Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Redes Sociales

Miguel Herrán: “Cuanto más dinero gano, más infeliz soy”

El protagonista de ‘Hasta el cielo’, criado en Madrid, acumula 14 millones de seguidores en Instagram: “Me dicen que soy muy natural, pero si subo una foto he hecho antes 23”

El actor Miguel Herrán, popularísimo por 'Élite' y 'La casa de papel', ayer en el Festival de Málaga.
El actor Miguel Herrán, popularísimo por 'Élite' y 'La casa de papel', ayer en el Festival de Málaga.
EUROPA PRESS
Actualizada 23/08/2020 a las 11:53

Miguel Herrán (Málaga, 1996) supo que existía un festival de cine en la ciudad donde nació (se crió en Madrid) cuando presentó A cambio de nada, la ópera prima de Daniel Guzmán que le reportó en 2016 el Goya a mejor actor revelación. Después vendrían La casa de papel y Élite, que le han hecho tan popular que acumula la friolera de 14 millones de seguidores en Instagram. En Hasta el cielo, de Daniel Calparsoro, a competición en el certamen andaluz, es un chaval del extrarradio que asciende en el escalafón de los ladrones a base de osadía e inteligencia.

Usted es de Málaga. ¿Soñaba de crío con ser protagonista del festival?
Nací aquí pero con tres meses de vida mi madre me llevó a Madrid. Me he criado allí. No sabía de la existencia del festival hasta que vine con A cambio de nada. Bueno, no sabía de la existencia de prácticamente nada…


¿Dónde se veía de mayor?
He pasado varias fases. De muy pequeño quería ser pulga porque me gustaban mucho los animales, soñaba con estar siempre pegado a un perro. Luego me dio muy fuerte por la espeleología: las piedras, las cuevas… Después tuve una época muy turbia en la que me volví gilipollas.


¿Quiso ser como Ángel, el protagonista de la película?
De ese estilo. También quise ser mecánico y tuve el sueño frustrado de ser piloto, pero siempre supe que no lo iba a ser porque si no empiezas con una moto con 4 años no llegas. Ah, y luego me hice actor.


El Goya le cambió la vida.
Más que el Goya el que me la cambió fue Dani [Guzmán]. Soy un caso claro de que el cine te puede cambiar la vida. En mi caso para bien, pero he visto mucha gente a la que se la ha cambiado para mal.


Por la fama.
Por cómo la gestiones. Hay gente que se asienta y a otra se le va la chota. A mí el cine me ha hecho que quiera estudiar, tengo la ESO gracias a esta profesión. No me considero machista, racista ni clasista, y eso es gracias a ser actor. Interpretando he aprendido a no juzgar, y eso es oro porque me permite quererme a mí mismo. Yo antes juzgaba mucho, era el típico racista. Haciendo personajes entendí que las personas son como son porque han vivido ciertas experiencias. Ahora le están breando a Miguel Bosé. Hay que entender lo que está viviendo este hombre, al que se le ha muerto casi toda la peña y se ve solo.


¿Es cierto que fue bebido al casting de A cambio de nada?
Iba reprogramado, ja, ja… No me presenté en pleno uso de mis facultades mentales. Al segundo y al tercer casting tampoco. No quiero utilizar la palabra subnormal, pero era una persona que funcionaba con cierto retraso. Mi cerebro no almacenaba el texto. Dani me iba a mandar a tomar por culo, pero justo en ese momento me cabreé con el colega que me había acompañado al casting. Le llamé hijo de puta, y a Dani le encantó esa energía. En el cuarto casting me marché a la mitad porque me enfadé con la que era mi pareja y en el quinto, por fin, me planteé que quizá si me lo curraba un poco haría la película.


Un montón de motos...
Hasta el cielo retrata a una generación criada con ídolos como Cristiano Ronaldo, obsesionada por un lujo inalcanzable: zapatillas de marca, cochazos… Yo lucho contra eso pero a veces me vence. El mundo capitalista consumista me da mucho asco aunque caiga en sus manos. Ahora mismo llevo unas zapatillas Retro que valen una pasta, un pantalón de chándal que parece una mierda pero es carísimo y una camiseta Moncler. Yo no lo compro, me lo regalan. Me da asco, porque acabo cayendo como un puto gilipollas. Lucho por no caer y muchas veces me siento un cínico.


Que diga que el dinero no le hace feliz puede parecer una pose.
Cuanto más dinero gano, más infeliz soy. Para conseguir mi primera moto me pasé más de 5 años trabajando. Era mi moto, la metía en el salón de casa. Hoy tengo un montón y me dan igual, no las disfruto. Si me dejas un megapepino de Audi lo disfruto 5 minutos. Me he comprado un coche grande y caro porque me he visto empujado.


¿Ser hijo de madre soltera le ha imprimido carácter?
A mí madre estoy muy unido, pero porque tiene dos ovarios. Ha luchado mucho, he sido difícil de criar. Me ha criado sola, ha hecho de figura paterna y materna. Y he tenido muchos padres, me han criado una pareja gay, Carlos y Jorge, amigos, un señor mayor… Mi madre me ha rodeado de buena gente y buenos valores, aunque luego yo me iba por otras ramas… Gilipollas soy un rato, pero gracias a ella no me he convertido en ‘la estrella internacional’ cuando ha llegado un buen momento de mi vida.

 

“Ya no me castigo en el gimnasio”

 

¿Cómo gestiona 14 millones de seguidores en Instagram?
No siento ninguna responsabilidad, si por mi fuera no estaría ahí. Claro que también sería una gilipollez, porque me genera ingresos y visualización. No le saco mucha pasta porque no subo mucho contenido ni hago vídeos ni directos. Me dicen que soy muy natural. Qué cojones, creo una falsa naturalidad. Subo una foto, pero hecho antes veintitrés.


En la adolescencia sufrió vigorexia. ¿Cómo lleva ahora el gimnasio?
Bien. Estoy en la fase de entrenar. Va por días. Quiero seguir mejorando, pero no tengo la obsesión de antes, ya no me castigo.


¿Dónde se ve dentro de cinco años?
Ni idea, está siendo tan loco todo… Con que todo siga igual y pueda hacer mi trabajo y estar tranquilo… No quiero más. Ni menos.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE