Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sucesos en Navarra

Concluido el informe de las causas de la explosión de Arazuri

En el siniestro, ocurrido el pasado 27 de octubre, falleció el inquilino de la vivienda, Luis Martínez Álvarez, de 83 años

Ampliar La Guardia Civil concluye que la explosión de Arazuri fue accidental
La Guardia Civil concluye que la explosión de Arazuri fue accidental
Actualizado el 08/11/2017 a las 06:00
Los investigadores de la Guardia Civil han concluido que la explosión de gas butano que provocó el derrumbe de una vivienda en Arazuri y con ello la muerte de su inquilino, un hombre de 83 años, fue accidental.
Aunque inicialmente se barajó la posibilidad de que hubiera sido un acto intencionado llevado a cabo por el fallecido para quitarse la vida, los agentes han descartado esa posibilidad y se inclinan más por que la víctima, Luis Álvarez Martínez, sufriera un accidente cuando manipulaba una bombona en la cocina de la casa.
Al mezclarse el gas con fuego (mechero, cerilla, o una chispa, entre otros posibles puntos de ignición) se pudo haber producido la detonación que desencadenó el derrumbe inmediato de la casa (la infraestructura de la vivienda era muy endeble), atrapando al hombre entre los escombros.
Agentes de la Policía Científica y de la Policía Judicial de la Guardia Civil analizaron la bombona, la ubicación del hombre en la casa (se encontraba en la cocina en el momento de ocurrir en el accidente) y otros indicios y, aunque entre otras barajaron la posibilidad de que hubiera querido poner fin a su vida finalmente se inclinan por la opción del imprevisto.
El aviso por siniestro se produjo a las 8.56 horas del pasado 27 de octubre en la calle Santa María, 3, de Arazuri. Inicialmente se informaba de un incendio , pero a su llegada al lugar, los efectivos de bomberos se encontraron con que no había fuego y que la vivienda se encontraba derruida. Al acceder escucharon gritos que procedían de un lugar cubierto de cascotes y vigas.
Pese a sus esfuerzos (a pesar de la inestabilidad, realizaron un desescombramiento manual), el herido no pudo ser rescatado con vida y falleció poco antes de las 11 horas.
Las primeras mediciones realizadas in situ no detectaron la presencia de gas en el aire, pero entonces no fue concluyente paras saber si el gas lo había soltado el inquilino voluntariamente o no. El mal estado del inmueble hizo que, ante la detonación, el tejado se levantara y volviera a caer acto seguido, hundiendo con la fuerza de su peso varios tabiques.
volver arriba

Activar Notificaciones