Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tenis

España inicia la defensa de la 'Ensaladera' en busca de olvidar todos los obstáculos

Carlos Alcaraz, última baja del equipo español tras confirmar su positivo en coronavirus

Carlos Alcaraz entrena para la Copa Davis antes de conocer su positivo por coronavirus
Carlos Alcaraz entrena para la Copa Davis antes de conocer su positivo por coronavirusRFET
  • Europa Press. Madrid
Publicado el 25/11/2021 a las 21:25
España comenzará este viernes 26 de noviembre su andadura en las Finales de la Copa Davis con un primer duelo clave para sus aspiraciones de superar la fase de grupos ante Ecuador, primer rival en la defensa del título que logró hace dos años en Madrid y que le llega en un complicado e inesperado momento anímico tras perder a Roberto Bautista y a Carlos Alcaraz.
El actual campeón parece estar gafado para intentar llegar lo más lejos posible en la competición por equipos y la última piedra en su camino a menos de 24 horas de su debut en el Madrid Arena, el nuevo escenario en la capital, ha sido el positivo por coronavirus de Carlos Alcaraz, señalado como la gran esperanza pese a no haber jugado aún ni un partido de este torneo.
Primero fue la baja de Rafa Nadal, "el mejor jugador de la historia de la Davis" para el capitán Sergi Bruguera, aunque esta fue anunciada con bastante tiempo. Sin embargo, el martes, el catalán perdía a su teórico número uno, Roberto Bautista, por una lesión abdominal, lo que aumentaba las opciones de que pudiese debutar el murciano de 18 años, que llegaba en gran momento tras coronarse 'maestro' de los 'NextGen'.
Pero tampoco tendrá la oportunidad de hacerlo en esta ocasión por el coronavirus, lo que merma aún más las opciones de un equipo que se coronó campeón por sexta vez en su historia y en el estreno del nuevo formato ideado por Gerard Piqué y Kosmos en 2019. Entonces, también tuvo que superar momentos complicados como la lesión de Pablo Carreño y la marcha de Roberto Bautista por el fallecimiento de su padre, aunque el castellonense retornó para ganar un emotivo punto en la final ante Canadá.
También se sobrepuso entonces al hecho de jugar en una superficie teóricamente adversa, como la pista rápida en pista cubierta, pero logró rehacerse, agarrado eso sí al esfuerzo y liderazgo de Nadal, que ganó todos sus puntos, entre ellos los de los dobles que decidieron tres de las cinco eliminatorias.
Ahora, Bruguera tendrá que jugar con menos cartas, aunque aún le quedan para formar una buena mano que sepa competir. Está Pablo Carreño, más experto ya en las competiciones por equipos, y que espera tener el tenis y el espíritu que le llevaron a conseguir el bronce olímpico en Tokio.
Además, el capitán también tiene un doble bastante fuerte con una pareja bastante sólida como la que forman Marcel Granollers y el veterano Feliciano López. El toledano, por su experiencia, podría ser el número dos en individuales, mientras que Albert Ramos y Pedro Martínez, sustitutos de Bautista y Alcaraz, están casi recién llegados. Tampoco hay que olvidar que España contará con el calor del público, siempre clave para dar ese plus extra, más necesario ahora que nunca. 
ECUADOR, PRIMER RIVAL ANTES DEL EXAMEN DE RUSIA
El primer paso hacia la defensa del título es el que se presenta presumiblemente como el más 'sencillo' aunque sin margen de error, ya que enfrente estará Ecuador, una de las sorpresas en estas Finales y 24 del ranking de la Copa Davis, que sacó su billete tras ganar a una Japón sin Kei Nishikori, pero que jugaba en casa.
El equipo de Raúl Viver, sempiterno capitán ecuatoriano desde el año 1993, no cuenta en sus filas con ningún componente en el 'Top 100' y su mejor jugador es Emilio Gómez, el 149 del mundo e hijo de Andrés Gómez, campeón de Roland Garros en 1990 ante Andre Agassi. Roberto Quiroz (291), Diego Hidalgo (591), Antonio Cayetano March (701) y Gonzalo Escobar (39 del mundo en dobles) completan un quinteto cuya principal arma es la ausencia total de presión.
España parte como favorita pese a todos los problemas y tratará de deshacerse del combinado ecuatoriano por la vía rápida y cediendo lo menos posible para luego medirse el domingo con una Rusia que es señalada por muchos como una de las grandes favoritas.
Los de Shamil Tarpischev cayeron en 2019 en la fase de grupos por un apretado 2-1 y luego fueron semifinalistas, pero esta vez sí vienen con Daniil Medvedev, número dos del mundo y en gran forma, para acompañar a Andrey Rublev, el cinco, Aslan Karatsev, el 18, y Karen Kachanov, subcampeón olímpico.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones