Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Prematriculación escolar

Las cinco opciones lingüísticas para estudiar en Navarra, al detalle

La distribución del alumnado por modelos se mantiene estable con los años: un 61% estudia en castellano (G) y un 24,7% en euskera (D)

Primera evaluación superada en Navarra
Primera evaluación superada en Navarra
Publicado el 10/05/2021 a las 10:24
Modelo lingüístico. Apunten estas palabras. Sobre todo si son padres de una persona nacida en 2018 que vaya a comenzar en septiembre su etapa escolar. Son muchas las variantes, características y circunstancias a la hora de elegir colegio. Público o concertado. Laico o religioso. Cercanía o autobús. Con comedor. Sin él. Extraescolares. Rankings académicos, compromisos sociales. Implantación en el entorno... y el catálogo que oferta. Pero en Navarra, si algo condiciona esta etapa vital, es la selección del modelo lingüístico en el que se escolarizará al estudiante. El idioma en el que se impartirán las asignaturas y contenidos.
No en vano, la Comunidad foral oferta un amplio abanico de opciones para iniciar la vida académica. A, B, D, G, PAI o British, más que media docena de letras y siglas, son diferentes filosofías para transmitir los conocimientos. Un abecedario docente que sustenta buena parte del sistema educativo navarro en sus niveles no universitarios.
Desde el modelo G, el de castellano, base de la pirámide del sistema escolar navarro, hasta el D, enseñanza de inmersión en euskera, pasando por el B y el A, que aportan contacto con la lengua vasca. Y de fondo, los programas PAI y British, que han llevado el uso vehicular del inglés a la cima de las demandas de las familias. Más de 2/3 los solicitan en la prematrícula y 34.000 estudiantes los cursan.
Según los datos del último informe del sistema educativo de Navarra (ISEN), que cada año elabora el Consejo Escolar de Navarra, la proporción de estudiantes que cursan estudios en los diferentes modelos lingüísticos es estable en los últimos cursos. Así, el modelo G (enseñanza en castellano) agrupa, el 61,3%; el modelo D (enseñanza en euskera) el 24,7%; el modelo A (enseñanza en castellano con euskera como asignatura) el 13,8% y el modelo B (enseñanza en similar proporción en euskera y castellano), el 0,2%.
LA OPCIÓN DE CAMBIAR DE MODELO
¿Esto significa que la elección de modelo lingüístico es inamovible durante toda la etapa escolar? No necesariamente. La normativa que regula la incorporación y uso del euskera en la enseñanza no universitaria de Navarra establece que el alumnado que inicie la enseñanza en euskera, o del euskera como asignatura, deberá continuarla a través de toda su escolaridad y que los posibles cambios posteriores serán solicitados y, en su caso, concedidos o denegados, de conformidad con lo que reglamentariamente se disponga. De esta forma, cada año unos 1.700 estudiantes cambian de modelo. En 2020, por ejemplo, los cambios autorizados ascendieron a 1.658. Las razones que subyacen a los cambios son muy variadas y se relacionan con la incorporación de programas plurilingües al sistema educativo, cambios de etapa, de domicilio y de centro, dificultades de aprendizaje, o bien lo contrario, capacidad para el aprendizaje de idiomas, buen expediente académico y otras.
A continuación se incluyen las claves que marcan la estructura de esta oferta lingüística.
¿Te interesa esta información? Suscríbete a nuestro boletín de Educación y Familia
Enseñanza en castellano, de pilar a soporte de los programas lingüísticos
 

La enseñanza en castellano es la piedra angular sobre la que ha crecido el sistema educativo navarro. Ofrece una educación íntegra en castellano, por lo que no incorpora la enseñanza en euskera ni tampoco de euskera como asignatura. Según los datos del último informe del Sistema Educativo en Navarra elaborado por el Consejo Escolar, este modelo acogió en 2020 al 61,3% del alumnado escolarizado en los niveles no universitarios (67.192 niños). Sin embargo, aquí incluyen a los alumnos que estudian en el programa PAI G. Que la enseñanza sea en castellano no implica tampoco que no se impartan lenguas extranjeras. La media lectiva en estas etapas académicas en Navarra es de 4 sesiones semanales en Infantil y de 5 sesiones en Primaria. Y hay centros, sobre todo concertados, que imparten más horas en lengua extranjera. En el caso de que el colegio conviva con otros modelos, los alumnos que no cursan otras lenguas emplean esas cuatro sesiones semanales (generalmente de euskera con el modelo A) en talleres de lenguaje o de matemáticas.
LAS CIFRAS

5 colegios imparten enseñanzas exclusivamente en modelo G: son el Colegio San Ignacio, el Colegio Sagrado Corazón, Nicasio Landa y el colegio privado Evangelista, los 4 en Pamplona, y el colegio público de Buñuel. En los dos últimos años han cerrado dos: Andéraz (Abárzuza) y Figarol. Además, en Navarra existen otros 23 colegios en los que convive el modelo G con el modelo A y /o con el modelo D puros (sin el PAI).

Alumnos. El pasado curso se matricularon en el modelo G de castellano 33.174 estudiantes en los colegios: 9.866 en Educación Infantil y 23.308 en Educación Primaria.
LAS CLAVES

Lenguas extranjeras. Aunque se haya elegido el modelo G de castellano para la etapa escolar eso no implica que no se impartan lenguas extranjeras en el centro. De hecho, los colegios las imparten como asignatura (sobre todo en inglés) en diferente medida. Suelen darse 4 sesiones en la etapa Infantil y 5 sesiones semanales en la de Primaria.

Sin euskera en la zona vascófona. En la zona vascófona de Navarra, independientemente del modelo que imparta el centro y pese a que la enseñanza en euskera es obligatoria, se exime de ella a los alumnos que hayan iniciado sus estudios de enseñanza Primaria fuera de la zona o aquellos que justifiquen debidamente su residencia no habitual en la misma.
Apuesta por el español y un primer contacto con la lengua vasca
 

En el modelo A la idea de base es que los alumnos tengan un primer contacto con el euskera y sienten los cimientos para una futura expansión de los conocimientos del vascuence. Es una educación en castellano a la que se suma la lengua vasca como asignatura durante cuatro sesiones a la semana. Si bien es cierto que el global del modelo A (incluyendo al PAI A) está rozando el 14% del alumnado (14.895 estudiantes matriculados en 2020, un 13,95% del total), en los últimos años ha ido perdiendo alumnos progresivamente. Una de las causas radica en que conforme avanzan en sus estudios, muchos alumnos deciden abandonar la asignatura de euskera. De hecho, en el curso 2019-20 supusieron más del 74% del total de cambios de modelo: de los 1.658 alumnos que cambiaron de modelo, 1.227 cursaban el A. Todos ellos pasaron al modelo G, de enseñanza sólo en castellano.
LAS CLAVES

4 sesiones en euskera. Los alumnos que optan por este modelo cursan enseñanza en castellano, con el euskera como asignatura, en todos los niveles, etapas y modalidades. Desde el primer año del segundo ciclo de Educación Infantil (3 años) reciben cuatro sesiones semanales en lengua vasca. A ellas se suman las sesiones establecidas para las lenguas extranjeras.

Alumnos y centros. En 2020 estudiaban 14.895 alumnos en el modelo A: 3.845 en Infantil, 8.329 en Primaria, 2.376 en ESO y 345 en Bachillerato. Lo hicieron en 90 centros de Infantil y Primaria y en una veintena de institutos de Secundaria y Bachillerato.
Sumergirse en el euskera desde la llegada a la escuela
 

El modelo D ofrece una enseñanza totalmente en euskera, salvo la asignatura de lengua castellana. Los niños que se estrenan en las aulas con tres años reciben una inmersión total en euskera quedando el castellano reservado para usos sociales no formales desarrollados fuera del aula. Tras años de crecimiento progresivo, la enseñanza en euskera se ha estabilizado y permanece en cifras similares pese al fomento del cuatripartito la pasada legislatura de la extensión a la zona no vascófona. En el curso pasado hubo 26.663 alumnos matriculados en todos los niveles no universitarios, un 24,64% del total: 5.521 en Infantil, 11.248 en Primaria, 6.948 en la ESO, 2.286 en Bachillerato, 607 en ciclos formativos y 53 en la FP básica.
Una ‘rara avis’: euskera + castellano como asignatura
 

Por tamaño, el modelo B es el hermano pequeño de los modelos lingüísticos navarros, aunque no por ello sus estándares de calidad son diferentes. Las familias que optan por este tipo de educación reciben para sus hijos una enseñanza en euskera en la que el castellano se aprende como asignatura y además se emplea como lengua de uso en una o varias materias según la enseñanza, ciclo o etapa. Además, también se estudian lenguas extranjeras, en algunos, como el colegio de Bera, dos: inglés y francés. En los últimos años el modelo B ha ido perdiendo alumnos. Supuso el 0,16% del total del alumnado navarro en los niveles no universitarios en el pasado curso: 164 alumnos. Es exáctamente el mismo porcentaje del curso precedente.
LAS CLAVES

164 alumnos. El pasado curso hubo 164 matriculados en el modelo B: 35 en Infantil, 119 en Primaria y 10 en la ESO.

Centros. Este modelo se imparte únicamente en tres colegios: Sagrado Corazón de Bera (concertado), Sagrado Corazón de Alsasua (concertado) y colegio público San Miguel de Santesteban. También lo imparte en Secundaria el IES Toki Ona, en Bera.
Aquirir contenidos usando el inglés como transmisor
 

Pese a no ser un modelo lingüístico es la enseñanza que más ha crecido. De hecho, está implantado en 116 centros, más de la mitad de los colegios de Navarra y es el que más escolariza si se desagregan los alumnos por modelos: 33.827 en el curso 2019-20 (13.375 en Infantil y 20.406 en la etapa de Primaria). Los programas de aprendizaje en lenguas extranjeras como el PAI y el British son la opción que eligen 2/3 de los alumnos que inician el colegio. La clave de estos programas es el uso de la lengua extranjera (sobre todo el inglés) como vehículo para aprender áreas y contenidos. Es decir, una misma materia se imparte en inglés, castellano y euskera (en el caso del PAI A y D ) a través de los respectivos profesores en el aula. Estos programas tienen continuidad en Secundaria.
LAS CLAVES

116 centros. Imparten los programas PAI y British en inglés. Admás, el Vázquez de Mella-Bayonne emplea el francés, y el Paderborn-Víctor Pradera lo hace en alemán.

Horquilla horaria. La norma que regula el PAI establece que los centros pueden optar por impartir contenidos en inglés entre una horquilla horaria de 6 a 12 sesiones semanales en Infantil y de 8 a 12 sesiones en Primaria.
volver arriba

Activar Notificaciones