Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Expofamily

Así baila a los gigantes la posible cantera de la Comparsa de Pamplona

Nueve niños han aprendido este sábado a bailar a los gigantes en un taller organizado por Giganteando en Expofamily

Ampliar Taller 'Aprende a bailar un gigante', organizado por Giganteando en Expofamily.
Taller 'Aprende a bailar un gigante', organizado por Giganteando en Expofamily.
Publicado el 24/03/2018 a las 14:11
La música sanferminera suena, en pleno marzo, y sus zapatillas del número 28 se mueven, por inercia, creando una coreografía espontánea y salerosa, inspirada en sus personajes favoritos de las fiestas de Pamplona. Un, dos, tres. Un, dos, tres. Vuelta, vuelta. Un, dos, tres. Vuelta, vuelta, vuelta. "¡Estoy bailando un gigante!", piensa, con una sonrisa que delata que de verdad lo cree. Sus padres capturan con el móvil el momento, al tiempo que le jalean: "¡Muy bien, hijo! ¡Gira, gira!". Él baila con una silla de plástico con la cara de Braulia sobre la cabeza, como si realmente estuviese en el interior de la estructura de la reina negra de la Comparsa.
Esta experiencia la han vivido este sábado nueve niños navarros en el taller 'Aprende a bailar un gigante', organizado por Giganteando en Expofamily, la feria de las familias que se celebra este fin de semana en Baluarte.
"He visto mucha madera de porteadores en esta pequeña comparsa. Tenían mucho garbo y sentimiento", comentaba al término del curso Raúl Astráin, encargado de la clase magistral y veterano dantzari de Oberena. Esta ha sido su primera experiencia enseñando a bailar gigantes a niños y ha tenido unos alumnos muy creativos. Cuando él daba indicaciones en una dirección, los pequeños gigantes bailaban hacia el otro. Un paso adelante se convertía en uno hacia atrás o en un giro . "Ha sido muy divertido", concluía Astráin.
Tímidos, al principio, los mini porteadores se han venido arriba en la partitura final. Nunca mejor dicho, porque una avalancha de niños ha "invadido" al escenario para unirse al baile de los nueve alumnos "oficiales". Aunque no había sillas de Giganteando para todos los espontáneos, ellos han improvisado: una muñeca o un gigante de goma en la cabeza han servido para que los niños fantaseasen con portear a sus amigos de cartón piedra. 
volver arriba

Activar Notificaciones