Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Realidad social

Navarra, calificada como "contexto no racista" en el diagnóstico del Plan de Lucha contra el Racismo y la Xenofobia

Casi 100 personas han participado en la elaboración del diagnóstico, en el que se destaca la "tendencia creciente" de los delitos de odio en Navarra 

Patricia Ruiz de Irizar, Eduardo Santos y Obdulia Taboadela
Patricia Ruiz de Irizar, Eduardo Santos y Obdulia TaboadelaCEDIDA
  • Europa Press
Publicado el 28/09/2021 a las 11:39
Casi un centenar de personas, representantes de agentes públicos, privados y del tercer sector, han colaborado en el diagnóstico participativo que constituye la primera fase del Plan de Lucha contra el Racismo y la Xenofobia en Navarra 2021-2026. Un diagnóstico que califica a Navarra como un "contexto no racista", aunque destaca la "tendencia creciente de los delitos de odio".
Así se ha puesto de manifiesto en la rueda de prensa de presentación de este diagnóstico, en la que han participado el consejero de Políticas Migratorias y Justicia, Eduardo Santos; la directora general de Políticas Migratorias, Patricia Ruiz de Irízar; y una de las responsables de la elaboración de este Plan de Lucha contra el Racismo, Obdulia Taboadela, de la Universidad de A Coruña.
Las principales conclusiones del diagnóstico participativo para el Plan de Lucha contra el Racismo y la Xenofobia señalan que las mayores situaciones de discriminación por el origen se producen, sobre todo, en lo relativo al acceso a la vivienda y al trabajo. "En procesos de selección o en el alquiler de una casa, dar un apellido o un nombre concretos puede llevar a que esa persona sea directamente descartada", ha explicado Obdulia Taboadela.
  Respecto a los delitos de odio, el diagnóstico destaca la "tendencia creciente" en la Comunidad Foral. Aunque esos delitos aún son "muy pocos", preocupa ese aumento que, además, incluye una "cifra oculta". Y es que, como la propia Comisión Europea calcula, más de un 80% de los delitos de odio quedan sin denunciar. Por su "escaso" número, no pueden hacerse "aglomerados sociodemográficos fiables" que permitan trazar un perfil concreto de víctimas o victimarios, ha subrayado Taboadela.
En el diagnóstico presentado, se destacan necesidades de mejora de atención a las víctimas; de formación y de coordinación, como claves para mejorar la intervención; y de mayor sensibilización en delitos de odio. También se hace hincapié en la "necesidad de construir imaginarios positivos en torno a la inmigración, que tengan un calado de fondo, menos utilitaristas y que estén fundamentados en el universalismo de los Derechos Humanos, así como en la riqueza de una sociedad con una fuerte identidad intercultural".
En ese sentido, se apuesta por "visibilizar más el argumento de la riqueza de la diversidad cultural, concediéndole un menor protagonismo a la narrativa instrumental", ya que "un discurso utilitarista no garantiza el respeto y la convivencia a largo plazo".
Este diagnóstico participativo es la primera fase del Plan de Lucha contra el Racismo y la Xenofobia en Navarra 2021-2026, que está siendo elaborado por el equipo ESOMI, de la Universidad de A Coruña. La segunda fase consistirá en la elaboración, propiamente dicha, de este plan, y en la que se activarán una plataforma y una mesa de trabajo permanente con los agentes implicados; y una tercera fase de exposición pública y redacción final, que concluye con la aprobación del documento. A partir del mes de diciembre, el plan será expuesto en el portal de Gobierno Abierto para aportaciones de la ciudadanía. 
UN PLAN "PROGRESISTA Y FEMINISTA"
El plan, según ha destacado Patricia Ruiz de Irízar, será "progresista, feminista, sostenible y participativo", dentro de "una sociedad diversa y heterogénea a la que las responsables de su redacción reconocen y realzan por haber llevado, hasta el momento, un tránsito exitoso hacia una sociedad de acogida".
En la fase de diagnóstico han participado 96 personas representantes de diversos ámbitos y agentes -públicos, privados y del tercer sector-, que han podido realizar sus aportaciones a través de diferentes entrevistas y grupos de discusión. Los encuentros celebrados incluyeron tanto a colectivos que pueden ser víctimas de cualquier manifestación de racismo y xenofobia como otros que pudieran dar cuenta de otras perspectivas, igualmente enriquecedoras, sobre la materia.
Así, el equipo de ESOMI organizó grupos de discusión, entre otros, con mujeres de origen migrante o de etnia gitana, y jóvenes de la denominada "generación 1.5", es decir, nacidas y nacidos en el extranjero pero que han recibido educación y se han socializado en Navarra.
También se hicieron entrevistas con agentes judiciales, cuerpos y fuerzas de Seguridad presentes en la Comunidad foral, o agentes clave del tercer sector y de la administración. Además, el equipo invitó a entidades sociales y personal de administración a responder diferentes cuestionarios online, siguiendo la metodología DELPHI.
El plan será ahora redactado "desde una mirada holística e interseccional", buscando convertirlo en una herramienta "innovadora y flexible, con capacidad de adaptación a un entorno cambiante", y "diseñada teniendo en mente el equilibrio territorial". Con esa "propuesta innovadora y ambiciosa", se espera que este plan ponga las bases para "una estrategia convivencial de éxito para la sociedad navarra, que sea sostenible en el tiempo".
volver arriba

Activar Notificaciones