Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Violencia machista

Dos de cada tres víctimas de abusos y agresiones sexuales son menores

En 40 de los 59 casos denunciados en Navarra hasta septiembre las víctimas tenían menos de 18 años según Policía Foral

Cristina Antoñanzas, Marisol Vicente y Pablo Jiménez durante el café-coloquio celebrado en el hotel Tres Reyes
Cristina Antoñanzas, Marisol Vicente y Pablo Jiménez durante el café-coloquio celebrado en el hotel Tres ReyesJESUS CASO
  • C.L. Pamplona
Publicado el 18/11/2021 a las 06:00
La jornada sobre violencia machista que UGT celebró este miércoles en el hotel Tres Reyes dejó un dato sobrecogedor relacionado con el aumento de víctimas de delitos contra la libertad sexual entre menores de edad, que según la información que maneja la Policía Foral representan dos de cada tres casos denunciados en Navarra hasta el 30 de septiembre. La información la dio Pablo Jiménez, subinspector de la Brigada de Asistencia de Policía Judicial de Investigación Criminal y Violencia hacia la Mujer de Policía Foral, que acudió como ponente y explicó que en 40 de las 59 denuncias de abusos y agresiones las víctimas han sido mujeres con menos de 18 años.
Según detalló, las víctimas eran menores en 19 de los 32 casos de abusos sexuales, en 9 de los 10 casos de abusos con penetración y en 12 de los 17 casos de agresiones con penetración. “Por penetración se entiende la introducción de cualquier miembro u objeto en cualquier cavidad corporal. Las agresiones se distinguen de los abusos porque en las primeras hay intimidación o fuerza”, indicó Jiménez.
En cuanto a los motivos del auge de la violencia entre parejas jóvenes, en torno a los 16 años, el subinspector mencionó “el dichoso teléfono” como “el mayor culpable”. “Con dos clicks, tienen acceso a vídeos pornográficos de relaciones sexuales brutales. Luego quieren repetir esas imágenes con su pareja o con la chica que han conocido para tomar una cerveza”, explicó. También señaló al consumo de drogas como otro de los detonantes de unos comportamientos “cada vez más agresivos” de unos jóvenes que se caracterizan por despreciar cualquier autoridad. Jiménez señaló que entre quienes perpetran estos abusos y agresiones también hubo implicados trece menores.
El subinspector de Policía Foral reconoció que a los menores de 14 años implicados en casos de abusos y agresiones “no se les puede imputar y no les pasa nada”. En estos casos, se les obliga a “hacer unos cursos”, lo que se complementa con una formación específica a los padres “y poquito más”. En el caso de menores con más de 14 años, también tienen esos cursos y se les recluye en centros que no son cárceles, como Ilundain.
Marisol Vicente, secretaria de Política Sindical e Igualdad de UGT de Navarra, reconoció que estos datos resultaban “escalofriantes” a pesar de que las mujeres están cada vez “mejor formadas e informadas”, a lo que se unía una ciudadanía “más concienciada”. Es por ello que mostró su preocupación con el alza de la violencia sexual entre los jóvenes y planteó la necesidad de reflexionar en torno a “qué se está haciendo mal” para que esto esté sucediendo.

“Tan solo el 0,0076% de las denuncias resultan falsas”

Frente al discurso de quienes afirman que muchas mujeres denuncian gratuitamente casos de violencia machista, la vicesecretaria general confederal de UGT, Cristina Antoñanzas, destacó este miércoles que solo “el 0,0076%” de las denuncias interpuestas durante 2020 fueron falsas. “Según una encuesta de Delegación del Gobierno, una de cada dos mujeres ha sido víctima de violencia en algún momento de su vida y una de cada cinco lo ha padecido en los últimos doce meses”, destacó Antoñanzas para advertir que “la ultraderecha” pretendía “embarrar este discurso para minimizar” la violencia que sufren las mujeres.
Por el contrario, la vicesecretaria general confederal de UGT expresó su preocupación por la retirada de denuncias, inquietud que también trasladó a las mujeres que no llegan a tramitarlas “porque consideraban que los hechos no eran suficientemente graves, por miedo a las represalias, por vergüenza, por sentido de culpabilidad o por el temor a que no las creyeran”. Según informó, las víctimas tardan una media de “ocho años y ocho meses” en denunciar la violencia machista. Esta situación resulta especialmente grave entre las mujeres que son dependientes económicamente de sus parejas, ya que el 60% de las que sufrieron agresiones en 2020 estaba en paro.
Pablo Jiménez, subinspector de la Brigada de Asistencia de Policía Judicial de Investigación Criminal y Violencia hacia la Mujer de Policía Foral, explicó que en muchas ocasiones los casos que se archivan, el denunciado sale del juzgado insultando y amenazando a la denunciante.

La mayoría de los episodios de acoso sexual en el trabajo queda impune

Queda un largo camino que recorrer en el ámbito laboral para frenar la impunidad con la que acosadores y agresores sexuales actúan en el seno de empresas y resto de organizaciones. Esa fue la principal conclusión que salió de la jornada contra la violencia machista que UGT celebró este miércoles en el hotel Tres Reyes. Según expuso la vicesecretaria general confederal de UGT, Cristina Antoñanzas, en la actualidad hay una “infradeclaración” de lo que realmente sucede en el trabajo y recriminó el poco interés que existe para hacer estudios y conocer el alcance del problema.
“El último informe de Inspección de Trabajo correspondiente a 2019 recogía que hubo en toda España 451 actuaciones y eso solo puede ser la punta del iceberg”, criticó antes de señalar que un estudio de 2014 especificaba que el 90% de las agresiones sexuales denunciadas las sufrían mujeres y que, de estas, un tercio se dieron en el trabajo. Antoñanzas también mencionó una encuesta de ámbito europeo que destacaba que la mayor parte de los casos de acoso sexual en el ámbito laboral no se denuncia. Lo achacó a la “escasa sensibilidad” que existe “en las empresas”, así como “por miedo al despido, por la dificultad para conseguir pruebas, porque no existen canales suficientes de denuncia dentro de las propias compañías ni tampoco seguimiento o protección de la víctima”.
La vicesecretaria general confederal de UGT insistió en la necesidad de impulsar “protocolos de actuación por acoso sexual y por razón de sexo”, iniciativas que son “muy difíciles” de introducir en las empresas, en especial “en las de menor tamaño”. Marisol Vicente, secretaria de Política Sindical e Igualdad de UGT de Navarra, afirmó que en 2020 solo hubo una denuncia en la Comunidad foral por acoso en el ámbito laboral y que en 2021 todavía no se había producido ninguna. Unos datos que, según dijo, “no se corresponden con la realidad” del día a día que se encuentra el sindicato, donde se reciben testimonios de víctimas a las que les frenan las dificultades para sacar adelante sus denuncias.
Vicente reclamó que se recuperara en Navarra la mesa de empleo específica para las mujeres víctimas de violencia de género que ya existía y que un gobierno “no precisamente de centro derecha se la cargó”. Según explicaron durante la jornada, los actuales métodos para abordar los casos de acoso resultan ineficaces porque los agresores actúan en circunstancias en las que a la víctima le resulta luego muy difícil aportar pruebas como testigos, grabaciones o fotos. En el caso del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), recurren a psicólogos capaces de detectar la verosimilitud del relato de la víctima: “Nos hemos encontrado con un caso de una empresa que tiene muy buena imagen en Navarra y que cuenta con protocolos y mecanismos establecidos cuyo servicio de prevención decía que no había acoso y que era mentira. Lo intentaron tapar e incluso llegaron a hacer la vida imposible al único testigo con el que contaba la víctima. Solo gracias a la actuación del ISPLN se va a conseguir echar a los dos acosadores”.
volver arriba

Activar Notificaciones