Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fútbol

El héroe inesperado

El lateral Manu Sánchez apareció por sorpresa en el minuto 91 para firmar su primer gol como profesional

En el minuto 91 y de cabeza. El lateral estaba jugando en banda y se incorporó al área. Así fue su celebración
En el minuto 91 y de cabeza. El lateral estaba jugando en banda y se incorporó al área. Así fue su celebraciónJ.P. URDIROZ
Publicado el 03/10/2021 a las 06:00
La victoria de fe la firmó Manu Sánchez en el minuto 91. Quién lo iba a decir. Ni Kike García, ni el Chimy Ávila, ni cualquier otro futbolista ofensivo. Fue un lateral de 21 años que está cedido por el Atlético de Madrid, pero ya se ha ganado a todo el osasunismo. El héroe inesperado de un día histórico.
El gol es pura pizarra de Jagoba Arrasate. Dos delanteros cargan el área al mismo tiempo y los centrales se emparejan. Cote centra a la perfección desde el perfil izquierdo y Manu Sánchez aparece por sorpresa para cabecear en plancha libre de marca. La teoría es sencilla, pero hay que llevarlo a la práctica. De esa forma le ganó el pulso el técnico de Berriatua a su homólogo Andoni Iraola que hacía del Rayo Vallecano uno de las revelaciones del inicio liguero.
Más allá de la mística y el valor del tanto, el gol de Manu Sánchez supuso su primero como profesional. Lo celebró como si fuera un canterano de Tajonar que defiende al equipo de su ciudad. El madrileño se agarró la camiseta y señaló el escudo con la vista puesta en Graderío Sur. Todo ello antes de ser engullido por sus compañeros.
“Ha sido algo único”
El protagonista, todavía exhausto por sus 10,8 kilómetros recorridos, atendió a los micrófonos de Movistar a pie de campo. “Ha sido algo único porque yo no había jugado muchos partidos con público. Se nota que había más público y eso te ayuda a seguir trabajando, aunque aparezca el cansancio. Es una afición que te anima todo el rato”, confesó.
El lateral comentó la jugada del gol: “Ha entrado Cote y yo estaba de extremo. Ha sido un cambio de juego rápido. Había caído en banda derecha. Ví el balón y supe que tenía que rematarlo como fuera. Por suerte entró”.
Por último, el joven defensor analizó los últimos partidos del equipo en El Sadar. “Se nos estaba resistiendo la victoria, pero estábamos trabajando bien. En los empates y derrotas yo creo que merecimos más. Ya era hora de darle una alegría a la afición. Meter un gol en el 91 es porque el equipo nunca baja los brazos”.
volver arriba

Activar Notificaciones