Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sucesos

Detenido en San Sebastián el presunto asesino de Murchante

Llevaba 33 horas fugado tras apuñalar supuestamente a Pilar Berrio Jimenez en presencia de sus 2 hijos

La Ertzaintza ha detenido este jueves en San Sebastián al presunto autor del asesinato de una mujer de 43 años en la localidad navarra de Murchante
La Ertzaintza ha detenido este jueves en San Sebastián al presunto autor del asesinato de una mujer de 43 años en la localidad navarra de MurchanteEFE
  • Aiende S. Jiménez/ San Sebastián. Carmen Remírez
Actualizado el 09/07/2021 a las 08:06
Una peluquería del barrio donostiarra de Gros fue el último lugar al que llegó en su huida Pedro María Ruiz Jiménez, el presunto asesino de Pilar Berrio, vecina de Murchante de 43 años. Cuando abandonaba este establecimiento, donde había acudido con intención de modificar su apariencia y pasar desapercibido ante el despliegue policial, agentes de la unidad móvil de la Ertzaintza procedieron a su detención. La peluquería hace esquina en la calle Pasaia de San Sebastián, eran las 19.30 horas de la tarde y hasta ese momento llevaba cerca de 33 horas desaparecido, intentando escapar del cerco policial desplegado por Policía Foral y Ertzaintza, que se fue estrechando cada vez más hasta culminar en su detención.
La investigación que lleva a cabo la Policía Foral se inició a media mañana del miércoles, con el hallazgo del cuerpo de la víctima, apuñalado mortalmente en presencia de sus dos hijos menores. El suceso tuvo lugar a las 10.30 horas a la altura del kilómetro 4,6 de la NA-6840, en el término municipal de Murchante. Desde ese lugar, junto al estadio de fútbol, el detenido se dio a la fuga en su vehículo, un Peugeot 206 gris que posteriormente dejó abandonado en Legazpi. Tanto en este localidad guipuzcoana como en Zumárraga residen algunos familiares del arrestado, que actualmente residía en Murchante junto a la víctima. Previamente había pasado un tiempo preso en la cárcel de Logroño.
Tras abandonar el vehículo en Legazpi, el fugitivo pasó la noche en un establecimiento del barrio de Amara, en San Sebastián, donde pasó desapercibido.
Por la mañana, sustrajo un Seat León azul, propiedad de la Ertzaintza, que no estaba rotulado, y que se encontraba en un taller de reparación del área de Lugaritz, con el propósito de continuar su huida.
Durante toda la jornada se intensificaron los controles de los principales puntos de salida de la capital donostiarra, con lugares en los que se llegó a inspeccionar uno a uno todos los vehículosa su paso, especialmente en dirección a Francia.
Finalmente, el despliegue dio sus frutos a última hora de la tarde, con la detención practicada en Gros. Tras su arresto, fue conducido a dependencias policiales, donde también han sido llevados los coches implicados en el crimen, tanto el que conducía la víctima como el del presunto asesino.
volver arriba

Activar Notificaciones