Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pelota

La txapela vital de Iker Salaberria

Trabajada victoria del goizuetarra ante Egiguren en la final del Cuatro y Medio de Promoción en el Labrit

Ampliar Iker Salaberria celebra su txapela en el Cuatro y Medio de Promoción 2022.
Iker Salaberria celebra su txapela en el Cuatro y Medio de Promoción 2022.MIGUEL OSES
Actualizado el 12/11/2022 a las 21:45
El resto de Julen Egiguren murió sin tocar el frontis, subió el 16-22 al luminoso e Iker Salaberria se puso de rodillas, apretó los dientes y gritó con fuerza al Labrit. Era campeón del Cuatro y Medio de Promoción 2022, su primera txapela como profesional. Rápidamente se abrazó a su botillero, Fermín Escudero, y luego miró a la grada. Allí, en los asientos ocho y nueve de la fila 7 sus padres -Ángel Salaberria y Jaione Orbegozo- se fundían en un abrazo al borde de la lágrima. Era aquella la txapela de una familia, el éxito de una apuesta vital.
La primera txapela profesional de Iker Salaberria fue el espejo de lo que ha sido su carrera. Trabajo e insistencia hasta el final. Le costó casi una hora y más de 260 pelotazos doblegar a Egiguren en una final dura, de pico y pala, que funcionó a tacadas y en la que el goizuetarra hizo mejor las cosas en la parte final.
Tras un comienzo duro, de tanteo, Egiguren aplicó su juego recto, con una volea de derecha que le hizo daño al goizuetarra, que en esa primera parte cometió una falta por saque largo y una pasa de la disancia. El azpeitarra de un 3-6 saltó a un 10-6 favorable.
Se le fue al colchón el siguiente sotamano de zurda al guipuzcoano. Cambió de pelota Salaberria y a partir de ahí comenzó a construir el goizuetarra el edificio de su primera txapela.
Iker Salaberria, nada más proclamarse campeón de la distancia.
Iker Salaberria, nada más proclamarse campeón de la distancia.MIGUEL OSES
Lo empezó por le saque -hizo tres en la segunda parte- y siguió levantando su victoria alrededor del trabajo y de incomodar al guipuzcoano, a base de moverle al ancho y de remacharlo en la pared o insistiendo al ancho. Brillante fue la volea al rincón del 10-12, una contradejada un tanto después, o los dos ganchos seguidos del 18 y 19.
Pero hubo que sufrir hasta el final. Salaberria, exhausto, exprimido por el esfuerzo, falló una pelota a placer a resto de saque de Egiguren en el 14-20. Encadenó dos tantos el guipuzcoano que con un 16-20 le obligaron al goizuetarra a exprimir hasta la última gota, como siempre.
Celebración del triunfo de Iker Salaberria
EGIGUREN V 16
SALABERRIA 22
Frontón. Labrit. Magnífico ambiente 662 espectadores.
Marcador. 1-0, 1-2, 3-2, 3-6, 10-6, 10-16, 13-16, 13-20, 16-20 y 16-22.
Duración. 58:05 minutos.
Pelotazos. 267.
Saques. 4 de Egiguren, 4 y una falta de Salaberria.
Pasas de la distancia. 0 de Egiguren, 1 deSalaberria.
Tantos hechos. 7 de Egiguren, 12 de Salaberria.
Tantos perdidos. 6 de Egiguren, 3 de Salaberria.
Botilleros. Jon Egiguren con Egiguren V, Fermín Ezcudero con Salaberria.
Dinero. De entrada a la par.
Incidencias. El juez dio vuelta tras el 3-2 por estorbada de Salaberria a Egiguren. Lamentable comportamiento de algunos espectadores de la grada superior que tiraron vasos a la cancha al término del partido.

Salaberria:  "Soy muy muy feliz con esta txapela"

Iker Salaberria estaba exultante tras conseguir su primera txapela como profesional en el Labrit. Sus seguidores le llevaron en volandas desde la grada, tras el partido lo mantearon en los exteriores del Labrit y quiso celebrarlo con una cena con unos 60 aficionados en Goizueta.
“Ha sido una final muy dura. Sabía que si quería ganar iba a tener que sufrir mucho, y así ha sido. estoy muy muy feliz”, comentaba el delantero de Goizueta. “Él se me ha ido al principio un poco por un saque largo que he hecho y una pasa. Yo creo que es normal porque jugamos a tal ritmo que los errores son parte de esto. Pero he seguido peleando y luchando hasta el final”.
Salaberria venía de casa con las ideas claras, sabiendo qué hacer, y Fermín Escudero supo llevarle desde la silla. “Cuando él me ha jugado recto me ha hecho mucho daño, ha sido más que yo. Pero con el saque y a la hora de abrir los ángulos creo que yo he acertado más. Estoy muy muy feliz, sé que todo el trabajo que hay detrás de todo esto. He pasado momentos muy malos, pero todo esto lo compensa. La experiencia de la primera txapela no la voy a olvidar nunca, es una felicidad inmensa. Pero sé que tengoq ue seguir trabajando en el día a día como hasta ahora, porque esa es la clave”.
Salaberria le dedicó la txapela a sus padres, a Justo Lillo -su preparador- y a dos tíos suyos fallecidos hace unos años.
EGIGUREN TRISTE
Julen Egiguren no podía esconder su pena. “Hasta mitad de partido creo que he jugado bien, con buenas sensaciones. Pero luego él ha cogido el saque y me ha hecho mucho daño con el remate, y yo tampoco he sabido quitarle la pelota ni buscarle en la pared”, comentó.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora