Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pandemia de la covid-19

Navarra estudia permitir que se consuma en barra desde el viernes

El Gobierno foral ultima una flexibilización de medidas para que entre en vigor este viernes

Mesas y sillas altas en el bar Río de Pamplona, como alternativa a la imposibilidad de consumir de pie en la barra
Mesas y sillas altas en el bar Río de Pamplona, como alternativa a la imposibilidad de consumir de pie en la barraj.a.goñi (archivo)
Actualizado el 28/09/2021 a las 16:08
Todo hace indicar que el consumo estará permitido de nuevo en la barra de los establecimientos hosteleros de Navarra desde este próximo viernes 1 de octubre. Así lo está planeando el Gobierno foral dentro de una flexibilización de las medidas frente a la covid que el Ejecutivo ultima, debatiendo los pasos a dar entre distintos departamentos, con el objetivo de remitir el miércoles una nueva orden foral a la Justicia para que, previa autorización, el nuevo escenario entre en vigor ya para este fin de semana.
La evolución epidemiológica, con una clara disminución de los contagios durante las últimas semanas, va a llevar al Gobierno foral a un nuevo avance en la relajación o eliminación de restricciones. En esta línea se sitúa que se pueda consumir en barra de nuevo, tal y como explican fuentes del Ejecutivo. Algo que es demandado por el sector de la hostelería como clave para la recuperación de sus negocios.
“Es algo prioritario”, señala Carlos Albillo, gerente de la asociación de hosteleros del Casco Antiguo de Pamplona. “Nos dará mucho aire al sector. Para los establecimientos pequeños que no tienen terraza, la barra es fundamental”. “No tiene sentido que se pueda consumir en barra en La Rioja, donde acuden vecinos de localidades navarra próximas, y no se pueda en Navarra”, apunta por su parte Nacho Calvo, secretario general de la Asociación Navarra de Hostelería y Turismo.
BAILE Y HORARIOS ANTES DE LA PANDEMIA
La hostelería tiene más demandas de cara a la flexibilización de medidas que se aproxima. Reclaman que se pueda bailar en los locales de ocio nocturno y en celebraciones como bodas, y retornar al horario de antes de la pandemia: bares y cafeterías hasta las 2.00 horas, 2.30 en sábados y festivos; bares especiales (o de copas) hasta las 3.30, las 4.00 en sábados y festivos; y hasta las 6.00 de la madrugada salas de fiesta y discotecas, las 6.30 en sábados y festivos. Actualmente, después del último margen permitido por el Gobierno, las discotecas pueden abrir hasta las 4.30 de la madrugada; los bares de copas, hasta las 3.00; y el resto de la hostelería, hasta las 2.00.

Sobre la mesa dejar de confinar aulas escolares

La relajación de restricciones que prevé el Gobierno foral para que entren en vigor este viernes también pueden darse en sectores como el educativo, tal y como exponen fuentes del Ejecutivo. Ya el pasado jueves, el consejero Carlos Gimeno avanzó que esperaba anunciar “flexibilizaciones” en el protocolo de los colegios ante la mejora de la situación.
En este sentido, sobre la mesa del Gobierno está que se deje de confinar en sus domicilios aulas enteras en Infantil y Primaria cuando surja un caso positivo en ellas. Actualmente hay 337 alumnos aislados, pertenecientes a 22 aulas de 15 centros educativos. Los últimos es sumarse al confinamiento han sido 47 niños de tres aulas de la Ikastola Arangoiti de Lumbier, el Ricardo Baroja de Bera y el Santo Tomás de Pamplona.

NA+ y PSN: “Normalizar la vida” y “suprimir medidas”

El principal partido del Gobierno, el PSN, y la principal formación de la oposición, Navarra Suma, coincidieron ayer a la hora de abogar por que Navarra avance hacia una normalización del día a día, a la vista de la drástica rebaja de contagios que se están registrando en las últimas semanas.
El portavoz de Navarra Suma y presidente de UPN, Javier Esparza, manifestó que “si el Gobierno da por concluida la pandemia, tendrá que reducir las medidas”. “Habrá que seguir con la estrategia de rastreo, de test eficaces y ágiles, habrá que seguir la vacunación en las personas que no están vacunadas y tener una vigilancia activa”, expuso el regionalista, para a continuación subrayar que “habrá que normalizar la vida”. “Habrá que analizar los protocolos, eliminar las restricciones y estar preparados por si surge algún brote pequeño”.
Esparza instó también a revisar los aforos en eventos y los protocolos en los colegios. “No sé si habrá que confinar a toda la clase, a los contactos estrechos”, declaró.
Por parte del PSN, Ramón Alzórriz argumentó que “hay un nuevo escenario y la flexibilización de las medidas debe ser una realidad”. “Hay que respetar las medidas que haya y mantener la prudencia, pero la convivencia con la covid será una tónica en nuestras vidas como con otras enfermedades, hay que dar un paso hacia adelante”, afirmó el portavoz parlamentario socialista, para sentenciar que “las medidas que hay tendrán que ser relajadas o suprimidas”.
Alzórriz destacó que la estrategia de vacunación “ha sido un éxito” y que “la semana pasada nuevamente bajaban un 30% los contagios”. “Ha habido un cambio en el momento”, insistió, por lo que sostuvo que “se deben flexibilizar de manera contundente las normas que hasta ahora regían”. Si bien, apuntó que “eso no quiere decir que la pandemia haya terminado, pero sí que está controlada”.
El resto de siglas políticas, entre ellas los socios del PSN en el Gobierno, Geroa Bai y Podemos, exhibieron posturas mucho más prudentes. “Corresponde al ámbito sanitario señalar cuándo se deben producir los casos de apertura, no nos debemos adelantar”, valoró la portavoz de Geroa Bai, Uxue Barkos, quien apuntó a “la capacidad de vacunar a un porcentaje amplio de la población” como la clave para que se haya podido hacer frente a la pensamia de la covid-19.
Desde Podemos, Mikel Buil, dijo querer guiarse por el “ámbito sanitario”, que indica, según agregó, una “apertura”. “Las consecuencias de la pandemia aún están sobre la mesa”, señaló el portavoz morado en alusión a efectos en la salud mental, “y decir que se ha acabado la pandemia en Navarra nos parece demasiado valiente”.
Adolfo Araiz, de EH Bildu, concedió que “si Salud Pública considera que la situación es casi de normalidad, las limitaciones en todos los ámbitos tienen que ser parejas”. No obstante, apostó por “acompasar las medidas limitadoras de derechos o de aforos con la situación epidemiológica”.
Por su parte, la parlamentaria de Izquierda-Ezkerra Marisa de Simón anunció su apoyo a cualquier medida “que se sustente en criterios epidemiológicos”. “No se puede bajar la guardia”, acentuó. “La responsabilidad individual sigue siendo fundamental. Hay que evitar determinadas aglomeraciones. Y hay que vacunarse, las personas que se contagian gravemente son mayoritariamente personas que deciden no vacunarse, lo que es un problema”.  
volver arriba

Activar Notificaciones