Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Gente

Rossy de Palma: "Yo por amor bajé al infierno"

La actriz ha revelado los malos tratos que vivió con el padre de sus hijos

Ampliar Rossy de Palma, en Planeta Calleja
Rossy de Palma, en Planeta Calleja@Planeta_Calleja
Publicado el 06/05/2022 a las 06:00
Rossy de Palma ha sido la protagonista del último programa del aventurero Jesús Calleja con el que ha viajado a Ruanda. La actriz ha revelado por primera vez cómo fue su vida en París junto al padre de sus dos hijos. Poco amiga de airear detalles sobre sus intimidad, lo cuenta ahora, cuando ha conseguido quedarse con la mejor parte de aquellos terribles episodios. "Yo por amor bajé al infierno, es verdad que como subí con dos ángeles, que son mis hijos, no me arrepiento de haber bajado, pero bajar bajé", relató la artista.
Al principio todo iba muy bien: "Quise mucho a ese hombre. Desde nuestro primer encuentro ya hablamos de hijos. Nosotros nos quisimos mucho y mis hijos están hechos con amor", explicó. Sin embargo, todo empezó a cambiar precisamente cuando se quedó embarazada. "Empezó a ser más posesivo, quería tener el don de mando y bloqueaba mi instinto maternal", describió. "Me montaba un pollo cuando menos lo esperaba y de forma arbitraria", recordó Rossy que asegura que se sentía "angustiada".
Gabriel y Luna nacieron solo con un año de diferencia a finales de los 90 y Rossy sacó fuerza de ellos para poder seguir adelante: "Mis hijos me daban mucha fuerza y yo quería estar bien para ellos", relató. Sin embargo, todo fue empeorando hasta que llegó a intervenir la policía por lo que definió como "suceso violento". Aquello fue un punto de inflexión: "Tuve miedo y me vi a mí misma desde arriba".
 La protagonista de títulos como 'Kika' o 'Mujeres al borde de un ataque de nervios' tuvo que ir al hospital donde le asesoraron para que diera un giro a su vida. "Una señora que ayudaba a mujeres maltratadas me dice que lo que tenía que hacer era cambiar la cerradura de mi casa, coger a mis hijos, que eran muy chiquititos, y marcharme para Madrid", detalló. Dicho y hecho. Rossy de Palma hizo las maletas y regresó a España con sus dos retoños que ahora, convertidos en dos jóvenes no dudan en reconocer el esfuerzo de su madre. Ambos acompañaron a la actriz en su aventura con Calleja y dieron su testimonio. "Mi madre ha hecho un trabajo excepcional", subrayó Luna. En todo caso, la intérprete asegura que le habría encantado que sus hijos hubieran tenido una figura paterna. "No ha podido ser porque el padre nos salió rana, pero me hubiera gustado", aseguró. De hecho, explicó que nunca se hizo cargo de los niños que no llegaron a conocerlo realmente. Luna relató que la primera vez que lo vio siendo adulta "fue sanador". "El que se ha perdido conocerme es él a mí", afirmó la joven que dijo estar "rodeada de amor". De hecho, la actriz los ha educado en el amor: "Mi madre me dijo: 'No le odies porque el odio a la única que hace daño es a ti'".
volver arriba

Activar Notificaciones