Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Turismo

Las casas rurales miran a largo plazo para pronosticar su éxito

El 88% de ocupación en las casas rurales de Navarra cumple la previsión que tenían los propietarios

Turistas disfrutan del buen tiempo en las terrazas de Ochagavia junto al río Anduña
Turistas disfrutan del buen tiempo en las terrazas de Ochagavia junto al río AnduñaEduardo Buxens
  • Natalia Siniawski
Publicado el 11/10/2021 a las 06:00
Las casas rurales han estado en auge este puente del Pilar. Pero los propietarios no consideran este dato como indicador del aumento de gente que alquila. Prefieren ver si la gente ha perdido el miedo a las restricciones perimetrales y vuelve a alquilar a largo plazo. Este puente el protagonista no ha sido el fin de las restricciones, sino el buen tiempo y las ofertas culturales y deportivas que han hecho que los turitas escojan alquilar casas rurales en Navarra.
Mariano Conesa ha venido desde Murcia con su club de taekwondo para la competición que se ha celebrado en el Navarra Arena. “Nos hemos quedado un día más para poder conocer la ciudad”, comentaba el murciano, que ha alquilado la casa rural Palacio de Lérruz, ubicada en el valle de Lizoáin, durante el fin de semana del puente.
El propietario de la vivienda turística, Francisco Egüés, mencionaba: “No solo ha ido bien este puente; en junio ya estábamos a tope”. El Palacio de Lérruz lleva desde el verano con una ocupación total todos los fines de semana, y no es el único. El propietario de la casa rural Hogar del Sol ubicada en Ardanaz (Valle de Egüés). Carlos Adrián coincide que en general este último trimestre del año está siendo muy productivo: “Hemos recuperado la ocupación normal que teníamos antes de la covid-19”.
RESERVAS A LARGO PLAZO 
Las cifras en cuanto a cancelaciones también han mejorado. Por temor a la pandemia la gente no alquilaba a largo plazo y ahora se tiene más confianza para hacer planes. “El aumento de reservas a largo plazo demuestra que la gente ya no tiene miedo a futuras restricciones de movilidad”, opinaba Isabel Navarlaz dueña de la casa rural Mendiburu de Osinaga (Juslapeña). Que ahora cuenta con la ocupación al completo en ambas de sus casas rurales y además con reservas para el siguiente puente del primero de noviembre. Patxiku Irisarri, presidente de la Asociación Turística de Baztan también nota mayor relajación: “La gente que va a venir viene. Antes la gente reservaba, pero tenía dudas de si podría venir por si cerraban la comunidad”. Además, “se nota que la gente quiere salir, quiere desfogarse. Si ya puedes mover el esqueleto en las discotecas también puedes ir de casa rural”.
Como el caso de la casa rural Mendiburu está la casa rural Aizkolarienea, que se encuentra a las puertas de la selva de Irati, en Ochagavía. Maribi Saralegi, trabajadora de Aizkolarienea, explicaba: “Ya tenemos todos los fines de semana de noviembre completos gracias a los paisajes que nos deja la caída de la hoja en Navarra”. Se suele alquilar a inquilinos de la mediana edad y familias, y suelen acoger a gente de Valencia, Zaragoza o Andalucía en verano.
Maribi Saralegi, trabajadora de Aizkolarienea
Maribi Saralegi, trabajadora de AizkolarieneaEduardo Buxens
Solo llevan un año y comentan que los puentes suelen estar llenos, pero que está vez hasta los pueblos de los alrededores están al 100% de ocupación. Este puente del Pilar tienen la casa alquilada a tres parejas de Madrid que han venido para aprovechar los paisajes coloridos que ofrece Navarra en otoño.
“Los puentes no son un reflejo de cómo ha mejorado la situación en cuanto al año pasado” comenta Isbael Navarlaz. Como ella opina Patxiku Irisarri, que ha notado la ocupación que se predijo. Además añade que aunque es evidente el incremento de ocupación desde el año pasado “el año pasado todavía la gente podía salir”. Porque no fue hasta finales de octubre que se volvió al cierre perimetral que había tenido lugar a principios del año. Algunos propietarios como Irisarri tuvieron el tiempo justo para abrir para el puente del Pilar antes de que cerraran las fronteras otra vez. Muchos propietarios prefieren medir el aumento del alquiler de las casas rurales contando la cantidad de reservas que tienen para los meses siguientes. O incluso en el número de ocupación que tienen los meses más bajos. Isabel Navarlaz: “Me ha sorprendido tener todos los fines de semana de septiembre completos”. Un medidor más exacto de como está la situación turística en Navarra.
Con menos restricciones y buen tiempo han afrontado este puente los propietarios de las casas rurales de Navarra. La mayoría miran con entusiasmo el final del año pero no se atreven a afirmar su mejoría viendo los números de este puente.

CLAVES

​797
casas rurales había en Navarra en agosto, por encima de las 786 que había en 2015, la cifra más alta hasta entonces de la serie, según los datos del Instituto de Estadística de Navarra. A finales de 2020, en plena pandemia, el IEN señalaba que había 708 casas rurales.

6.223
es el número de plazas que ofrecían las casas rurales en agosto. Eran un 11,7 % más que un año antes.

1.034
trabajadores atendían en agosto los establecimientos rurales.

volver arriba

Activar Notificaciones