Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Apoyo

Osasuna B hace piña en torno a su compañera

El filial rojillo y su rival en el partido de Primera Nacional, el Añorga, han desplegao una pancartaen la que se leía:
Vídeo de Osasuna B y Añorga muestran una pancarta en apoyo a su compañeraMaría Vallejo
Actualizado el 17/10/2021 a las 07:44
La vida sigue y, para un joven futbolista, la vida es, o debería ser, la pelota, sus compañeras, el cuerpo técnico, el verde, el rival, disfrutar, celebrar, competir, divertirse, aprender, formarse, adquirir valores, superarse, respetar. Por desgracia, durante una semana la vida de una joven futbolista no ha sido esto. Los tristes acontecimientos que ocurrieron en el partido que su equipo, Osasuna B, disputaba en Santander ante el Nueva Montaña, en los que sufrió graves amenazas de índole sexual, y que aportó por escrito con todo detalle a la árbitra del encuentro, pusieron en el foco a una menor que no debería ser jamás protagonista de estos hechos. Pero una semana después tocaba fútbol. Sin insultos, sin miedo. Y la joven volvió a jugar arropada por sus compañeras.
Osasuna B disputaba este sábado su encuentro de la sexta jornada de Primera Nacional, grupo II, ante el Añorga. Segundo contra tercero. Se vio igualdad y se celebraron goles (2-2), el último, salvador, de Ane Ansa en el 90. Un partido de fútbol más. Pero antes de empezar, los dos equipos portaron una pancarta dedicada a la rojilla agraviada, con el lema: “Somos la número 9 de Osasuna Nacional/Osasuna Nacional taldeko 9. zenbakia gara”.
Después de que medios de toda España se hicieran eco de lo sufrido por la rojilla, ayer la realidad volvió a instalarse en los campos anexos de Tajonar. Apenas unas decenas de personas, las familias de las jugadoras, acudieron al encuentro. Tímidos aplausos cuando salió el equipo, con la futbolista que sufrió las amenazas en el once titular. Como si nada hubiera ocurrido. Sin expectación, sin morbo, sin espectadores agresivos fuera del campo subidos a las vallas. Un partido de fútbol, un juego.
La pancarta quedó extendida y las jugadoras dirigidas por Mikel Bakaikoa sonrieron. Sin duda, una victoria sobre los abusadores. Después, la pelota empezó a rodar.
TAMBIÉN EL C Y EL FUTSAL
La escena se había producido también al mediodía en Barañáin, donde el equipo C de Elena Oset, el más joven de la sección femenina de Osasuna, disputó ante Lagunak su partido de Primera Autonómica (0-5).
Y la reivindicación en favor de la joven se repetiría por la tarde en el partido de Fútbol Sala Sénior Femenino en el que Osasuna Futsal ganó 8-0 a Garbayo Chivite de Cintruénigo en Mutilva. Se trataba de la jornada 4 de esta competición a la que se ha sumado esta temporada Osasuna por primera vez y en la que las dirigidas por Javier Viedma ocupan el primer puesto.
Después de las tres señales de apoyo realizadas ayer, hoy será el turno del primer equipo. Las jugadoras de Kakun Mainz y las del Athletic B también portarán la pancarta antes del encuentro.
Osasuna no tiene más noticias de la investigación iniciada en la Policía a raíz de los acontecimientos del pasado sábado 9 en Santander, en el transcurso del partido ante el Nueva Montaña. Tras la denuncia presentada con las pruebas gráficas en las que aparecen los autores de las amenazas, que también son menores, la Policía se puso en contacto con Osasuna para poder hablar con la jugadora, pero no ha habido más avances.
volver arriba

Activar Notificaciones