Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Administración foral

Cientos de interinos navarros, expectantes por saber si su plaza va a salir a concurso

El Gobierno foral pactará con los sindicatos cómo traslada el ‘Plan Iceta’

Ampliar Un hombre trabajando en una oficina
Un hombre trabajando en una oficina Pixabay
Actualizado el 06/09/2021 a las 13:17
Los trabajadores interinos de la Administración foral esperan con expectación noticias sobre cómo se va a trasladar a Navarra el llamado ‘Plan Iceta’, cuyo objetivo es estabilizar las plazas que lleven ocupadas tres o más años de modo ininterrumpido por un eventual. No obstante, la noticia puede convertirse en un arma de doble filo ya que se tendrán que convocar los oportunos concursos-oposición y, aunque la experiencia será contemplada, muchos de los eventuales podrían acabar perdiendo las plazas.
Lo único que ha desvelado hasta la fecha el Gobierno foral a través de su vicepresidente Javier Remírez es que Navarra va a trasladar a su realidad el pacto de los interinos alcanzado en Madrid y posteriormente refrendado en el Congreso. Remírez adelantó el pasado mes de junio que dicho pacto iba a ser estudiado con detalle por la dirección de Función Pública y previó que pudiera aplicarse en su mayor parte “siempre que respete el autogobierno y el ámbito competencial”. A día de hoy, los sindicatos que forman parte de la mesa general de negociación del Gobierno de Navarra (LAB, CC OO, ELA, UGT y Afapna) siguen a la espera de ser convocados, posiblemente a lo largo del mes de septiembre, para conocer la postura ante este tema.
Entre todos deberán definir cuáles son los puestos afectados cómo se aborda el proceso de estabilización de los mismos, así como el cronograma de los futuros concursos-oposición, ya que los procesos de selección deberán estar finalizados antes de 2025.
SIN DATOS DE CIFRAS Y PLAZAS
La cifra de trabajadores temporales en la Administración foral ronda casi el 50%, lo que equivale a unos 14.000 de los 28.000 que hay en total. Sin embargo, se desconoce cuantos son los que llevan tres o más años ocupando la misma plaza, es decir los que ya no atienden una necesidad eventual de la Administración, sino estructural. Fuentes sindicales reconocen que este es un dato que el Gobierno de Navarra nunca suelta cuando se lo preguntan. En realidad sería como reconocer a cuantos trabajadores de su plantilla se encuentran en una situación de ‘fraude de ley’. No obstante se calcula que pueden ser cientos.
La justicia va un paso por delante en este tema. Semanas atrás, el juzgado de lo Social Nº4 de Pamplona determinó que con tres años de permanencia en el mismo puesto un trabajador del departamento de Economía Y Hacienda debía tener la condición de indefinido no fijo. La sentencia no hizo sino recoger la doctrina establecida por el Supremo el pasado mes de junio.
El cerco judicial y la presión de Bruselas, que ha advertido reiteradamente a España sobre el abuso de la contratación temporal en el sector público, han motivado que el Gobierno de Sánchez haya decidido poner el cascabel al gato. Por ello, ha pactado con la Comisión Europea estabilizar unas 300.000 plazas con trabajadores fijos en los próximos tres años como parte de los compromisos para recibir los fondos Next Generation.
SALUD Y EDUCACIÓN, MÁS CASOS
En Navarra, al igual que ocurre en el resto del país, los ámbitos de la Administración más castigados por la precariedad laboral son los de Salud y Educación, por lo que los futuros procesos de estabilización de plazas se centrarán en ellos.
Los procesos también afectarán a interinos de la administración estatal y municipal. El fraude de la interinidad es desigual. La tasa de interinidad más alta se encuentra entre los trabajadores de las administraciones autonómicas, por encima de ayuntamientos y organismos estatales. El objetivo es que el tope máximo en todos los ámbitos sea del 8%. Para combatir esa temporalidad, según anunció el ministro Iceta, se destinarán 1.000 millones de euros del fondo de recuperación, unos 970 millones serán gestionados por las comunidades y los ayuntamientos y los 30 restantes desde el Ministerio.
Además de estabilizar las plazas que actualmente se encuentran ‘ en fraude’ se pretende también incluir medidas correctoras a futuro, como la que recoge que si una administración cubre una plaza estructural con un trabajador interino durante más de tres años podría perder esa plaza.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones