x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Sucesos en Navarra

Un guardia civil fuera de servicio rescata a un perro de un incendio en Irurtzun

A petición de la dueña, el sargento de la Guardia Civil de Irurtzun accedió el lunes por la noche a un bloque donde se había originado un pequeño fuego, para poner a salvo a ‘Sofi’, encerrada en el piso

Foto de Localidad de Irurtzun.

Localidad de Irurtzun.

Actualizada 11/12/2019 a las 07:37
A+ A-

Claudia, de 21 años, dio las gracias al sargento Carlos, de 42, por dar con Sofi y lograr que, sana y salva, saliera del bloque de la calle San Martín donde se había producido un incendio. “No podía parar de pensar en que podía morirse, y encima quemada. Cuando vi bien a la perra, que lleva conmigo 5 años y medio, me puse muy contenta”. El agente, que se encontraba fuera de servicio en el cuartel, ubicado al lado del inmueble donde se produjo el fuego, la tranquilizó. “Desde la calle, donde se habían ido juntando los inquilinos, parecía más de lo que luego fue. Un vecino fue el que dio la alerta al cuartel avisando de que había fuego en un piso y, mientras llegaban los bomberos, subí a ver la situación y, cuando me comentaron lo del perro, intenté ver si localizaba al animal. Afortunadamente, aunque desde fuera parecía que la cosa era mucho más dañina (se veían llamas por debajo de la puerta), al final lo que encontré fue más humo. Prácticamente pude apagarlo con un extintor, encontré al perro y estaba bien, y los bomberos solo tuvieron que rematar el fuego y ventilar”.

Llorando tras la puerta

El sargento, que lleva un año y un mes en Irurtzun, tuvo noticia de lo que pasaba y se dirigió al edificio con dos extintores que cogió de la misma casa cuartel. “La gente estaba alterada y en ese momento no sabíamos bien las dimensiones de lo que pasaba dentro. Una mujer me rogaba por su perro, y subí a ver si se podía hacer algo por él”, explica. El animal se encontraba en una vivienda del cuarto piso, con la puerta cerrada, ya que sus dueños no estaban en el edificio en el momento de producirse el fuego. “Está mi perro dentro, por favor”, le pidió la joven a Carlos, y este, al llegar al rellano de la vivienda, escuchó lloriquear al animal detrás de la puerta. La puerta principal ardía en la esquina superior derecha. El agente abrió y vio a Sofi. “Estaba allí sentada y me miraba. Esperé un poco, por si estuviera nerviosa por la situación, pero no parecía agresiva”. Entró, apagó la llama (tras la pared de la puerta principal había un cuadro eléctrico de plástico que ardía) y entonces buscó a Sofi, que sin riesgo ya de quemarse, corrió en busca de su dueña. “La chica se puso muy contenta al saber que el perro estaba bien. Me dijo que lo quería como a una hija”. Los bomberos remataron la faena y la Guardia Civil quedó a cargo de investigar las causas del suceso.

Te puede interesar

Selección DN+


Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra