Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Javieradas

Asvona, un voluntariado olímpico

La Asociación de Voluntarios Olímpicos de Navarra celebró su 30 aniversario con 18 miembros que ofrecieron bocadillos, fruta, dulces y bebidas a los caminantes que pasaban por la Venta de Judas, un destino especialmente anhelado por los peregrinos

Fotografías de la Javierada del sábado 7 de marzo
La presidenta de Asvona, Elena Acaz Carro, posa junto a varios voluntarios en el puesto de avituallamiento de La Venta de Judas.
Actualizada 08/03/2020 a las 09:18

Es uno de los puntos de la Javierada más esperados. La Venta de Judas supone un empujón para los peregrinos gracias a la loable labor de los voluntarios de Asociación de Voluntarios Olímpicos de Navarra (Asvona) y su nutrido puesto de avituallamiento. Este año Asvona celebra su 30 aniversario.

Esta asociación nació en 1990 vinculada al deporte. De hecho participó activamente en los Juegos Olímpicos de Barcelona de 1992 y en la Expo de Sevilla. Desde hace años su labor más visible es el avituallamiento en las dos Javieradas, pero a lo largo del año acude a medio centenar de actividades.

Este sábado el puesto de la Venta de Judas estaba atendido por 18 voluntarios, pero ha habido muchos más ayudando en los últimos días en la logística y traslado de todos los productos. El Regimiento América 66 ha cedido una carpa para proteger las mesas en caso de lluvia. Este sábado, el único problema fue el viento. “Nos ha costado montar la carpa”, admitía un voluntario.

Te puede interesar

Bocadillos de mortadela y queso, rosquillas, bolsas snaks, fruta, latas de refrescos, agua, queso, chorizo, caldo, café, chocolate, pastas, polvorones, yogures y para los más pequeños, chuches. Todo ello gracias a las aportaciones de una treintena de patrocinadores. En fila pero sin grandes aglomeraciones los peregrinos iban pasando por la carpa. Después, sentados en corros en la rotonda descansaban y reponían calorías.

“Gracias a empresas de toda España se hace realidad este puesto único entre las peregrinaciones que se hacen por el mundo. No hay otro como este, con tanto aporte calórico para los peregrinos, productos calientes y fríos para que con nuestra pequeña ayuda se les haga más fácil y llevadero su caminar hasta el castillo de nuestro patrón San Francisco Javier”, señalaban los responsables de Asvona, que recordaban que esta asociación “apenas cuenta con medios económicos”.

Te puede interesar

Uno de los voluntarios iba animando a los caminantes a ser agradecidos y dejar alguna moneda “o dinero que se puede doblar” en la cesta. Lo recaudado sirve para sufragar los gastos que supone la infraestructura necesaria.

Junto al puesto de Asvona, los voluntarios de la Cruz Roja animaban a los peregrinos a reciclar envases y envoltorios. Anna Chetyrina, Pedro Juampérez y Cristina González eran algunos de los voluntarios de la brigada mediambiental “por una caminata ecológica”. “La verdad es que todos están siendo muy respetuosos y no dejan nada por el suelo sino en el contenedor correspondiente”, explicaba Anna.

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE