Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

OPINIÓN

La metamorfosis de Aridane

El central acalla murmullos pasados para sacar su potencial y jugar sus mejores partidos desde que está en Osasuna en una categoría en la que debuta

Avatar del undefinedFernando Ciordia21/09/2019
Se podría dedicar el espacio de esta columna a hablar del buen fútbol ofensivo y defensivo de Osasuna del viernes, ambas facetas ejecutadas a un nivel de intensidad extraordinario. Todo esto pudo con el Betis, que volvió a Sevilla con sus figuras contento por no haber salido derrotado. Pero no. El foco también merece ser puesto en Aridane. Y no para lanzarle dardos ni para comentar los murmullos de El Sadar cuando se le acerca la pelota. Esto ya es pasado. Es curioso, pero el central de Fuerteventura ha alcanzado su plenitud en sus tres años Osasuna cuando le ha venido la máxima categoría encima. No había jugado nunca aquí. La Primera no se lo ha llevado por delante, sino todo lo contrario. Aridane partía en desventaja en la parrilla de salida. Con Unai García lesionado y Roncaglia y Navas recién llegados, Arrasate le dio la titularidad en la primera jornada y ahí sigue. Nadie de momento le puede desbancar si sigue a ese nivel de concentración, potencia física y aplomo con la pelota. El Sadar ya no se acuerda de esas inoconexiones desesperantes de tiempos pasados sino que aplaude la recuperación de un defensa que cuenta con unas cualidades atléticas de primer orden. Suyo es el mérito de haberle dado la vuelta a la situación. Querido en el vestuario por sus compañeros, siempre tuvo el respeto de no responder a ningún crítica y de no poner mala cara con los medios. Aridane en los entrenamientos también se deja notar con su voz y mando, cuando antes pasaba más desapercibido. Si no lo conocían de antes, En-Nesyri, Sergi Enrich, Griezmann, Sergi Guardiola y Borja Iglesias saben que en Osasuna hay un central de absolutas garantías. Navas y Roncaglia, que ya estaban en Primera, deben esperar de momento. Porque a David García también va a ser difícil sentarle en el banquillo.
volver arriba

Activar Notificaciones