Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Final del Parejas

Laso e Imaz esperaban más pelota

El cestaño de la final estaba seleccionado desde hacía cinco semanas

Ampliar Unai Laso, junto con Ander Imaz y Goristiza, ayer por la mañana en el frontón Bizkaia de Bilbao
Unai Laso, junto con Ander Imaz y Goristiza, este miércoles 30 por la mañana en el frontón Bizkaia de BilbaoEL CORREO
Publicado el 31/03/2022 a las 06:00
Las polémicas ahora en la mano profesional son de perfil bajo, de baja intensidad. No hay incendios, solo se desliza un echaba de menos más pelota. Y es lo que dejaron entrever este miércoles 30 de marzo Unai Laso y Ander Imaz después de separar las tres pelotas con las que el domingo tratarán de romper la hegemonía de Aspe en el Parejas. Los de Baiko echaron falta en el cestaño pelota un poco más viva para poder aislar del juego a Jokin Altuna. También hay que decir que el seleccionador de material, Martin Alústiza, y los intendentes de las empresas prepararon el lote de la final hace cinco semanas, cuando nadie sabía ni por asomo quién se iba a meter en la final.
Unai Laso, como Imaz, tenían las ideas muy claras. Hay que evitar que sea Altuna quien marque el tempo de la final. “Las pelotas estaban elegidas desde hace tiempo y parecían algo más bajas que las de otras jornadas, pero en el partido se calientan y son totalmente distintas. Nosotros queríamos pelotas algo más vivas para evitar a Jokin, atrasar la pelota y para eso necesitamos más rápidas. Ellos han elegido dos mucho más bajas que las nuestras, las nuestras eran más vivas”, explicaba ayer el delantero de Viscarret.
Jon Ander Imaz estaba muy tranquilo. “Queremos pelear la txapela, aunque los favoritos sean ellos. Nosotros estamos bien y vamos a pelear a tope”, explicaba el zaguero de Oiartzun. “Cuanto menos entre Altuna en juego va a ser mejor para nosotros, porque él marca el ritmo”.
COLORADOS, FAVORITOS PERO...
Los manistas de Aspe partirán como favoritos para las apuestas, pese a lo ocurrido en el último partido de la liguilla de semifinales. A Jokin Altuna, que puede convertirse en el octavo pelotari que gana la triple corona, le preocupan otras cosas.
“Tengo la ilusión de ganar el Parejas, porque lo veo cerca. No voy a ser mejor pelotari tenga la triple corona o no”, explicaba Jokin Altuna. “Tenemos que mandar en el juego y en el peloteo, va a ser una final durísima, y tenemos que ser duros a la hora de sufrir”.
El navarro Julen Martija es consciente de que los primeros tantos del partido van a marcar.
“Es importante en una final con tanta tensión y con tanta gente, empezar bien. El inicio es importantísimo, tenemos que salir con las ideas muy claras y al 120% porque contra una pareja que juega muy bien como ellos, hay que arrancar muy enchufados”, explicaba ayer Martija.
La cuenta atrás es imparable.

El mano a mano se atrasa una semana y arranca el 16

A diferencia de otras ediciones, que comenzaban el fin de semana siguiente a la final de Parejas, el Manomanista 2022 arrancará una semana después. Lo contemplaron las empresas a la hora de diseñar el calendario, por un lado para dar más tiempo a alguno de los finalistas. De otro, porque las empresas, en especial Aspe, tienen un auténtico overbooking de pelotaris. De hecho, queda una última previapor disputarse, que la jugarán Peio Etxeberria y Darío el próximo 10 en Oñate.
La presentación del campeonato será el lunes 11 y la competición como tal arrancará el fin de semana del 16 al 18 de abril. Se da la circunstancia de que este año la prueba reina de la mano va a tener liguilla en cuartos de final, y que en octavos entran Ezkurdia, Irribarria, Laso o Urruti.
volver arriba

Activar Notificaciones