Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tribunales

Condenado a 3,5 años un residente de un centro de salud mental de Pamplona por agresión sexual a una interna

En la sentencia, dictada de conformidad, al acusado se le ha estimado la atenuante muy cualificada de trastorno mental

El TSJN anula un despido de una trabajadora que sufrió 'moobing'
El TSJN anula un despido de una trabajadora que sufrió 'moobing'
  • Europa Press. Pamplona
Publicado el 16/03/2021 a las 14:21
La Sección Primera de la Audiencia Provincial ha condenado a 3 años y 6 meses de prisión a un residente en un centro de salud mental de Navarra que agredió sexualmente a una mujer también interna.
En la sentencia, dictada de conformidad tras un acuerdo entre el fiscal, la acusación particular y la defensa, al procesado, de 42 años, se le ha estimado la atenuante muy cualificada de trastorno mental, ha informado el TSJN.
Además, en el fallo se le ha impuesto al acusado una medida de libertad vigilada por tiempo de 5 años, el mismo tiempo durante el cual no podrá acercarse ni comunicarse con la víctima, a la que deberá indemnizar con 6.000 euros por el daño moral causado.
La agresión sexual se produjo sobre las 14.15 horas del 4 de octubre de 2018, cuando el inculpado abordó en uno de los pasillos del centro a otra interna. Según recoge la sentencia, "aprovechándose de la vulnerabilidad" de la víctima, "debido a su capacidad intelectual límite y el trastorno mixto ansioso depresivo con conductas desadaptativas", la arrastró hasta su habitación.
Allí, añade, tras un forcejeo entre ambos, el encausado realizó tocamientos a la víctima e intentó que ésta llevara a cabo contra su voluntad actos que atentaban contra su libertad sexual. Finalmente, la mujer pudo abandonar la habitación.
A consecuencia de los hechos, la víctima sufrió "diversos índices de malestar emocional como temor, sentimientos de asco, problemas para dormir, pensamientos intrusivos que le generaron tristeza y conductas evitativas".
El acusado, según consta en la sentencia, "está diagnosticado de trastorno de la personalidad del comportamiento debido a enfermedad, disfunción o lesión cerebral, retraso mental leve, y consumo perjudicial de alcohol en remisión".
volver arriba

Activar Notificaciones