Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus Navarra

Así funcionan los test del coronavirus

Además de la PCR, la más conocida y la que sigue siendo prioritaria por su elevada efectividad, ya están disponibles y se están utilizando test rápidos. Entre ellos, los de serología, de gran utilidad para conocer el grado de inmunidad de la población

La doctora Mirian Fernández, de pie, en el Laboratorio de Microbiología de Clínica Universidad de Navarra.
La doctora Mirian Fernández, de pie, en el Laboratorio de Microbiología de Clínica Universidad de Navarra.
CEDIDA
09/04/2020

Hace ya semanas que términos hasta entonces desconocidos para el gran público como PCR se han colado en nuestro vocabulario cotidiano. PCR es el acrónimo resultante de las siglas, en inglés, de Reacción en Cadena de la Polimerasa, y hablamos de él para identificar a uno de los test que se realizan para detectar el coronavirus. Sin embargo, es posible que no sepamos con precisión en qué consiste ni cómo funciona ésta y el resto de las pruebas diagnósticas que existen para controlar el virus. Desde los test rápidos, que Navarra incorporó este miércoles en los servicios de urgencias de todos los centros hospitalarios, a los test serológicos, aún no disponibles en el mercado. Lo que se busca es desde conocer si una persona está infectada o no con el SARS-CoV-2, causante del covid-19, hasta el estado inmune de las personas, clave en este momento de la pandemia.


Con la ayuda de tres especialistas de Clínica Universidad de Navarra, Mirian Fernández Alonso, responsable del Laboratorio de Microbiología, Alejandro Fernández Montero, responsable del área de urgencias covid-19 y especialista en medicina del trabajo, y José Javier Varo, director del Servicio de Urgencias, desgranamos las principales claves y características que rodean a las diferentes pruebas.


¿En qué consiste la PCR?

Se trata de una técnica de laboratorio orientada a detectar material genético, sea humano, animal o de patógenos (bacterias o virus). Al principio de la epidemia fue la única prueba que se realizó porque no había otras desarrolladas disponibles. Ahora existen otras, como los test rápidos, entre ellos los serológicos, pero sigue siendo necesaria en esta nueva fase. La doctora Mirian Fernández Alonso explica que “la información que ofrece la PCR es la más temprana y ayuda a implantar medidas de aislamiento, de manejo de los pacientes y de control de la infección entre el personal sanitario”. Pero, además, “permite confirmar el diagnóstico en los casos graves con tiempo de evolución y saber si una persona infectada o inmunizada está eliminando gran cantidad de virus o, por el contrario, eliminan sólo cantidades residuales, siendo menos transmisores”.


¿Cuántas muestras se toman en esta prueba?

Dos por paciente. La faríngea, para la que se realiza un hisopado de la parte posterior de la faringe a través de la boca, y la nasofaríngea. Esta segunda muestra, algo más molesta que la primera, se realiza con un hisopo flexible y muy pequeño que se introduce por la nariz para llegar hasta la parte posterior de la misma, de donde se toma la muestra. “Cada una de las muestras se guarda en un tubo estéril que tiene en su interior un líquido conservador. Dicho tubo se introduce en una bolsa y, a su vez, esa bolsa en otra estéril para que no haya posibilidades de contagio”, narra el director del servicio de urgencias de Clínica Universidad de Navarra donde se han realizado hasta el momento más de 750 pruebas. Desde el centro hospitalario aseguran que tienen capacidad de duplicar los números actuales (unas 40 pruebas al día) sin pasar a un plan ‘B’ o ‘C’ (sus planes de contingencia recogen la posibilidad de realizar más de 300 al día).

 

¿Cómo se analizan?

El primer paso, detallan desde el laboratorio de Microbiología, consiste en ‘romper’ todas las células y todo el material biológico que haya en los hisopados faríngeo y nasofaríngeo del paciente para que los genomas queden libres y limpios. El segundo, en amplificar tanto el material genético específico del coronavirus, como de otro gen presente en las células humanas, que es el que permite confirmar que todo el proceso ha funcionado bien. Este segundo paso se repite en múltiples ciclos, entre 35 y 40, amplificando la cantidad de gen de coronavirus y es lo que se llama la Reacción en Cadena de la Polimerasa. Permite saber si un paciente tiene mucha carga o poca de coronavirus o comparar la carga inicial con la posterior, a los 14 días, para ver si se ha reducido. “En el caso de no detectarse material genético de coronavirus es porque es un verdadero negativo”, apostilla su responsable.


¿Cuánto tarda en saberse el resultado?

La prueba PCR puede realizarse de forma estándar. En este caso la extracción y amplificación se realiza en dos equipos diferentes lo que sumado al resto del proceso provoca que el resultado se dilate entre tres y cinco horas. Pero, además, esta prueba molecular puede realizarse de forma rápida, utilizando un único equipo lo que reduce de forma notable los tiempos, que son de entre 30 y 60 minutos. “Puede ser casi tan rápida como un test rápido pero no han estado disponibles hasta ahora y son además más sensibles”, explica Fernández Alonso.


¿Por qué son menos fiables los test rápidos?

Los expertos de Clínica Universidad de Navarra diferencian entre tres tipos de test rápidos, que se realizan con una única muestra para que el proceso sea más sencillo y rápido. Están los de detección de antígeno, similares a los de la gripe, el virus respiratorio sincitial o el adenovirus, que aún no están disponibles. Por lo general, señalan los especialistas, estos test son menos sensibles que los moleculares, basados en PCR, con una sensibilidad de entre el 50 y el 80% según los virus, las casas comerciales, el momento de la infección y la forma de recogida de la muestra. En tercer lugar están los serológicos que pueden tener bastante utilidad para conocer el estado inmune de las personas en este momento de la pandemia y también para complementar los test de diagnóstico por PCR para saber si un positivo con baja cantidad de virus es contagioso, pero aún no tiene anticuerpos o está en fase de recuperación porque ya los ha desarrollado. “Antígenos y serológicos pueden ayudar a acelerar el diagnóstico, pero considerando sus limitaciones y sin tomarlos como pruebas absolutas”, remarca Fernández Alonso.


¿Dónde son más útiles los test rápidos?

Los de antígeno, que todavía no están disponibles, serían útiles para urgencias y pacientes con patologías. Los de PCR serían muy útiles, sobre todo, en pacientes graves. Habrían sido de gran utilidad al inicio de la pandemia para los primeros diagnósticos y para agilizar los aislamientos. Los serológicos podrían a ayudar a conocer el riesgo en residencias de mayores donde ya haya habido casos y contagios, a fin de ayudar a la gestión de los espacios y del personal que los cuida de manera más segura. Pero además, estos test son útiles para conocer si hay inmunidad frente al coronavirus y, mediante pruebas rápidas, se puede chequear en grupos mayores de población que mediante pruebas moleculares y, también, de forma más económica.


¿Cómo se realiza un test serológicos?

Se extrae sangre de un paciente, se deja que coagule, se centrifuga para separar el suero y sobre éste se realiza la prueba. Se están empezando a desarrollar pruebas estándar basadas en enzimoinmunoensayos que se pueden hacer manualmente o con equipos automatizados, pero todavía no están disponibles. Requieren una primera incubación del suero del paciente con antígenos del coronavirus y una segunda con anticuerpos con una detección de color (fluorescencia) que se puede cuantificar. “Las que por el momento están disponibles son las pruebas serológicas rápidas, que se basan en inmunocromatografía. En ellas el suero se hace migrar por una membrana donde hay adheridos antígenos. Si hay anticuerpos en el suero, estos se unen a los antígenos y se puede observar por una reacción en la muestra la aparición de una banda de color”, cuenta la especialista en Microbiología. En todo caso, no tienen utilidad hasta una semana después de la aparición de los síntomas, en los casos más sensibles (detección de IgMs o IgAs) y, en la mayoría, a los 15 días.

 

Los tres test que detectan el virus



1 PCR Prueba Molecular. Puede ser estándar (tarda 3-5 horas) o rápida (30-60 minutos).

2 Test rápido. Pueden ser de antígeno (detecta proteínas del virus), de serología (anticuerpos producidos por el paciente durante la infección) o de PCR (material genético del virus).

3 Test Serológico. Puede ser estándar o rápido.

 

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra