Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Copa del Rey

Sangre osasunista en el Fuentes

David Falcón Lambea, segundo técnico del rival copero, recordó sus orígenes, ya que en la familia sitúan a su abuelo como rojillo en los años 30

Ampliar David Falcón Lambea posa con la camiseta de Unai García
David Falcón Lambea posa con la camiseta de Unai GarcíaCEDIDA
Publicado el 15/11/2022 a las 06:00
Cuenta que su abuelo jugó en Osasuna en los años 30 previos a la guerra; cuenta que era defensa y su número, el 4; cuenta que salía en los cromos y en los envoltorios de carámelos de la época; cuenta que gracias a ese vínculo se siente rojillo pese a ser de Zaragoza; y cuenta que vivió un día inolvidable el pasado sábado en el Fuentes de Ebro-Osasuna. Porque el protagonista es el segundo entrenador del equipo aragonés, David Falcón Lambea, que fue el primer rival en la Copa del Rey. Caprichos del destino de una historia sin rastro en los archivos. La familia lo investiga.
Al acabar el encuentro, David tenía un objetivo: una camiseta de Osasuna con el dorsal 4. Dicho y hecho. Consiguió la de Unai García y la enseña con orgullo recordando a su abuelo. La guarda junto a otras camisetas rojillas que tiene en casa.
El testimonio que relaciona a Fernando Luis Lambea Navarro como rojillo es de la abuela de David Falcón. “Él se murió cuando yo tenía 12 años. Todo lo que sé me lo cuenta ella”, afirma. No hay documentación que lo acredite. “Cuanen Zaragoza se habla de la rivalidad , siempre digo que mi abuelo jugó en Osasuna”, bromea el técnico. Parte de su familia está investigando para encontrar pruebas de ello. “Creemos que jugó entre los años 30 y 32”, apunta. Y en el núcleo familiar no descartan que optara por un pseudónimo porque jugar a fútbol no estaba bien visto por algunos sectores en la época. Antes de estallar la guerra, sus abuelos se trasladron a Tauste. “Investigué un poco, de hecho mandé un par de correos a Osasuna, pero no hubo manera. No podía darles mucha información”, lamenta David, de 46 años.
DÍA GRANDE
La semana pasada fue intensa. “No soy capaz de transmitir lo que viví. Los árbitros sabían nuestros nombres y a qué nos dedicábamos. Nos sorprendió mucho. Y marcamos un gol a un equipo de Primera. Los esfuerzos que hacemos por hacer bien las cosas merecieron la pena por vivir eso”, relata. “Nuestro portero decía que el delantero que iba al Mundial (Budimir) no le había marcado ningún gol. Y ahora lo va a ver por la tele”, destaca.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora