Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cuentas

Osasuna cerró la temporada 2021-2022 con 1 millón de euros de pérdidas

La deuda neta baja un 10% y se sitúa en 51 millones

Ampliar El palco presidencial, con la junta directiva, en el pasado partido que enfrentó a Osasuna con el Getafe en el estadio de El Sadar
El palco presidencial, con la junta directiva, en el pasado partido que enfrentó a Osasuna con el Getafe en el estadio de El SadarJ.P. Urdíroz
Actualizado el 14/10/2022 a las 22:27
Osasuna cerró la temporada 2021-2022 con pérdidas. El desajuste alcanza el millón (1.053.060 euros) y es inferior a las previsiones de mitad de curso en diciembre. El club ya anunció que rondaría los 1,6 millones debido a la reducción de ingresos que afectó a todos los equipos. Finalmente, unos extras para las arcas en la segunda parte han maquillado el resultado. Se rompe la tendencia de las últimas campañas de superávit, que incluso se alcanzó en los peores tiempos de la pandemia.
“A este resultado se ha llegado principalmente por la reducción de los ingresos por derechos de retransmisión de TV respecto de los importes presupuestados. Los ingresos de LaLiga se han visto afectados por el efecto Covid-19 en el canal Horeca (Hostelería, Restaurantes y Catering) y por problemas en el cobro con el operador en el mercado chino. Esto se ha trasladado al reparto afectando a los ingresos de los clubes”, expone la auditoría que este viernes difundió Osasuna. Lo hizo como es preceptivo a dos semanas de la asamblea ordinaria de compromisarios que votará la aprobación de las cuentas y del presupuesto. La cita será el domingo 30 de octubre en Baluarte.
En la pasada temporada, LaLiga sufrió el impago del operador con derechos en China. Eso mermó los ingresos en Osasuna en 2,6 millones. La pandemia volvió a tener un efecto en la economía. Hubo siete partidos con restricciones de aforo por Covid. Esa afección supuso un millón sumando el dinero a devolver a los socios y las entradas no vendidas en taquilla.
Esos 3,6 millones no alcanzados sobre lo previsto han provocado el resultado negativo del ejercicio, explica Osasuna, “si bien una gran parte de esa merma ha podido ser compensada gracias al mejor comportamiento de los ingresos en el segundo semestre de la temporada”. ¿Qué ha pasado entonces? Hay dos razones. Osasuna ingresó 250.000 euros por los días que estuvo Ante Budimir concentrado para la Eurocopa (volverá a hacerlo de la FIFA con el Mundial si es convocado, al igual que Ez Abde). Además, se produjo otro evento no contemplado que dejó plata. Fue el encuentro internacional entre Argentina y Estonia en junio. El club obtuvo 300.000 euros.
La cifra de negocios se situó en 63,8 millones, 5,6 más que en la temporada anterior. La subida se debe a la vuelta del público a El Sadar. En la 2020-2221 apenas se ingresaron 1,1 por socios y taquillas, y en la 2021-2022 fueron 5,3.
LA EVOLUCIÓN DE LA DEUDA TIENDE A LA BAJA
Osasuna informó que a pesar de las pérdidas, la deuda neta de la entidad se ha visto reducida en un 10%. Se sitúa a 30 de junio de 2022 en 51,1 millones frente a los 56,8 de un año antes. “Esto ha sido posible gracias a la reducción de deudas, principalmente con entidades deportivas, y especialmente a la mejora de la tesorería del club”, explica el club navarro.
Como se aprecia en el gráfico, la deuda está bajando después de las fuertes inversiones, con pandemia de por medio, especialmente en la reforma del estadio y en la plantilla deportiva. Se han producido renovaciones de los buques insignia y la compra de Ante Budimir, la más cara de la historia. No ha habido ventas de futbolistas pese a las propuestas recibidas por algunos de ellos. Como ejemplo, Osasuna rechazó los 10 millones que estaba dispuesto a pagar el Sevilla por David García. Además, en contraposición a directivas anteriores, la capacidad de ingresos se sitúa por encima.
Osasuna
Deuda neta e ingresos de OsasunaOsasuna
La estructura de la deuda experimentará un cambio sustancial a partir de ahora gracias al préstamo de 52 millones de LaLiga provenientes del acuerdo con CVC (Plan Impulso). Hasta junio de 2022 se habían ingresado 16 millones. Son los que figuran en las cuentas que se ponen a disposición de los socios. Este verano se han cobrado otros 10, quedando pendientes dos cobros de 12,9 en junio de 2023 y en junio de 2024.
“Esta circunstancia tiene ya consecuencias directas en el presente del club tanto en la reducción de préstamos antiguos como en la situación de tesorería, que en junio de 2021 tenía poco más de un millón de euros en caja y en junio de 2022 reunía más de 6 millones”, expone Osasuna.
Además, “en el futuro inmediato implicará una reestructuración total de la deuda bancaria”. Al cierre de la 2021-2022 quedaban poco más de 5,5 millones por amortizar del préstamo de 16 solicitado para la reforma del estadio. Cuando finalice esta campaña serán poco más de 2 los que falten. Durante la 2023-2024, el préstamo será cancelado. “Al cancelar o reducir deudas antiguas con el préstamo de 52 millones de LaLiga, el club reducirá sus pagos anuales de deuda a cargo de los ingresos ordinarios del ejercicio, teniendo más margen de maniobra para invertir en el crecimiento de la entidad”, señala Osasuna.
MODERNIZARSE CON CVC PARA EL EXTRANJERO
El Plan Impulso busca modernizar las estructuras, acelerar su expansión internacional y recortar distancias con los competidores de LaLiga en los mercados internacionales. Además, se pretende preparar a los clubes para el momento en que se comercialice el producto de forma directa a los aficionados, sin plataformas de intermediación que encarezcan el precio del abono televisivo como hoy.
“Con los fondos del préstamo del Plan Impulso, la entidad afrontará las deudas bancarias de directivas anteriores, los préstamos para la reforma del estadio y la compra y construcción de una parte de Tajonar”. En las cuentas que se ponen a disposición de los socios no figura la compra de la parcela por 6,5 millones de euros, ya que se realizó en julio, por lo que esa operación se verá reflejada en las cuentas de la próxima temporada.

Habrá récord de ingresos

Además de las cuentas, los socios compromisarios votarán en la asamblea del día 30 el presupuesto para la presente temporada. Se han proyectado unos ingresos que supondrán un récord en la entidad. Osasuna ha previsto obtener 69,1 millones de euros. La televisión vuelve a ser la principal fuente con 49,7 millones (71.9%), aunque dentro del global desciende su alto impacto porque se suman más ingresos por taquillas y por patrocinios.
Los gastos presupuestados figuran por encima, en concreto 70,7 millones. Esto quiere decir que la temporada 2022-2023 finalizará con unas pérdidas de 1,6 millones. Osasuna razona el desvío que se ha contemplado con antelación. En el presupuesto realizado en junio y enviado a LaLiga, se preveía un escenario con beneficios. Sin embargo, este cambio de escenario se debe a la utilización de fondos del Plan Impulso (préstamo de LaLiga tras el acuerdo con CVC) para la plantilla deportiva.
Según marca el acuerdo, el 15% de los fondos pueden utilizarse en jugadores (el 70% en infraestructuras y el 15% en cancelar préstamos). Osasuna optó por no utilizar ese dinero para este fin el año pasado, algo que sí se ha dispuesto parcialmente de cara al presente ejercicio. Se empleó a partir del 1 de julio en renovaciones y en el fichaje de Moi Gómez para pagar 1,8 millones al Villarreal. Ese exceso va a la cuenta de pérdidas y ganancias, provocando el resultado negativo del ejercicio.
“Se trata, en cualquier caso, de una pérdida que viene acompañada por financiación a largo plazo (LaLiga ya ha aportado parte de los fondos del préstamo) y que además deberá compensarse en los próximos ejercicios, equilibrando así la situación”, asegura la entidad osasunista.
INGRESOS: MÁS TAQUILLAS Y PATROCINADORES
Osasuna señala en su informe que para esta campaña se ha presupuestado en taquillas un incremento destacable. Pasa en un año de 544.000 euros a 1,4 millones. ¿Por qué? Ahora se van a poder vender entradas para todos los partidos (algo que no ocurrió en el anterior por las restricciones del Covid), un encuentro sería Día de Ayuda al Club y se ha optimizado la gestión de la venta de localidades.
En cuanto a la televisión, el club ha presupuestado el 100% de lo que le debiera corresponder ya que entiende que no se repetirán los problemas del anterior ejercicio con los impagos. Hay que indicar que el importe comunicado es de 49,7 millones de euros, algo inferior al año anterior ya que ahora en el reparto entra CVC.
Los ingresos por comercialización y publicidad aumentan de forma notoria de los 6,5 millones a los 8,7 millones. Se corresponden con los contratos firmados y aquellos que se están negociando y cuyas condiciones económicas ya están pactadas. Hay nuevos contratos en mercados exteriores, señala Osasuna.
En cuanto a socios se presupuesta el importe recaudado durante el verano, 5,3 millones.
Hay un capítulo que se refiere a los ingresos de explotación que suma 2,3 millones. El importe de arrendamientos se presupuesta en niveles similares (480.000 euros). El resto corresponde a los ingresos estimados por Quinielas, Programa Cantera con Valores de la RFEF y subvenciones por mantenimiento de Instalaciones (1,8 millones).
GASTOS: 38 MILLONES EN PERSONAL DEPORTIVO
El club refleja que sus gastos llegarán a los 70,8 millones. El gasto del personal se lleva la mayor parte con 43,4 millones. Se produce un incremento en el coste de la plantilla deportiva en la línea con el importe aprobado por LaLiga en función de los ingresos justificados y de la posibilidad de utilizar el fondo de CVC. El incremento es de 2,5 millones y llega a los 38,1.
En cuanto al personal no deportivo se presupuesta un incremento por contrataciones y ajuste de convenio de 316.000 euros para alcanzar los 3,7 millones. A ello se suman 1,6 millones de Seguridad Social.
En otros gastos de explotación, figuran los 4 millones que se llevan los agentes de jugadores; los 814.000 euros de arbitraje (incluye al Promesas, que ha subido de categoría); o los 700.000 euros de desplazamientos. Además, en el capítulo de amortizaciones hay 9 millones que deberán cubrirse.
Osasuna expone que gastará 771.000 euros en compras (material deportivo fundamentalmente) y 11,3 millones en servicios exteriores, tributos y provisiones. Aquí, 6,5 son del dinero que se devuelve a LaLiga de la televisión, un porcentaje común a todos; 769.000 euros son de reparación y conservación (incluye el césped); 1,9 millones de publicidad y relaciones públicas; y 1 millón de otros servicios, recogiendo el coste de la residencia de jugadores y manutención de la cantera, autobuses y clubes convenidos.

La entidad pagó en impuestos 34,8 millones

La pasada temporada Osasuna aportó 34,8 millones a las arcas públicas en impuestos. De ellos, al menos 33 fueron directamente a la Hacienda Foral (22 provenientes de IRPF y 11 del IVA). Además, la Seguridad Social ha recaudado casi 2 millones. “La mayor parte de los ingresos provienen de dinero que llega a Navarra proveniente de los derechos de televisión nacionales e internacionales, suponiendo por tanto una importante entrada de capital en la Comunidad”, explica el club rojillo , que se ve como “uno de los grandes contribuyentes fiscales de Navarra”.

Al corriente de pagos

Por otro lado, la Comisión de Control Económico destaca en su informe publicado ayer que la entidad ha aportado certificados expedidos el 5 de septiembre de estar al corriente de sus obligaciones fiscales. También garantiza que no hay reclamación de deudas vencidas de la Seguridad Social.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora