Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Pamplona

Multitudinaria manifestación de protesta en Pamplona contra la ley Celaá

Familias y docentes de la red concertada y pública coinciden en que el texto va contra la libertad para elegir colegio

Manifestación en Pamplona en contra de la Ley Celaá
Manifestación en Pamplona en contra de la Ley Celaá
Caravana de vehículos en Pamplona en protesta contra la LOMLOE, conocida como 'Ley Celaá', convocada por la plataforma 'Más libres, Más plurales, Más iguales'.
José Antonio Goñi
Foto de la manifestación de protesta en Pamplona contra ley Celaá.
Los vehículos, en el parking de La Morea minutos antes de iniciar el recorrido.
Foto de la manifestación en Pamplona contra la ley Celaá.
Los vehículos, concentrados en el parking de La Morea antes de iniciar el recorrido.
Cedida
Manifestación de protesta contra la ley Celaá en Pamplona 9 Fotos
Manifestación de protesta contra la ley Celaá en Pamplona
Todas las fotos de la manifestación contra la ley Celaá celebrada este domingo en Pamplona
José Antonio Goñi
Actualizada 23/11/2020 a las 15:59

El grito de “¡libertad, libertad!” resonó este domingo al mediodía en al parking del aulario de la UPNA en Pamplona. Globos naranjas, banderas con lazos del mismo color, bocinazos y aplausos pusieron el punto y final a una mañana reivindicativa. Y, como exige ahora la pandemia, de manifestación en coche. Más de 5.000 vehículos se congregaron a las 11 de la mañana en el aparcamiento del hipermercado E. Leclerc y en los de otros establecimientos de esa zona comercial para comenzar su protesta contra la futura normativa de Educación, la LOMLOE, impulsada por el Gobierno central y conocida como Ley Celaá. La comitiva logró arrancar sus coches y furgonetas alrededor de las 11.20 y recorrió, despacio y entre bocinazos, la Ronda Oeste, los barrios de Iturrama, San Juan, San Jorge, Rochapea, Txantrea, Segundo Ensanche y Lezkairu. Para terminar en la UPNA sobre las 13.00 horas, una más tarde de lo previsto, debido a los atascos que se generaron por toda la ciudad. A la universidad no llegaron todos los que se manifestaron y además la Policía Municipal impidió que aparcaran allí todos los coches pues temían una gran concentración de gente.

Según la plataforma ‘Más plurales’, organizadora de la marcha e integrada por docentes, familias y patronales, sobre todo de la red concertada, fueron cerca de 20.000 las personas que protestaron contra la ley (tomando como media que en cada coche viajaban cuatro, aunque en algunos lo hacían familias muy numerosas, por lo que la cifra podría ser mayor). Los principales motivos de protesta: el “atentado” contra la libertad de elección de centros escolares, el “ataque” contra la concertada (no se permitirán abrir nuevos centros ni más unidades en los que ya existen), la supresión paulatina de los centros de educación especial públicos y privados para integrar a estos alumnos en colegios ordinarios o el perjuicio de la asignatura de Religión (cuya valoración será inferior al desaparecer la asignatura alternativa, Valores). Marchas de vehículos recorrieron otras ciudades españolas ayer a la misma hora y mismo objetivo.


Al terminar la concentración, la presidenta de Concapa, federación de padres mayoritaria en la red concertada, Teresa Mòdol; y la representante del sindicato Sepna FSIE, también de esta red, Alicia Azpilicueta, leyeron el manifiesto ante miles de personas. “Nos hemos reunido diversidad de entidades y colectivos ciudadanos, docentes, familias, alumnos, titulares de centros para pedir la protección de la continuidad y la pluralidad democrática de nuestro sistema educativo actual”, apuntaron. Y continuaron exponiendo que no toleran “límites ni recortes” a la libertad de enseñanza. “En ella nos jugamos la educación de nuestros hijos y el futuro de nuestra democracia. La pluralidad de la escuela de hoy es la base de la democracia de mañana”. Una idea que completaron con su defensa de la “complementariedad” de las redes pública y privada concertada. “No admitimos que la LOMLOE permita a las autoridades educativas imponer la distribución del alumnado ni la planificación por encima de las necesidades de las familias”. Para Alicia Azpilicueta, la normativa que ya se ha aprobado en el Congreso de los Diputados y espera ahora el visto bueno del Senado, es una ‘ley exprés’, que se está tramitando sin consenso de la comunidad educativa y en medio de una pandemia. “En el caso de la red concertada, pone en peligro la libertad de elección de centro por parte de las familias y, a largo plazo los puestos de trabajo de los docentes”, lamenta.


Una opinión similar que comparte su colega Adolfo Lizarraga Baigorri, profesor de Ciencias en Secundaria y Formación Profesional en Salesianos (Sarriguren) y padre de dos hijos, de 6 y 7 años, escolarizados en el colegio público Atakondoa de Irurtzun. “La educación no debe ser una lucha entre la red pública y la concertada. Pero con esta ley no nos dejan libertad. Solo hay imposición”. En su caso, como su familia reside en Irurtzun, no dudaron en llevar a sus hijos al colegio público de la localidad porque les gustaba. “Lo que no quita para que en un futuro quizá estudien otro nivel en un concertado. ¿Por qué no podemos elegir?”, se pregunta este profesor de 47 años, con cinco de experiencia en la enseñanza y veinte en el mundo de la empresa. “Desde la perspectiva empresarial, no entiendo esta ley”, lamenta. Y critica que, justo se aprobara la normativa en el Congreso, el jueves 19 de noviembre, la víspera del ‘Día mundial del niño’. “El primer derecho que tiene un niño es a la educación de calidad. Pública o concertada”.


Mejoras para los docentes


Teresa Módol y Alicia Azpilicueta exigieron, además, “mejoras reales” para los trabajadores (docentes y no docentes) de la red concertada. “La ley no introduce ni una sola, que permita equiparar sus condiciones, y pone en peligro sus puestos de trabajo”. Y denunciaron una “agresión a la libertad de conciencia”. “Se impone una ideología laicista impropia de un estado no confesional. La asignatura de religión, que se cursa con absoluta normalidad en casi toda Europa, es una opción mayoritaria de las familias. Su voluntad de elección debe ser respetada”.


A este respecto se pronunció también el representantes del sindicato USO (Unión Sindical Obrera), Juan Antonio Ojer. Una entidad que, en Navarra, acoge mayoritariamente a maestros y profesores de Religión en la red pública. Como es su caso. Docente de esta materia en el colegio público Iturrama, considera que la desaparición de la asignatura alternativa a la Religión (Valores), la devalúa. “Si la opción es Religión o una hora de estudio, la materia deja de tener valor”. La asignatura de Religión, que se imparte en Infantil, Primaria, ESO y Bachillerato de forma optativa, la cursa actualmente el 60% de los alumnos navarros, de centros públicos y concertados.


También muy crítico con la LOMLOE se mostró el presidente de Escuelas Católicas, la patronal mayoritaria en la enseñanza concertada en Navarra, Jorge Lanchas. Una red que escolariza este curso a cerca de 40.000 alumnos y a los que imparten clase más de 3.500 docentes. Más de 35.000 de estos escolares están matriculados en los 42 centros de Escuelas Católicas, cuya titularidad es del Arzobispado o de órdenes religiosas. El resto de alumnos de esta red está matriculado en los de la otra patronal de la red CECE (Confederación Española de Centros de Enseñanza), que acoge a centros como San Cernin, Irabia-Izaga o Miravalles-El Redín. Lanchas, director de Salesianos, denuncia el ataque contra la libertad de elección de centro para las familias y el enfrentamiento entre las dos redes. “No soy partidario de enfrentar a la pública y la concertada”. Y opina que, en un momento de pandemia como el actual, no es el más indicado para aprobar una ley educativa.


La presidenta de Concapa, madre de tres hijos, una con necesidades especiales en un centro ordinario, critica “la inclusión por la inclusión”. “No sirve así. Porque se necesita más personal, más formado y más recursos económicos. Lo que ahora no se da. Por eso, es necesario que los centros de educación especial sigan funcionando”. La lectura del manifiesto terminó con más gritos a favor de la libertad. “Sí, a la pluralidad social en nuestro sistema educativo! ¡Sí a la convivencia de las redes sin exclusiones! ¡Sí, a la posibilidad de educar, pensar y creer en libertad!”.

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE