su mujer
Emilio Valerio Martínez de Muniáin fue acusado y a la vez abogado de su mujerJ. A. Goñi
Actualizado el 24/11/2021 a las 08:16
El exnúmero dos de la Fiscalía de Madrid fue juzgado en Pamplona acusado de haber defraudado a la Hacienda Foral más de 4,5 millones de euros a través de sus empresas, dedicadas al mundo del vino, la cerveza y la hostelería. Emilio Valerio Martínez de Muniáin, natural de Dicastillo y que fue expulsado de la carrera fiscal por la incompatibilidad con sus negocios, negó cualquier irregularidad. La Fiscalía reclama 37 años de cárcel y 9 millones de euros entre multa e indemnización.
Martínez de Muniáin fue fiscal durante 36 años hasta que fue expulsado en 2017. En su carrera llegó a ser fiscal de Medio Ambiente de la Fiscalía de Madrid y teniente fiscal de este estamento. Entre otros casos, llevó el accidente aéreo de Barajas de 2008. De forma paralela, acusa el fiscal, como socio y administrador de hasta 15 empresas “ideó una trama de facturas falsas” en las que aparecían entregas y servicios “inexistentes” a otras sociedades. A través de estas facturas, sus empresas lograron la devolución indebida del IVA por parte de la Hacienda Foral, hasta defraudar más de 4,5 millones de euros entre 2013 y 2015. Además, a los pocos meses de que el Gobierno le reclamara estas cantidades, “y con un proceso penal totalmente previsible”, el acusado y su esposa (piden 4 años para ella) constituyeron una sociedad a la que transfirieron 56 inmuebles de cuatro de estas empresas “con el propósito de eludir el pago de las previsibles responsabilidades”, concluye el fiscal.
En el juicio, en la Sección Segunda de la Audiencia, el acusado actuó primero como abogado de su mujer. Y reclamó la nulidad del expediente administrativo de Hacienda, por indefensión, y también que no se tenga en cuenta su declaración de más de 5 horas ante la Fiscalía General del Estado (FGE). El fiscal del caso se opuso y relató cómo se descubrió todo el supuesto entramado: un abogado (ejerce la acusación popular) averiguó que Martínez de Muniáin gestionaba 16 sociedades y lo denunció ante la FGE, que le abrió un expediente disciplinario. En el interrogatorio al que fue sometido durante este procedimiento, el exfiscal reconoció, según la acusación, que sus empresas no tenían actividad real, que solo estaban constituidas “para obtener ayudas públicas”. La FGE decidió expulsarlo de la carrera (lo avaló la Audiencia Nacional) y notificó los hechos a la Fiscalía en Navarra, que abrió una investigación. La Hacienda foral, para entonces, ya había abierto una inspección.
El acusado lo negó todo. Incluso mantuvo que su actividad empresarial no era incompatible con su puesto de fiscal. “Yo entendía que no, porque sí se permite dedicarse al patrimonio familiar”, insistió. También defendió que las facturas eran reales. “Por supuesto, en la realidad de las cosas, en el valor y en la ejecución. Eran absolutamente veraces en todo”. Y matizó que cuando en el interrogatorio disciplinario dijo que la actividad no era real, quería decir “que no había actividad fuera del grupo”. “En ese momento no tenía información precisa, pero ahí no se me preguntaba por la actividad real de mis empresas, me estaba jugando mi carrera”. También aseguró que sus empresas tenían trabajadores (46 en algún caso), cuando en instrucción declaró que no. “En ese momento no tendría suficientes datos para contestar. Ahora sí”. Acerca de la transmisión de 56 inmuebles a una sociedad tras la reclamación del Gobierno foral, aseguró que lo hizo para “renegociar todas las hipotecas en una sola”. El juicio seguirá hasta el viernes.
volver arriba

Activar Notificaciones