Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Fútbol

Diez años más de Moncayola, una renovación insólita en Osasuna

El futbolista ha rechazado ir al Watford y al Atalanta, dispuestos a pagar

Jon Moncayola acude a la rueda de prensa que ofreció en El Sadar junto a sus agentes Félix Taínta y Juani Oyaga.
Jon Moncayola acude a la rueda de prensa que ofreció en El Sadar junto a sus agentes Félix Taínta y Juani Oyaga.
Actualizada 09/06/2021 a las 06:00

Eran las 10.30 horas cuando Osasuna soltaba el bombazo que muchos seguidores estaban esperando. El club había conseguido retener a uno de los mejores jugadores que ha dado su cantera en los últimos tiempos. Jon Moncayola ha renovado. No se marchará, pese a las dos ofertas importantes que tenía: una del Atalanta de la Serie A italiana y otra del Watford de la Premier League inglesa. Su deseo era quedarse. Fumata blanca.

No se trata de una renovación al uso. Es una operación histórica, estratégica y que consolida el proyecto. Un día después de que se notificara el pago también sin precedentes por Budimir, se anunciaba un contrato nunca antes firmado en El Sadar. Moncayola amplía su vinculación nada menos que hasta 2031. Diez años. Caso insólito en la historia centenaria y con escasas referencias en el fútbol español. Una apuesta fortísima.

Su cláusula de rescisión pasa de 12 millones a 22 en los dos próximos cursos. A partir de entonces será de 20. Si Osasuna desciende, bajará a 8. El internacional sub 21 cumplió en mayo 23 años. Lleva dos temporadas creciendo en la élite, con un pasado reciente en Tercera. La suya está siendo una carrera meteórica.

“Es un día muy importante para el club y para la afición. Es un gran paso para el crecimiento que jugadores muy importantes como Moncayola estén con nosotros”, dijo con orgullo Braulio Vázquez durante una rueda de prensa telemática en El Sadar que fue convocada de urgencia. “No es un error tipográfico, no os asustéis”, bromeaba el director deportivo por el 2031, año que figuraba en la camiseta especial con la que posaron para la cámara del fotógrafo del club.

Braulio dio las gracias a la plana mayor por su confianza, “entienden que para el club es muy importante”, y a sus agentes, Félix Taínta y Juani Oyaga. “Ellos hacen su faena y nosotros la nuestra. Discutes, estás tiempo hablando con ellos. Han puesto de su parte y creo que es justo reconocerlo”. Y en especial, “a Monca y su familia por apostar por su club”. “Es muy evidente que se podía haber ido, tenía ofertas. La predisposición era seguir”.

Te puede interesar

ASÍ FUERON LAS NEGOCIACIONES

Osasuna inició las negociaciones cuando terminó el campeonato. Para entonces, dos ofertas del club estaban en su tejado. Se veía con incertidumbre que no contestara a ninguna de ellas.

Moncayola había despertado interés en España y Europa. En este tiempo ha habido dos equipos que han apostado fuerte por él. Se trata del Atalanta y del Watford. Estaban dispuestos a poner un dinero importante, incluso la cláusula. Osasuna lo sabía. Además, su ficha iba a ser mejor si salía. Un equipo de Champions y otro de la Premier de gran solvencia.

Al club le tranquilizó el movimiento finalmente de sus agentes y del futbolista de querer negociar. Moncayola quería seguir. El club le ofreció un nuevo contrato de cinco años, dos más de lo que tenía firmado. La contraoferta fue de diez. Se aceptó. También hubo acuerdo en esas primeras conversaciones sobre el salario, que pasa a estar en la horquilla alta.

EL ATHLETIC NO HA MOVIDO FICHA

Taínta y Oyaga han empleado esta fórmula de contrato largo con algunos jugadores que representan en el Athletic, como Iñaki Williams, que en 2019 renovó hasta 2028. Ambos estuvieron junto al de Garínoain en la jornada de este martes. El club vizcaíno en su día también renovó a Julen Guerrero por diez años pero no los pudo cumplir.

Por cerrar capítulo, el Athletic nunca se ha dirigido a Osasuna. Tampoco a los representantes del jugador para hacer una propuesta, algo extraño ciertamente. “Tenía ofertas, pero no del Athletic”, dijo Braulio. “Es lógico por su potencial, pero hemos sido tajantes en cualquier circunstancia. Más allá de eso hemos tenido su voluntad. Se quería quedar. Todos queríamos que se quedara. Ha creído en este proyecto, es su casa”.

La predisposición de las partes ha sido siempre positiva. Este periódico informaba el 25 de mayo del inicio de las negociaciones. Estaban llamados a entenderse. Desde entonces ha habido avances.

Las tiranteces han venido por la cláusula de rescisión, hasta que se ha llegado a un punto de encuentro. Osasuna fijó en 20 millones el mínimo, tomando como referencia la renovación de otro buque insignia como David García y la mitad del doble de lo que se ingresó en el traspaso más cuantioso, el de Raúl García al Atlético de Madrid por 13 millones en 2007.

Braulio reconoció que es la primera vez que se había enfrentado a una renovación tan larga. “Es un reto y hay riesgo, pero es futbolista que adora a su club, a su familia, a su ciudad. No hay riesgo en la implicación, en cómo va a competir y en el amor que tiene a los colores. Cree en un proyecto. Podía estar en Italia o en Inglaterra. Ha querido estar con nosotros”, resaltó el gallego.

Te puede interesar

Hace semana y media que el acuerdo estaba perfilado. Fue entonces cuando se comenzó a grabar el vídeo alegórico en El Sadar para difundir la noticia. El lunes se cerraron un par de flecos. En estos últimos días y con el futuro resuelto antes de las vacaciones, Moncayola se encontraba confinado después de haber sido positivo por covid el pasado 26 de mayo. Antes de la última PCR negativa, no se podía anunciar. El club cuidó cualquier filtración para sorprender con el anuncio. La información trascendía, pero negaba los rumores. El semáforo encendió la luz verde ayer por la mañana.

A primera hora se firmó el contrato. Después estuvo tomando un café con sus agentes en El Escondite del Arena, antes de comparecer ante los medios con la sencillez que le hace ser él. A las 12.20 horas y con el calor azotando, apareció con ellos nuevamente en el estadio. Camisa oscura y bermudas claras de vestir para la ocasión. Su teléfono echaba humo de felicitaciones. A las puertas de la soledad de El Sadar salvo la presencia de Diario de Navarra y el empleado de seguridad del club, posó para el periódico con el pulgar levantado.

Moncayola, 2031.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE