Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Beatriz Carretero

Beatriz Carretero: “Hay hombres que me piden perdón al ver la película, y otros lloran”

El proyecto de la directora madrileña volvió este jueves a los cines en Golem tras 6 meses de parón. En él, 13 deportistas españolas dan voz a la desigualdad de género que han sufrido

La directora, productora y guionista Bea Carretero, en Golem.
La directora, productora y guionista Bea Carretero, en Golem.
Actualizada 11/09/2020 a las 06:00

Una heroína olímpica. Una inspiración. Una película. Una dura realidad. “Hijas de Cynisca” es el nombre con el que Beatriz Carretero (Madrid, 1979) bautizó el documental que ha exhibido en todo el mundo y que este jueves recaló en los cines Golem de Pamplona. La heroína es la princesa espartana, hija y hermana de reyes, que ha pasado a la historia como la primera mujer que ganó una prueba de los Juegos Olímpicos de la Antigüedad, que entonces era un evento exclusivo para los hombres, excepto en las pruebas ecuestres. Cynisca ganó en dos Juegos seguidos las carreras de cuádrigas (años 396 y 392 a.c.). Fue la gran pionera del deporte femenino y así consta en un tributo que se le rinde en Olimpia.

Quién mejor que ella para introducir a Carretero en una idea que le surgió a raíz de Londres 2012, donde vio muchas cyniscas peleando en inferioridad de condiciones y triunfando, y que plasmó después de vivir los de Río 2016, donde a todo ello se sumaron las informaciones sexistas y machistas sobre las campeonas.

Trece espartanas protagonizan el segundo largo de Carretero, una cinta que emociona y enfada a partes iguales, exhibida en 19 festivales de cuatro continentes, que echó el freno en marzo por el coronavirus y que retoma su camino de concienciación en Pamplona.

Cynisca se transforma durante hora y media en la gimnasta Almudena Cid, la ex jugadora de baloncesto Amaya Valdemoro, la periodista Paloma del Río, la ex jugadora de waterpolo Jennifer Pareja, la haltera Lydia Valentín, la ex jugadora de balonmano Bea Fernández, la ex ciclista Dori Ruano, otra guerrera, Carmen Martín, la nadadora Jessica Vall, la campeona de sincronizada Ona Carbonell, la entrenadora de fútbol Laura Torvisco, la entrenadora de voleibol Paula Tirini y la jugadora de voley Mary Álvarez del Burgo. En las imágenes se ve a las guerreras navarras Nerea Pena y Naiara Egozkue, ésta ya retirada.

Tras 19 años en el cine, 8 cortometrajes y un documental, Bea Carretero está recibiendo el reconocimiento con el segundo de larga duración. Este jueves atendía a Diario de Navarra tras la proyección matinal y el posterior coloquio. Un público participativo y 90% femenino, con 4 hombres en la sala.

¿Por qué rodar ‘Hijas de Cynisca’?
Quería hacer una película feminista, como yo lo soy, protagonizada y hecha por mujeres, contada desde su punto de vista. Y, por otra parte, me gusta mucho el deporte en general, y sobre todo el realizado por mujeres. Ésta era una buena forma de hablar de feminismo, igualdad y deporte, como reflejo de lo que ocurre en la sociedad. Estuve en los JJOO de Londres y empecé a conocer a familiares y amigos de las deportistas a las que yo iba a ver, y me iban contando anécdotas, falta de recursos, diferencia de sueldos, y empecé a investigar. Había cosas que me fueron cabreando e indignando. No se había hecho prácticamente en cine. Me embarqué en otros proyectos pero llegó Río 2016 y empecé a ver los titulares terriblemente machistas que se ven en la película, que a veces aparecían después de que una deportista hubiera ganado una medalla de oro. Decidí que era el momento de hacerlo, y como me operé de cervicales y estaba encerrada en casa, me dediqué a escribir el guión y fantasear con las cyniscas con las que quería contar.

Directora, productora, guionista, montadora, lleva el márketing...
Con lo que más disfruto es con la producción y, con la implicación que tenía, quería dirigirla. El guión lo hice con Eva Contreras, que ha sido mi mano derecha. Tenía 27 horas de entrevistas más los recursos y era importante reescribir la historia y la línea narrativa, por eso también me encargo del montaje. Para mí fue como un ciclo olímpico, un trabajo de fondo. Es un proyecto muy mío en el que he puesto mucho esfuerzo y dinero.

El equipo es mayoritariamente femenino.
Hay hombres, lo que buscaba gente profesional y gente involucrada en la lucha por la igualdad. Pero sí me hace ilusión que haya tantas mujeres.

¿Qué siente cuándo ve la película terminada?
Al estar en montaje, te la sabes de memoria. Tienes miedo al estreno porque ya no sabes distinguir si es amena, redundante, si falta algo... Pero la vi con parte de las protagonistas, familia, amigos, y fue muy emocionante. Sabía que iba a interesar, pero no me imaginaba que iba a gustar tanto en los países en los que la he presentado.

¿Y los hombres como público?
La reacción de las mujeres te la puedes esperar, pero los hombres te sorprenden, porque te vienen a hablar de lo indignados que están, a pedir perdón. He visto hombres llorar al ver la película. También hay los que dicen que las cosas no son así.

La película volvía hoy a un cine.
Tras estrenarse en noviembre, estábamos en época de festivales pero se tuvo que parar. Después de tantos meses se han reanudado las proyecciones. Hoy volvíamos a proyectarla y me apetecía muchísimo venir a Pamplona. Por desgracia, este tema no va a perder actualidad.

Cuando son reducidas a “un trozo de carne”

Uno de los momentos más impactantes de Hijas de Cynisca se produce cuando las protagonistas visualizan titulares machistas, informaciones privadas o imágenes sexistas para ilustrar el deporte femenino. Todo real. Ellas se enfadan, se rompen, devuelven la tablet a Beatriz. No quieren seguir mirando. “Durante su carrera, ellas se protegen con una coraza para que no les afecte todo esto, pero al enseñárselo todo de golpe, reciben un batacazo de realidad. Es un momento en el que son conscientes de lo que han sufrido sin saberlo. Su esfuerzo se ha reducido a algunos medios a ser un trozo de carne”, explica Carretero sobre esta parte.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE