Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Consumo

Los navarros tendrán que pagar más por la barra de pan y el café

Hay bares y panaderías que ya los han subido y otros, anuncian, lo harán

Una trabajadora de la tienda de Ogipan en la Plaza San Francisco de Pamplona selecciona con la pinza una barra de pan para servirla a un cliente.
Una trabajadora de la tienda de Ogipan en la Plaza San Francisco de Pamplona selecciona con la pinza una barra de pan para servirla a un cliente.GOÑI
Publicado el 17/10/2021 a las 06:00
Preparar un bocadillo o rebañar con pan la salsa de un guiso va a costar entre 5 y 10 céntimos más en los próximos días o semanas. Incluso, hay ya consumidores que llevan días afrontando un encarecimiento de la tradicional barra de pan, así como de los panes de elaboración más artesanal (integrales, avena, espelta, centeno, etc) y en productos de bollería. Lo mismo ocurre con el café, que registra subidas en origen del 40 y 50% y en algunos bares y cafeterías ya cobran entre 5 y 10 céntimos más por el café a los clientes. Otros establecimientos, en cambio, confiesan que se verán obligados a subir el precio en las próximas semanas si se mantiene el actual escenario alcista de un amplio abanico de costes.
HARINA, LUZ Y CARTÓN
Hay panaderías que acumulan varios años sin subir el precio del pan, aunque otras lo han ido haciendo de manera escalonada y progresiva en distintos panes para diluir el impacto del aumento. En Navarra todavía está caliente la sanción del Tribunal de la Competencia que en 2013 sancionó con 8 millones a ocho empresas por pactar una subida de precios. Desde entonces, cada una lleva su propia política de precios, según subrayan los panaderos.
No obstante, todas las panificadoras se encuentran en una coyuntura similar, con un alarmante y generalizado aumento de muchos costes, lo que se prevé desemboque en un repunte de las tarifas de aquí a Navidad.
El grupo Monbake -una de las mayores compañías de masas congeladas y que en Navarra gestionas los establecimientos de Taberna, Tahona, Horno Artesano y Molino- explica que “analiza” en este momento elevar el precio de sus productos de panadería y pastelería. “Estamos en proceso de análisis, pero la situación es muy compleja y no tendremos más remedio que repercutir parte de esta subida de costes”, afirman desde la empresa.
HARINAS, MÁS DE UN 20%
La explicación al aumento del pan hay que buscarla en varios factores. Por un lado, el importante aumento del precio de las harinas para hacer pan. Los cereales viven precios históricos. Hoy, el trigo panificable se paga desde 260 hasta 320 €/tm los de alta proteína, cuando en septiembre del año pasado cotizaba a 192-195 €/tm según calidades, lo que arroja aumentos de más del 35 y 40%. Y el pronóstico es que sigan aumentando hasta la próxima cosecha de agosto del 2022.
Fruto del alza del cereal, desde Monbake detallan que la harina ha alcanzado “máximos históricos sin precedentes” con una subida del 20% con respecto al año pasado. Señala que otra materia prima que se ha encarecido son las margarinas, “con picos de incremento del 73% sobre el 2020 durante los últimos meses”.
En este contexto, añade la panificadora, se ha producido una situación de “escasez de cartón en el mercado debido al gran aumento de la demanda”. Esta falta de suministro ha impactado en subidas que han llegado al 30% respecto al 2020. “A todas estas subidas, hay que sumar el aumento en los precios de la energía con cifras del 25% sobre el 2020 pero sobre todo con una gran incertidumbre sobre lo que va a ocurrir en el medio plazo por lo que pueda ocurrir con el reciente real decreto de la luz ”.
ALZA MANTENIDA EN EL TIEMPO
Sobre las perspectivas, Monbake indica que las noticias sobre las materias primas que más afectan a su negocio “no son muy tranquilizadoras”. “Hay poca visibilidad de lo que va a ocurrir en el medio plazo, pero de cara al 2022 nuestra previsión es que se mantenga la tendencia alcista. En la harina y la margarina prevemos subidas de más del 30% sobre este año y en el cartón subidas del 15%, pero con cierta incertidumbre en lo que va a pasar ”.
Desde Sangüesa, el responsable de Panadería Caballero, avanza que en noviembre prevé subir el precio de su panes y de otros productos. “El problema es que no sube una sola cosa, sino que es todos los costes. Hasta el papel fino de envolver el pan, que lo regalas, me han cobrado 350 euros más. Al final, hay que repercutir una parte. En mi caso llevo más de diez años con el pan al mismo precio”, dice Mikel Caballero.

Una subida caliente, caliente

El precio del café en origen está que quema desde hace semanas, pero como muchos bares y cafeterías negocian precios para varios meses es ahora, de cara a final de año, cuando deberán decidir si trasladan parte o todo el incremento al consumidor. Según algunos proveedores, ya hay bares que lo han subido, todavía una minoría, pero son muchos los que barajan ya subidas a nivel de sus establecimientos de entre 5 y 10 céntimos por taza.
“Nuestra política es absorber al máximo los aumentos. A principios de año lo subimos a 1,30 después de seis años sin tocar el precio. Ahora bien, si no cambia la tendencia alcista que llevan muchos costes, es cuestión de tiempo que el consumidor note algún ligero aumento”, cuenta Félix Cressatti, de Café Peregrino, en Pamplona. “Depende mucho de los acuerdos que cada establecimiento tenga con el proveedor pero que el precio a los hosteleros ha aumentado o va a aumentar en breve es evidente”, añade el restaurador.
Este pequeño empresario se lamenta de la sucesión de costes que aumentan e impactan en su cuenta de resultados, como la electricidad. “Ha subido como si pagas una nómina más y en estos negocios los márgenes ya son muy ajustados. Unos aumentos te cambian el rumbo de tu negocio de un día para otro”, añade.
DE 3,90 A 4,50 EUROS 
Roberto Montesino regenta la tienda Indiano Café, especializada en la venta al público de todo tipo de cafés y con sede en la calle Zapatería. Cuenta que el café de Colombia y el de Kenia ya ha subido más de un 40% y que el de Brasil va por el mismo camino. “¿Las razones? Malas cosechas, pero influyó mucho el bloqueo del Canal de Suez. Hay también problemas de logística. Al final, se han acumulado varios factores”, detalla.
En esta tienda un paquete de 250 gramos de café “para todos los días” ha pasado de costar 3,90 euros a 4,50. Y si se trata de un café más especial ha aumentado de 23 a 32 euros. “No había conocido una inflación así de grande aquí. Vengo de Venezuela. Siempre se puede estar peor”.
volver arriba

Activar Notificaciones