Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pichichi

Budimir, idilio con el gol

El delantero, pichichi de Osasuna con 6 goles, volvió a aparecer de forma decisiva; marca cada 126 minutos

Budimir, idilio con el gol
Budimir, idilio con el gol
Actualizado el 15/02/2021 a las 06:00
El gol es lo más valioso en el fútbol. Un tesoro difícil de localizar y por el que hay que rascarse el bolsillo. Ante Budimir es una mina para Osasuna, que disfruta del delantero cedido por el Mallorca hasta final de temporada. Budimir aparece para desatascar partidos como el de la pasada jornada contra el Eibar y el de este domingo ante el Levante. Por eso su opción de compra está fijada en 8 millones. Por eso los rojillos podrán verlo, seguramente, en la próxima Eurocopa. En una semana ha sido decisivo, como también lo fue con su doblete contra el Granada. Arrasate, de entrada, lo dejó en el banquillo hasta que salió en el minuto 69. En su primera aparición envió el balón a la red para poner el 0-1. Tiene un olfato de cara a puerta ultra desarrollado.
De ahí su promedio goleador. Es el pichichi del equipo con seis dianas pese a que no ha visto frenada su continuidad porque llegó el último día del mercado, pasó el coronavirus y tuvo una lesión muscular. Ha marcado seis goles en 15 partidos. Marcó otro en la Copa del Rey. La media que alcanza es de un gol cada 126 minutos. Pura eficacia. Y no son goles cualquiera. Su aportación suele ser decisiva, como en los tres últimos encuentros (ante el Betis no participó por lesión). Acumula tres citas seguidas marcando.
SOCIEDAD CON KIKE BARJA
Ante Budimir firmó un remate certero para dar el triunfo a Osasuna en una triangulación exquisita. Rubén García, de tacón, y Torró entraron en acción para poner el balón en largo a Kike Barja. El canterano, en plena carrera, armó un centro medido hacia el delantero con una parábola espectacular. Budimir puso el pie en el sitio exacto. La pelota botó y cogió altura para superar a Aitor Fernández. Se desató la alegría. Ya se había visto la conexión Kike Barja-Budimir en el segundo gol contra el Granada. Esos centros crean el caldo de cultivo perfecto para felicidad del internacional croata, que se mueve como pez en el agua.
La pasada temporada marcó 13 goles en Liga con el Mallorca. A estas alturas llevaba 8, dos más que ahora. El gol en Osasuna se llama Ante Budimir.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones