Navarra
PAMPLONA

Buen estudiante y deportista

Gyuner Akif comió con sus amigos de la UPNA y se retiró pronto porque el domingo competía en el Campeonato navarro de carrera de montaña. Nada más se supo de él

Denuncian en Pamplona la desaparición de un joven de 23 años de San Jorge

Cartel difundido en las redes sociales.

Actualizada 25/05/2017 a las 16:53

Gyuner Akif Ali, natural de Bulgaria, llevaba unos diez años en Pamplona y estaba muy integrado, tanto en la UPNA, donde cursaba el Máster de Ingeniería Agronómica, como el grupo de carreras montaña Berriozar Kirol Elkartea (BKE) con el que entrenaba casi a diario. Este domingo, por ejemplo, iba a competir en la Camille Extreme, después en Lakuntza, en Etxarri... “No se perdía una y estaba muy ilusionado con las carreras que venían”, contaban ayer sus amigos.

El día de su desaparición, viernes 12 de mayo, había comido con sus amigos de la universidad (anteriormente se había licenciado en Grado de Ingeniería Agroalimentaria y antes estudió en el IES Caro Baroja). Tomaron una villavesa y siguieron tomando algo por el centro, aunque él apenas bebió. ”No le gustaba nada la fiesta, era la primera vez que venía a una comida y ya dijo que se iba a retirar pronto porque tenía una carrera”, contaba uno de sus amigos de la universidad. Justo cuando estaba anocheciendo, el grupo se separó y lo perdieron de vista “Como ya había dicho que se iba a ir pronto, no le dimos más vueltas”, contó. Nadie más supo de él.

En su grupo de la universidad lo definían como un chico “serio” y muy buen estudiante. “Sacaba buenas notas y el mismo jueves había colgado en la web parte del proyecto en el que estábamos trabajando”, contaba ayer un compañero de clase.

Gyuner Akif Ali vivía en San Jorge con su padre, su hermano y su pareja. Había visitado hace poco su país y se encontraba muy integrado y volcado en sus estudios, por lo que en su grupo de amigos descartaban que se hubiera marchado voluntariamente. El hecho de que no se hubiera llevado nada y que sus cuentas no reflejaran movimientos tampoco apoyaban esta tesis.

La carrera por la que ese viernes se retiró pronto era el Campeonato Navarro de Trail en Irati. Desde agosto se había enrolado en el Berriozar Kirol Elkartea (BKE), en la modalidad de traíl. “Nunca había hecho deporte, pero se lo tomó muy en serio y su progresión había sido impresionante. Era muy metódico entrenando y no paraba”, contaba ayer su compañero de grupo Israel Ruiz, que lo definía como un joven “tímido y un buenazo, siempre que había que echar una mano se prestaba”. El domingo antes de su fallecimiento, había corrido la Higa de Monreal, carrera en la que hizo un octavo puesto. Este sábado, durante el cross Lantzeluze que se celebra en Berriozar, se guardará un minuto de silencio en su memoria.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE