Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El Forofillo

Goleada

La nada sospechosa mayoría en la reunión de compromisarios encontró su continuidad en el verde

Ampliar El Forofillo celebra la victoria de Osasuna
El Forofillo celebra la victoria de OsasunaG.R.R.
Actualizado el 30/10/2022 a las 17:58
Una sociedad sin autocrítica es una sociedad sedada. Y así parecen estar en Osasuna, sedados. Un club controlado, dirigido, escondido y secuestrado por una Famiglia que no encontró oposición en la reunión de compromisarios celebrada horas antes del choque liguero, de ese partido de fútbol que debería haber centrado la actualidad rojilla pero que quedó ligeramente condicionado por lo de Baluarte.
Lógico, por otra parte. Cuando tus compromisarios son, precisamente, "tus" compromisarios, poca oposición vas a encontrar. De ahí que puedes hacer y deshacer a gusto, ahora meto la mano allí, ahora estiro por acá, ahora concedo las obras acullá y "asín" sustantivamente que suele leerse en las redes. Porque si el balón es mío, juegan los que yo quiero, o si el bar está a mi nombre bebe el que me dé la gana...
Cero. Como los goles que nos marcó el Valladolid. O los que enchufó Budimir, pobrecillo, que falla más que una escopeta de feria. O se los está guardando para el Mundial (Croacia campeona) o para la segunda vuelta (Osasuna a la Champiñons). Cero preguntas de los compromisarios, cero dudas, cero aclaraciones. Cero problemas. 2 a 0 y Aitor de portero. Y Sabalza de presidente...
Nada, Rien de rien, que dicen los franceses. Todo es arcoíris, palomitas de colores, unicornios y nubes de algodón en la casa osasunista. Todo es alegría y fiesta, fiesta, fiesta... Nada de deuda, nada de sobrecoste en las obras de El Sadar (vaya usted a vdr, perdón, a ver, que se me cuelan las erratas). Nada de sospecha en la ausencia de la gira en el parón liguero, o en protestas al VAR (que le pregunten a Torró) o en el pelotazo de Tajonar y esos terrenos de vaya usted a saber o en la postura del club ante los bronquistas de turno en la grada... Nada.
Lo mismo que hizo el Valladolid, pobre Limeño. Que los de Pucela salieron con pocos goles en contra para lo que pudieron sufrir. Una goleada que comenzó en Baluarte, en la asamblea, que siguió en el primer tiempo de los nuestros y que pudo ser mayor si no se relajan los de rojo. Como el Anaitasuna en Boscos en Lizasoain, que con diez aguantamos encajando solo un gol pero ya con nueve nos cayeron tres más...
No saltaron al verde Canal, Braulio Cata y adláteres, muevehilos que dirigen el cotarro desde la sombra luminosa a los que les va más hacer peliculillas lacrimosas que su cometido. Salieron Aitor, los García, Peña y Manu Sánchez. Torró de ancla y por delante otra línea de cuatro con Barja, Moi, Chimy y Oroz. Budimir, aunque no os lo creáis, salió de inicio. Y a verlas venir...
Se vieron bien. De entrada. Salida con el cuchillo entre los dientes y marcando pronto, merced a un penalti clarísimo de Mesa a Manu Sánchez. El Chimy esta vez no falló. Y poco después, en otro robo de presión, Moi recibía y Moi se estrenaba como goleador osasunista. Y pudieron caer varios más. Porque Masip no lo quiso y Budimir no atinó, pero si al descanso se van con 4-0 no se sorprende nadie.
El trabajo estaba hecho. Y en el campo, también. La segunda parte vio venir la esperada reacción pucelana que se quedó en intento. La más clara, con asistencia de Moi a Weissman, la sacó un valiente Aitor que de dos encuentros que ha jugado ha dejado ambos a cero su meta. Ahí queda la cosa. Y luego hubo bastantes ocasiones más...
No sé para qué está el VAR. Ya lo denuncio yo, que si esperamos a que desde el club se alce alguna voz discordante... Ni saben qué significa la palabra. El caso es que Torró se llevó un pisotón y, aparte del dolor, de regalo una amarilla. Y luego le hicieron un penalti clamoroso que le ninguneó el pitolari y que desde la sala de videoarbitraje ni se dignaron a ver. Estarían con 'Cine de Barrio', porque si no, no se entiende.
Menos mal que no incidió en el resultado final. Menos mal que este equipo, en el campo, funciona de maravilla. Menos mal que está la mitad del trabajo casi hecho, con 12 jornadas jugadas, y que este año huele a algo bonito, algo grande. Menos mal que los jugadores se han mentalizado, han regresado a su juego, saben que restan dos finales (Celta y Barcelona) y luego el descanso del guerrero. ¿Llegaremos a los 26 puntos? Tarea difícil, pero no imposible. Además, tenemos una directiva que "lo hace todo bien". Menos mal...
¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora