Navarra
Literatura

'Hablemos del suicidio', un libro para romper con el silencio

Gabriel González, periodista de Diario de Navarra, presentó su libro sobre este problema. Este lunes se celebró el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, una jornada que persigue visibilizarlo

Alfredo Martínez, director de Asistencia Sanitaria; Gabriel González, periodista y autor, y Elena Aisa, presidenta de Asociación Besarkada/Abrazo.

Alfredo Martínez, director de Asistencia Sanitaria; Gabriel González, periodista y autor, y Elena Aisa, presidenta de Asociación Besarkada/Abrazo.

11/09/2018 a las 06:00
  • M. J. E.
A+ A-

Los datos son abrumadores: 3.569 personas se quitaron la vida en España en 2016, casi el doble de los muertos por accidente de tráfico (1.890), doce veces más que por homicidio (292) y 81 veces más que por violencia de género (44). “Cuando comencé a conocer la magnitud de esta tragedia me llamaba la atención que la sociedad le diera la espalda”. Con estas palabras, el periodista de Diario de Navarra Gabriel González Ortiz (Artajona, 1978) presentó este lunes en la Universidad de Navarra 'Hablemos del suicidio', un libro con pautas y reflexiones para abordar este problema en los medios.

El evento contó con la asistencia de Alfredo Martínez, director de Asistencia Sanitaria al Paciente y presidente de la Comisión para la Prevención de Conductas Suicidas del Gobierno de Navarra, una entidad de la que Gabriel González forma parte desde 2014. También participó en la presentación con su testimonio Elena Aisa, presidenta de la Asociación Besarkada/Abrazo.

Desde el rigor, el respeto y la responsabilidad, González quiso destacar que los medios de comunicación pueden ayudar. Precisamente este lunes, en el Día Mundial para la Prevención del Suicidio, González aportó su grano de arena en la visibilización de este problema.

UNA LLAMADA DE ATENCIÓN

“La sociedad sigue mirando el suicidio como algo ajeno, algo que solo ocurre en familias con algún tipo de problema. No es así. Ocurre en todas las familias”, aseguró González. Prueba de ello es que para elaborar su libro echó mano de las estadísticas: en las últimas dos décadas 71.473 personas perdieron la vida por suicidio. Y más allá: entre 429.000 y 1,8 millones de personas han perdido a un ser querido por suicidio.

Ante este “problema invisible”, González abogó por un trabajo periodístico bien hecho para que los medios sean un agente más en la prevención. “Los medios de comunicación nunca hemos jugado este rol. No sé si por desconocimiento o por miedo”, dijo el periodista. “Es el único gran tema que no hemos abordado y ha llegado el momento de pasar a la acción”, recalcó. “No tengo la fórmula. Lanzó ideas y animo a los periodistas a que se sumen a empujar en este reto”.

Se trata de hablar, pero bien. Es la idea. “No podemos detallar el método con el que se ha suicidado una persona, ni publicitar una nota de suicidio. Tampoco simplificar la causa ya que obedece a una multitud de factores”, detalló. Por el contrario, resaltó la importancia de hablar del fenómeno global y de divulgar las estadísticas y contextualizarlo con los expertos, así como difundir estudios. También dar voz a las personas que han perdido a un ser querido y aquellos que han sobrevivido a una tentativa.

En esta línea, el psiquiatra Alfredo Martínez señaló que ha habido un cambio del paradigma de afrontamiento de las conductas suicidas. “Hemos pasado de considerarlo un tabú a reconocer que es imprescindible empezar a hablar para prevenir las conductas suicidas”. Es una evidencia, aseguró. Pero también es un camino por recorrer, concluyó.

Elena Aisa, madre de un joven que se suicidó: “No quieren morir, quieren dejar de sufrir”

 

Emocionada. Muy emocionada. Elena Aisa, madre de un joven que se suicidó, reconoció este lunes la labor del periodista Gabriel González abriendo camino. “No es frecuente que alguien a quien no le haya pasado se implique”. De hecho, el propio González, que acaba de regresar del II Congreso de la Sociedad Española de Suicidología, relató que a las personas que han vivido el drama desde dentro les extraña que alguien “de fuera” se interese. “El después de un suicidio es lo más infernal que uno se puede imaginar”, relató Aisa. “Es una bomba que te estalla y es un claro ejemplo del silencio que existe en la sociedad. Hay un aislamiento hacia quien ha quedado y muchas veces se les culpa”, añadió. Su testimonio, sereno pero cargado de dolor, dio pie a que otras personas compartiesen su experiencia. “Cuando ocurre un suicidio parece que ha terminado una vida pero comienza un tsunami horrible. En la vida he tocado semejantes profundidades de dolor”.

Por eso, pidió voz. “Los supervivientes queremos dar nuestro testimonio. También salva vidas”. Nadie mejor que ellos para romper mitos. Por ejemplo, que quien verbaliza que se quiere suicidar no lo hace. “¡No es cierto!”, corroboró la madre de una adolescente que acabó con su vida. Como tampoco es verdad que si se intenta y no se consigue es que no se va a hacer. Casi 80.000 personas realizan tentativas de suicidio cada año. “Esa cifra es el punto de partida”, dijo Aisa.

“Queremos piedad y comprensión”, pidió el padre de otro joven que se suicidó. Y muchos asintieron y quisieron dejar claro que la empatía y la actitud ante los supervivientes es esencial. Y todo con formación, destacaron. Empezando por los profesionales. “Queremos que se normalice. No sentirnos avergonzados”. La lista de peticiones es larga y la demanda de aclaraciones también: “No quieren morir. Quieren dejar de sufrir”.

'Hablemos del suicidio'
Autor: Gabriel González Ortiz (Artajona-Navarra-1978)
Editorial: EUNSA
Número de páginas: 170
Precio: 15 euros

 

 

 

 

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE