Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Osasuna

700 socios cedieron su abono para el partido

Se trata del número más elevado de localidades desde que se ha implantado este sistema de alquiler de butaca

La mascota Rojillo saluda a dos jóvenes aficionados
La mascota Rojillo saluda a dos jóvenes aficionadosJosé Carlos Cordovilla
  • F.C. / G.F.
Publicado el 05/10/2021 a las 08:07
Era el primer partido con el aforo sin limitaciones. El osasunismo estaba ilusionado. El equipo viento en popa en la clasificación y momento para reestrenar El Sadar con todos juntos. La asistencia fue considerable aunque hasta ese tope de 23.576 localidades quedó margen. El club ha hecho balance y hay satisfacción. El socio respondió y funcionó la venta de entradas. 19.238 almas en el estadio y siendo una hora nada atractiva para salir de casa.
Después de un largo tiempo era la primera vez que se abría la opción de comprar papel. En anteriores campañas, el aforo tan restringido por la capacidad lo impedía. Cada verano se llegaba al techo de socios y el margen que quedaba para la taquilla era mínimo por no decir inexistente. El sábado dejó de haber ese problema. El Sadar tiene 6.000 butacas más y con 21.000 socios, hay espacio para que el aficionado en general pueda entrar al campo.
El sistema de cesión del abono tuvo un éxito mayor que en otras ocasiones. Desde que se implantó, no se había superado la barrera de los dos centenares de alquileres de asiento. En este caso, se alcanzaron las 700 cesiones.
Gracias a ello, el socio puede recuperar el 50% del coste proporcional de este partido sobre el abono. La otra mitad se le queda el club. Eso en adultos. En otras categorías, el reparto es 30% para el abonado y 70% para el club. Siempre, a condición de que esa entrada tenga un comprador.
En total, Osasuna vendió 1.300 localidades. Es decir esas 700 de socios más otras 600 sin propietario. Se pusieron a disposición en la oficinas, en la web y en las taquillas, 1.800 más las cedidas. Por lo tanto, unas 1.200 se quedaron sin vender. Los precios de la mayoría eran de 25 y 30 euros.
Conseguir un lleno en El Sadar será complicado por ahora. El margen de abonados que suele fallar siempre resta esa posibilidad. El sábado pudieron fallar cerca de 3.000, es decir un 14%.
SUPERAR LOS 20.000
Con el nuevo aforo, la siguiente barrera de asistencia que puede caer es la de 20.000 personas. Sería la mayor presencia de aficionados desde el milagro de Martín de 1997. En un partido contra el Levante se congregaron 30.000 espectadores, una parte de pie. Después se obligó a poner asientos en todo el estadio y el aforo bajó a los 20.000. Años después a los 18.000 y más tarde a los 17.000.
volver arriba

Activar Notificaciones