x
    Navarra
Tradición

Lugares y fechas para celebrar el Carnaval en Navarra

Las localidades más madrugadoras han celebrado esta fiesta pagana a mitades de enero

Fotografías de la captura de Miel Otxin y la ceremonia de Ziripot.

Carnaval de Lantz

Actualizada 07/02/2018 a las 11:42
  • Diario de Navarra
A+ A-

Lo más habitual es que los carnavales en Navarra se celebren en los tres días que preceden al Miércoles de Ceniza, que este año cae en 14 de febrero. Sin embargo, no son pocas las localidades que se adelantan a las fechas establecidas.

Así, Uitzi y Eratsun celebraron esta festividad la semana del 15 de enero. Por su parte, Leitza se unirá a la fiesta desde el sábado 27 de enero hasta el día 30. También este fin de semana Sunbilla, con su tradicional desfile de carrozas y disfraces, da el pistoletazo de salida a esta fiesta pagana.

Los carnavales de Ituren y Zubieta están considerados como Bien de Interés Cultural y se celebran entre semana. Concretamente, el lunes 29 y martes 30 de enero. El principal atractivo son los desfiles de los Zanpantzar, que el 29 pasearán por las calles de Ituren y por las de Zubieta el 30. En la comparsa participan vecinos de ambos pueblos, que desfilan ataviados con abarcas, enaguas de puntillas, pellizas de oveja en la cintura y hombros, pañuelos de colores al cuello, gorros cónicos con cintas y un hisopo de crines de caballo en su mano derecha.

En Arantza,, los Mozorroak recorren los caseríos vestidos de blanco con pompones de colores en la espalda (jueves 1 y viernes 2 de febrero).

En Areso se incorporan a la fiesta el 3 de febrero, mientras que Bera y Lesaka lo hacen el día 8. Bera celebra sus carnavales durante cuatro días y tiene la peculiaridad de que hombres y mujeres intercambian sus roles: en el desfile de los inude ta artzaiak, ellos se visten de nodrizas y ellas de pastores y desfilan en parejas por las calles de la localidad. En Lesaka cuentan con unos personajes preestablecidos. Los Zakuzaharrak son una comitiva de hombres con la cara cubierta y vestidos con sacos de hierba seca. Les acompañan las Mairuak (mujeres con sombreros de los que cuelgan tiras) y los Goitarras (vestidos de blanco, boina y jersey rojo con cascabeles). En Arizkun (13 de febrero) es el Hartza (oso) quien baja de las montañas para asustar a los niños.

En los carnavales de Lantz (11 de febrero), también declarados como Bien de Interés Cultural, se representa el apresamiento, juicio y muerte en la hoguera del bandido Miel Otxin. Este muñeco de tres metros de altura va acompañado de Ziripot, un hombre bonachón hecho a base de sacos rellenos de helechos y heno; el Zaldiko, un caballo bravío que arremete contra él; los Arotzak y los Txatxos.

Son los Mamuxarros los que ponen la nota festiva de los carnavales de Unanu (del 11 al 13 de febrero). Con sus caretas metálicas y sus varas, tienen la misión de asustar a quien se cruce en su camino. Y como llegados de la prehistoria, los Momotxorros salen por las calles de Alsasua (del 11 al 17 de febrero) portando enormes cornamentas y cubiertos por una sábana blanca manchada de sangre.

En Pamplona, el Casco Antiguo se convierte en el escenario principal del Carnaval. El día de los caldereros pretende emular a las tribus gitanas que todos los años iban a la ciudad a vender sus productos. La quema de la muñeca María Trapo, que representa a la jefa de los francos que saqueó y arrasó el burgo de Navarrarería en el siglo XII, tiene lugar en la fuente de Navarrería.

En Estella, se ha recuperado carnaval rural (3 de febrero) y los vecinos se visten con los disfraces tradicionales del Carnaval rural. Aldabika y los palokis son otras de las figuras que tienen presencia en la ciudad.

En la Ribera de Navarra, son los Zarramuskeros de Cintruénigo los encargados de tomar las calles del pueblo y rociar con azulete a cuantos pillen por el camino. También en Tudela (9 de febrero) los Zipoteros, con sus caras cubiertas por máscaras y la cabeza cubierta, reparten caramelos junto con los Capirotes.

Tafalla espera al último fin de semana de febrero (del 23 al 25 de febrero) para vestir sus calles de fiesta. El domingo es el día más importante con un gran desfile, muy vistoso, popular y concurrido.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra