Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Osasuna

Mikel Merino, conde en su tierra

Lesionado en el tobillo, se hizo una herida en la ceja y pidió perdón en su vuelta a casa tras marcar el primer gol

El centrocampista de la Real Sociedad, Mikel Merino (detrás) celebra la consecución del primer gol de su equipo ante Osasuna
El centrocampista de la Real Sociedad, Mikel Merino (detrás) celebra la consecución del primer gol de su equipo ante OsasunaEFE
Publicado el 08/11/2021 a las 13:45
Mientras los aficionados de Osasuna abandonaban en silencio El Sadar, un nombre sonaba con fuerza en el fondo que ocupaban los seguidores de la Real: “¡Mikel Merino!”. El cántico sonaba una y otra vez. Ídolo y protagonista absoluto del partido en el regreso a su casa. Antes de esa despedida por todo lo alto vivió una montaña rusa: se lesionó antes del descanso, volvió al terreno de juego, se hizo una herida en la ceja y marcó el 0-1. Emociones fuertes. Pero ni se inmutó como muestra de respeto. Un señor dentro y fuera del campo porque su discurso siempre es el adecuado. Un jugador total, hecho para tocar el cielo.
El ‘8’ de la Real Sociedad, internacional absoluto, se ha convertido en el faro de su equipo. El domingo volvió a El Sadar con público ante la presencia de familia y amigos. Un día especial. Las alarmas se encendieron justo antes del descanso. Hizo un mal gesto con la pierna derecha. Se echó la mano al tobillo y después a la rodilla mientras era atendido por los servicios médicos. Fue tratado en el descanso. Puede tener un esguince de tobillo. Sin embargo no tuvo inconveniente en saltar de nuevo a ‘su’ Sadar. La grada le aplaudió al marcharse renqueante. Merino no tardó en volver a recibir otro golpe que le dejó KO unos minutos. Comenzó a sangrar de la ceja tras un choque con Aihen Muñoz. Mala fortuna. No parecía su día.
LE LLAMAN EL CONDE
Hasta que Osasuna se abrió en exceso. Él participó en la creación de la jugada del 0-1. Le llegó el balón en una posición propicia. Tuvo tiempo para posicionarse y golpear. Un intento que iba al palo corto, pero el balón salió rechazado después de tocar en David García. Gol. Silencio en la grada, alegría desbordada en la zona visitante. Y calma de Mikel Merino. No dio la vuelta al banderín, como hacía su padre. Levantó la mano y pidió perdón por derrumbar la puerta ante el equipo de su vida, Osasuna. Demasiado amor como para alegrarse en su territorio. Por algo Merino se ha ganado la denominación de ‘Conde’ en el entorno txuri urdin. Noble y elegante. Gobierna a su antojo. El Sadar vio de cerca el impresionante crecimiento de uno de los suyos.

“Les respeto al máximo, he crecido en Tajonar”

Con la ceja maltrecha, feliz por la victoria y respetando sus orígenes, Mikel Merino vivió un día “con muchas emociones de por medio”. “Significa mucho, era un día importante. Tenía ilusiones puestas. Es difícil de gestionar cuando estás en el campo, estoy muy feliz de poder haber ayudado a la Real. He vuelto a ver a viejos amigos y sentir lo que es un partido en El Sadar”, declaró en la sala de prensa de El Sadar
Merino no dudó en pararse en seco al marcar el gol. Sin celebraciones. “Era algo que tenía claro. No suelo meter goles, no quería dejarme llevar por la emoción por todo lo que he vivido aquí, he crecido desde los 10 años en Tajonar, les tengo un respeto máximo”, apuntó el centrocampista navarro, que volvió a vivir antiguas sensaciones. “Me he acordado de mi época aquí, metíamos al equipo rival por el empuje. El estadio es espectacular”, afirmó.
“VEO BIEN A OSASUNA”
¿Y cómo analiza la marcha del actual Osasuna? “Tienen muy claro a lo que juegan, les va bien con Jagoba al frente. Tienen esa mezcla de gente de casa y de fuera, que vienen y enseguida se empapan de la filosofía del club. Los veo bien”.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones