Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ENTREVISTA
Virólogo de Navarrabiomed

David Escors Murugarren: “La preocupación de los padres por la vacuna es irracional”

El virólogo explica que el sistema inmunológico de un niño de 12 años es igual “o incluso mejor” que el de un adulto y defiende la vacunación en este grupo de adolescentes.

David Escors Murugarren, virólogo del centro de investigación Navarrabiomed
David Escors Murugarren, virólogo del centro de investigación NavarrabiomedDN
Publicado el 06/08/2021 a las 06:00
David Escors Murugarren (Pamplona, 1974) es virólogo y responsable de la Unidad de OncoInmunología de Navarrabiomed, centro de investigación biomédica.
Navarra acaba de abrir la vacunación a niños de 12 a 15 años. Puede haber padres preocupados, que se pregunten si es necesario.
Por supuesto. La preocupación de los padres es irracional. A los niños se les vacuna a los pocos meses de nacer. Un niño de 12 años tiene un sistema inmunitario totalmente competente. Lo único que se ha hablado en los medios, y quizá por desconocimiento, es que los ensayos clínicos de eficacia se han probado en personas adultas y no en niños, pero eso no implica que sea una vacuna normal y corriente como cualquier otra. La única manera de controlar la epidemia es que toda la población tenga inmunidad y eso se adquiere contagiándose o vacunándote.
Hay quien piense que quizá es mejor inmunizarse de manera natural, por contagio, que con una vacuna nueva.
Ese planteamiento es por desconocimiento de cómo funciona una vacuna. A ver, una vacuna no es un medicamento que te puede generar deformaciones en el futuro. Estas vacunas pueden darte complicaciones al ponerla si generan una respuesta inmunitaria muy potente, como cualquier otra, pero una vacuna que te pongas de este tipo ahora no te va a generar efectos secundarios a los diez años. La vacuna desaparece del cuerpo a los pocos días y deja grabada una respuesta inmunitaria que, en algunos casos, dura toda la vida. No es un medicamento que actúa en el cuerpo. La vacuna está en el cuerpo de manera transitoria, un cierto tiempo, dos o tres días, para que el sistema inmunitario se arme contra el virus.
¿En qué casos usted diría que no hay que vacunar a un adolescente de esta franjas de edad?
En principio, las mismas contraindicaciones de la vacuna para cualquier adulto. Un niño de 12 a 15 años no se diferencia a un adulto porque sus sistemas inmunitarios son prácticamente idénticos, o incluso mejor. Son las mismas: gente con hipersensibilidad a alguno de los componentes de la vacuna, con alergias, con problemas de autoinmunidad, alérgicos, con enfermedades autoinmunitarios, diabetes... Cualquier tipo de problema de base inflamatoria. Nada especial. En esos casos, siempre mejor consultar al médico, pero como con cualquier otra vacuna. No es diferente.
¿La inmunización que se adquiere de forma natural en un contagio es diferente de la que se consigue con la vacuna?
Le das la oportunidad al virus de que se propague. Si no se controla mediante vacunación se va a seguir propagando. Esa persona que se está inmunizando naturalmente va a contagiar a otras personas que pueden acabar ingresados.
Los vacunados, aunque menos, puede contagiarse y contagiar.
Cuando una persona se vacuna frente a una enfermedad como esta te puedes contagiar de nuevo con el virus, sí, pero mientras una persona que no se ha vacunado está enferma dos o tres semanas, la persona con inmunidad previa lo elimina en tres días. Por lo tanto, es obvio. Y las cifras de ingresados en los hospitales: la mayor parte que está ingresada es gente de edades menores de 40 años y sin vacunar porque el virus ya no se está propagando entre la gente que está vacunada o, cuando se infectan, se elimina de manera rápida y prácticamente sin ningún síntoma. No hay que olvidar que los niños, en general pasan la covid suave, pero también pueden acabar ingresados y con complicaciones severas. Yo si fuera un padre, no me la jugaría.
volver arriba

Activar Notificaciones