Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ocio

Mil personas han pasado por las 22 acampadas juveniles del Instituto Navarro de la Juventud

El Instituto Navarro de la Juventud ha registrado 22 acampadas para el mes de julio, la mayoría en el valle de Roncal y la merindad de Estella

Imagen de una de las acampadas realizadas en julio
Imagen de una de las acampadas realizadas en julioCedida
  • Diario de Navarra
Publicado el 02/08/2021 a las 10:09
1.000 personas, entre monitorado de los campamentos y sus participantes, han formado parte de las 22 acampadas juveniles que se han autorizado desde el Instituto Navarro de la Juventud (INJ) este verano, siguiendo lo establecido en el Decreto Foral 107/2005, de 22 de agosto, por el que se regulan las actividades de jóvenes al aire libre en la Comunidad Foral de Navarra. Las acampadas se han celebrado entre el 27 de junio y el 7 de agosto, en el valle de Roncal y el de Baztán, en la Merindad de Sangüesa y en la de Estella.
Tras un 2020 en el que la dificultad para cumplir con las medidas contra el COVID-19 hizo que las acampadas de verano se suspendieran, este 2021 se han reanudado con una serie de estipulaciones sanitarias que han hecho que no existiera ningún caso de contagio, ni ningún otro incidente reseñable.
Entre otras medidas, el Departamento de Salud estableció, mediante la Orden Foral 19/21 de la consejera de Salud, que el número de jóvenes participantes no excediera de 60 y que la ratio monitores/participantes fuera de 1 a 8 o inferior. Asimismo, este verano se ha mantenido la suspensión de las autorizaciones administrativas para realizar travesías.
El director gerente del INJ, Carlos Amatriain, ha visitado varias de las acampadas acompañado por técnicos de juventud, con el fin de comprobar el correcto funcionamiento de las actividades y para conocer las impresiones de los y las participantes al recuperar estos espacios de tiempo libre en la naturaleza. Con edades comprendidas entre los 12 y los 17 años, estos proceden de Navarra, País Vasco y la Comunidad de Madrid.
En 2019, último año en el que se autorizaron acampadas antes de la pandemia, en torno a 4.000 personas participaron en estas actividades promovidas por el Instituto Navarro de Juventud.
AGRADECIMIENTO
Iván Asenjo es uno de los y las directores que han participado en una de las acampadas en el Valle de Belagua. El joven, de 31 años y procedente de Tolosa, señala que ha transcurrido con normalidad, a pesar del aforo reducido y el uso continuo de la mascarilla. La asociación con la que trabaja, Itaka-Escolapios, ha realizado cinco tandas, de cinco días de duración y con una participación de 30 jóvenes en cada una de ellas. Él destaca que han recibido un inmenso agradecimiento por parte de los y las jóvenes: “La cantidad de veces que nos han dicho ‘gracias’ ha sido increíble, hemos visto que necesitaban este tipo de actividades y han disfrutado mucho de la acampada”.
Asenjo ejerce como director desde hace 10 años y antes participaba como monitor de tiempo libre. El joven cuenta que las actividades desarrolladas con los y las participantes han sido las habituales en este tipo de acampadas, de senderismo por la montaña, lúdicas y juegos más reflexivos, evitando, eso sí, aquellas que exigen un mayor contacto físico. También se ha hecho especial hincapié en la higiene, con el lavado de manos, un sistema de limpieza reforzado y evitando los espacios no ventilados.
Además, se han implementado grupos burbuja, tanto para la convivencia de los y las jóvenes como para las actividades desarrolladas, y se ha reducido el aforo de las tiendas de campaña, antes destinadas a ocho personas y que este verano han ocupado solo dos.
El joven monitor cuenta que este esfuerzo se ha traducido en el agradecimiento de las familias, que han quedado muy contentas con que sus hijos hayan podido participar, “los y las jóvenes han sufrido mucho y necesitaban recuperar este tipo de eventos”, termina.
GARANTIZAR LA SEGURIDAD
Además de los representantes del INJ, agentes de la Policía Foral y del Seprona han visitado las acampadas durante su desarrollo para comprobar el funcionamiento correcto de estas actividades y el cumplimento de la normativa correspondiente, especialmente sobre las cuestiones relativas a la sanidad y la seguridad, como las medidas contra el COVID-19, sobre el correcto tratamiento del agua, el almacenamiento de alimentos, letrinas, uso de fuego, plan de evacuación, cuidado del medio ambiente, etc.
El INJ ha contado con personal de guardia las 24 horas del día, en contacto con SOS Navarra, con el fin de informar de las posibles alertas meteorológicas que se declararan ante vientos, tormentas o altas temperaturas. Las asociaciones juveniles también las han tenido en cuenta a la hora de realizar las excursiones de día.
Del mismo modo, se ha prestado especial atención a las alertas relacionadas con incendios forestales. La seguridad de las acampadas, muy orientada a evitarlos, se coordina con la campaña forestal de verano.
volver arriba

Activar Notificaciones