Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Meteorología

35 horas atrapado en la nieve

Varios camioneros navarros estuvieron atrapados desde el jueves por la tarde hasta ayer sábado en Sarrión, Teruel, por culpa del temporal de nieve. Vivieron una espera interminable

Largas retenciones en Bonete, Albacete, por culpa de la nieve.

Largas retenciones en Bonete, Albacete, por culpa de la nieve.

EFE
Actualizada 27/01/2017 a las 10:51

La última vez que Patxi Berrozpe Ochoa, pamplonés de 57 años, y transportista de profesión, no pudo conducir su camión hasta su destino por culpa de la nieve, la autovía de la Sakana (A-10) ni tan siquiera se había construido. De eso hace ya más de veinte años. Este jueves le volvió a ocurrir.


Debía transportar botellas de vidrio vacías desde Llodio, en Álava, hasta Caudete, un pequeño municipio de Albacete de poco más de 10.000 habitantes. El punto de partida y su destino están separados por 728 kilómetros. En condiciones normales, y con las limitaciones de tiempo que impone el tacógrafo, tardaría aproximadamente algo más de una jornada laboral. Aún no ha podido llegar.


Su historia es la cientos de transportistas que se vieron desde el jueves hasta primeras horas de ayer frenados en pleno trayecto por culpa del temporal. Su periplo empezó poco antes de las 16.00 horas del jueves. Hasta las diez de la noche pudo conducir sin problemas hasta Caminreal, en Teruel. “Tenía que parar porque ya había cumplido el cupo de horas. El tacógrafo no me permitía seguir”, relata.


Lo primero que hizo en la mañana del viernes, en cuanto se despertó en la pequeña litera que tiene acondicionada en la cabina de su camión, fue comunicarse por móvil y a través de la radio con otros compañeros: “Sabía que la situación en la carretera era peliaguda. Un compañero de mi empresa se encontraba parado en Tarrión, a unos 100 kilómetros de donde estaba. Si me ponía en ruta, me iban a parar. No tenía sentido intentarlo. Decidí quedarme”.


En el área de servicio que se encontraba había estacionados cerca de medio centenar de camiones. Todos con el mismo problema.


Las conversaciones, como no podía ser de otro modo, tenían que ver con el tiempo: “Muchos de los camioneros que estaban parados se dedicaban al transporte internacional. Hablaban de nevadas impresionantes en Alemania o Bélgica. Nada, en comparación con lo que ocurrió el jueves. Explicaban que no había estos problemas y que la circulación no se cortaba. La previsión y el funcionamiento de las máquinas quitanieves es mucho mejor”.


El temporal de nieve seguía. Pero la suerte cambió para Patxi Berrozpe. Su mujer, Nieves, fue a buscarlo. “Por lo menos, el fin de semana lo he podido pasar en casa. El lunes un compañero que tiene ruta hacia Valencia me llevará hasta donde dejé el camión”.

 

ESPERA INTERMINABLE


El también pamplonés Joaquín Goiburu Imaz, 57 años de edad, es el compañero al que se refería Patxi Berrozpe. Ha pasado 35 horas, desde las 18.00 horas del jueves, hasta las 10.30 horas de ayer sábado, sin poder avanzar por el temporal.


Salió desde Oricain con 24 toneladas de bobinas plástico que debía transportar hasta Alcantarilla, en Murcia. La nieve interrumpió su viaje a las 18.00 horas del jueves en Sarrión, en Teruel. “Nos pararon en un descampado. Sólo había una gasolinera y una ITV”.


Dice el refranero español que hombre prevenido vale por dos. Este es el caso de Joaquín Goiburu. “Suelo llevar provisiones: agua, café, comida... Gracias a eso he podido aguantar”, relata.


Con la incertidumbre sobre cómo evolucionaría el temporal, la espera se hizo interminable: “Es tiempo en el que lees un libro, una película, tomas un café, intentas pasear, hablas con los compañeros y vuelves a tomar un café”.


Esta no es la primera vez que una nevada sorprende en pleno trayecto a este pamplonés. “En 2009 me sorprendió en Badajoz. Pasé un día parado. El viernes y el sábado hablamos del tiempo. Por Europa no se para y nieva mucho más. El jueves se podía haber continuado el viaje. Que cierren una autovía por una nevada que ya estaba anunciada...”.


Ayer, a las 10.30, y después de arreglar un pinchazo, pudo ponerse otra vez en ruta.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra