Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Redes

Christian Gálvez, el último famoso en abandonar Twitter

El presentador dejó la red social el mismo día que estrenaba 'Alta tensión' y antes lo hicieron personajes como James Rhodes o Javier Ambrossi

Ampliar Christian Gálvez:
Christian GálvezCedida
  • Colpisa
Publicado el 07/08/2021 a las 11:50
El pasado lunes Christian Gálvez (Móstoles, 1980) decidía dejar Twitter para siempre. Fue extraño porque el presentador estrenaba, apenas unas horas después, 'Alta tensión', su nuevo concurso, que además se saldó con unos buenos datos de audiencia, liderando el 'prime time', con un 13,1% de 'share', y concitando a 1,56 millones de espectadores en torno a Telecinco. Pero la decisión, a juzgar por los tuits que publicó en la red social antes de cerrar su cuenta, parecía más que meditada.
En un extenso hilo compuesto por más de quince mensajes, quien fuera conductor de 'Pasapalabra' durante once años lamentaba el rumbo que había tomado la red de 'microblogging', un sitio que, dice, "no creo que refleje la realidad". "Cuando entré aquí, allá por el 2010, prometía ser un lugar muy interesante, un semillero de buen rollo, de compartir cosas en común, de celebrar los éxitos juntos y apoyarnos en los fracasos, esos eventos históricos de los que uno más aprende. Todo eso se vino abajo muy pronto", comentó. No obvió haber "saboreado los aplausos en muchas ocasiones" ni tampoco haber "sufrido las críticas", pero sí considera que "eso que la gente aplaude es una imagen" que se han creado de él. "Muy pocos conocéis a Chris. No a Christian Gálvez, a Chris".
Y entonces habló de la pandemia. "Después de tanta tristeza, de tanta muerte a mi alrededor (en mi caso, muchas pérdidas), he decidido ser feliz, disfrutar de lo que hago y no tener siempre presente el cruel termómetro de Twitter sobre mis hombros... Igual soy demasiado optimista, pero este no es un lugar sano", apuntó. Acabó despidiéndose de quienes más lo habían apoyado en la red social: "Ha sido un verdadero honor teneros cerca entre tanta ira. Después de tanto tiempo alejado de la tele, quiero volver y disfrutar, ser feliz mientras dure la aventura. Caerán críticas, lloverán comparaciones o alabaréis nuestro trabajo, pero no estaré para leerlo... No tendré un ojo pendiente en este lugar para buscar una palabra amable entre tanta rabia e indignación".
Sobre por qué había cerrado su cuenta de Twitter le preguntó Marc Calderó en 'Ya es mediodía', horas antes del estreno de 'Alta tensión'.
"Por salud mental... No me apetece no poder disfrutar de este momento, dure lo que dure. No me apetece estar leyendo cosas que no me importan para nada", zanjó Gálvez.
Lo cierto es que Christian Gálvez es el último pero no el único famoso que ha decidido cerrar su cuenta en la red social. Sin ir más lejos, el 11 de abril de este mismo año, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, abandonaba su cuenta de Twitter indefinidamente porque iba a intentar "hacer buena política". Su mensaje, aún disponible, da razones similares a las esgrimidas por Gálvez y señala que "la política es diálogo y debate, y gracias al intercambio de informaciones y opiniones podemos mejorar.
Cuando empezó, Twitter tenía mucho de eso. Por desgracia, en los últimos años, la red se ha llenado de perfiles falsos y anónimos que intoxican e incitan al odio".
Críticas por las modelos Otro caso reciente es el del pianista y escritor británico James Rhodes, uno de los más activos tuiteros. Anunció en su cuenta de Instagram que había dejado Twitter, como muchas personas le habían sugerido. "Las cosas parecen un poco más amigables aquí", escribía coronando su reflexión con un corazoncito negro. A la 'influencer' Aida Domènech, más conocida como Dulceida, se le atragantaron, en cambio, las críticas a raíz de las fotografías con las que presentó su colección de moda y es que a pesar de que en muchas ocasiones había hecho campaña en favor de la diversidad de cuerpos, las modelos que utilizó en su colección no se ajustaban tanto a lo que ella siempre había defendido.
Ella abandonó la red "harta de las críticas feroces y gratuitas.
Twitter se ha convertido en una red social de odio profundo en la que la gente se permite insultar y vejar sin revelar su identidad", dijo una fuente cercana consultada por Divinity. Javier Ambrossi, la mitad de Los Javis, cerró su cuenta en solidaridad con Dulceida. "No quiero seguir participando de esta falsa realidad donde constantemente se falta el respeto a los demás, se acosa, se multiplican las mentiras, se exageran las cosas, se generan falsos ríos de opinión y que, la verdad, muchas veces me hace sentir mal", espetó.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones