Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Montaña

Ekaitz Maiz afronta un doble estreno en el Pamir

El prolífico escalador navarro viaja desde hoy por primera vez a la cordillera asiática

Ekaitz Maiz, escalador de Etxauri, en plena vía durante un ascenso.
Ekaitz Maiz, escalador de Etxauri, en plena vía durante un ascensoMillet
Actualizado el 30/06/2021 a las 21:16
El nombre de Ekaitz Maiz está vinculado de forma indisoluble en las dos últimas décadas a la escalada de dificultad (deportiva, invermal, big wall, en roca, hielo o mixto), encadenando varias vías de noveno grado y protagonizando la apertura de otras en algunas paredes emblemáticas.
Yahora, desde hoy, el escalador de Etxauri -con expediciones en su haber ya al Himalaya, Karakorum, Patagonia, Noruega, Yosemite (EE UU), Atlas marroquí o Canadá- en una nueva aventura que le lleva a conocer por primera vez el Pamir.
“Todos los que han estado allí me dicen que es increíble, así que tenía que intentar ir. Tiene muy buena pinta”, explica.
Además, durante los dos meses que tiene previsto estar entre Kirguistán y Tayikistán, también tiene previsto vivir otro estreno en su carrera deportiva: romper los 6.000 metros como su techo de altitud ya que intentará subir los 7.495 metros del pico Ismail Samani, antes conocido como Comunismo, para lo que, previamente, planea también un intento al Korzhenevskaya, tercera montaña de la cordillera con sus 7.105 metros.
DE INICIO, ESCALADA VERTICAL
La expedición que afronta el navarro este verano tendrá una primera parte -en la que estará acompañado por el pamplonés Txus Lizarraga, el barcelonés Josep María Tato Esquirol y el bilbaíno Mikel Bonilla- centrada en la reserva natural de Aksu y en la escalada de grandes paredes. Pura y dura.
De hecho, su gran y ambicioso objetivo es surcar por el centro de una inmensa pared de roca “lisa y vertical” de la cara norte del Pico Odessa (4.810m), siguiendo los 1.200 metros de la ruta Rusayev (6b escala rusa, A3+/7a). “Según lo que tenemos entendido esa pared sólo tiene un ascenso nacional, realizado por Willy Bañales y Guillermo Lazkano en los años 90 pero no por esa ruta sino por el espolón noroeste”, explica Maiz, consciente de la dificultad de la empresa que pretenden y que supondría “entre tres y cuatro noches en la pared”.
Para ello, planean “una aclimatación previa” con otras vías “más clásicas” como la Morov (900m, 6b escala rusa) o Perestroika crack (900m, 5b escala rusa) en el Slesova (4.240 m), sin descartar que puedan explorar otras paredes.
La segunda parte de la expedición -en agosto y con Joseba Iztueta y Joseba Escudero como compañeros de Maiz- les hará cruzar al cercano Tayikistán para buscar dos de los picos más altos de la cordillera, incluidos entre los cinco necesarios para obtener el Leopardo de las Nieves (las cinco cimas más altas de la antigua URSS). “Iztueta lo está intentando y son dos cumbres que le faltan, así que es quien impulsó la idea. Yo voy a vivir la experiencia, a aprender mucho y a ver qué tal la altura, ya que nunca he estado tan alto”.
volver arriba

Activar Notificaciones