Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Levante 0-1 Osasuna

Osasuna resuelve un duelo gris con un gran gol Budimir en el 73

Sergio Herrera paró un penalti a Morales poco después del 0-1, en un choque de disciplina defensiva y táctica

Osasuna respira gracias a la inspiración de Sergio Herrera, Kike Barja y Budimir
Osasuna respira gracias a la inspiración de Sergio Herrera, Kike Barja y Budimir
Actualizado el 15/02/2021 a las 09:50
Osasuna se sobrepuso a un tortuoso encuentro en Valencia para acabar ganándolo y dar una zancada importante en la clasificación. La dirección del viento ha cambiado en la dinámica de un tiempo a esta parte. El árbol comienza a florecer: 25 puntos y 8 equipos por debajo. Los de Arrasate venían ofreciendo buenas sensaciones en plena crisis de resultados. Fueron colistas. Ahora recolectan. No hace muchas semanas que se depositó la máxima confianza en el entrenador cuando en otras plazas se optaba por la silla eléctrica. El osasunismo lo ve de otra forma. También se ganan los partidos grises como el de ayer.

La emoción se desbordó cuando el partido entró en su madurez. Budimir fue nuevamente determinante con un difícil remate en carrera a centro extraordinario de Kike Barja. Estaban recién entrados al césped. Acertó Jagoba en la lectura del partido y acertó minutos después Sergio Herrera parándole un penalti a Morales gracias a una magnífica estirada.

Para llegar a ese momento de felicidad, Osasuna tuvo que atravesar por un camino espinoso, sin peligro. Fue, hasta el último tercio, un choque de escasa velocidad y brillo. Hubo máximo respeto. El Levante seguía digiriendo la Copa y su técnico optó por dejar en el banquillo a varios pesos pesados. Arrasate volvió al 4-1-4-1 con Calleri en punta. El argentino tuvo menos influencia en el juego que de costumbre, en la línea de un equipo que le costó hilvanar. La personalidad nunca se perdió. Es vital.

Sergio Herrera acaparó el protagonismo desde la primera parte. Él mismo se encargó de desbaratar la mejor ocasión granota, un remate franco de Duarte tras un centro lateral que tocó Pier. Demostró tener reflejos, una de sus mayores cualidades. Segundos antes, había sacado a córner un cabezazo picado de Malsa.

El Levante jugó con tres centrales y aprovechó su mejor posicionamiento para estirarse con sus carrileros. Osasuna no quiso alocarse en la presión. Midió los tiempos para no ser superado por un rival que sabe cuando acelerar. Más pendiente de juntar sus líneas que de sorprender las contrarias, pudo conservar la igualada. Remates flojos de Torres y Moncayola fueron sus argumentos. Fútbol hubo poco. Trabajo defensivo, todo.

Aridane estuvo imperial en la defensa. Le ganó claramente el duelo a Sergio León. Dio un recital en anticipación. Moncayola fue una buena punta de lanza en presión con su potencia. Estuvo más suelto. Iñigo, más abajo. Torró, siempre Torró, sujetó al equipo con su despliegue posicional por arriba y por abajo.

Osasuna se había despojado de su timidez ofensiva bien entrada la segunda parte, solo alterada por un tiro fuera de Dani Gómez. Se subió en intensidad la presión. Momento para los valientes. Iñigo Pérez dispuso de una buena llegada aprovechando los toques de cabeza de Torró, Calleri y Rubén.

Paco López introdujo tres cambios. Morales, De Frutos y Bardhi al campo. Dinamita. Arrasate respondió en el tablero. Manu Sánchez y Kike Barja en las bandas y Budimir en punta. Todos a la vez. No pudo salir mejor el movimiento. Fue una acción que se viene repitiendo desde que está. Verticalidad y rapidez para sacar el centro.

Tocaron Rubén García y Torró, que abrió a la derecha para Kike Barja. En carrera hacia adelante, la pelota salió de su bota perfecta, con ese arco de rosca para que la enfoque el delantero de cara. No era un remate nada sencillo. Había que cazar el balón, no caer en el fuera de juego y darle una mínima dirección. El croata lo consiguió. Es un depredador. Seis goles acumula. Un lujo para Osasuna.

En cuatro minutos se apagó la alegría. Fue un paréntesis. Juan Cruz cometió un penalti infantil sobre De Frutos. Se lanzó tarde para barrerle en una zona prohibida. Sergio Herrera salvó el triunfo. Se lanzó a la izquierda abajo aprovechando su envergadura. Allí fue la pelota que mandó Morales.

Osasuna remató el trabajo, ayudado con la experiencia de Oier y Unai. Hubo que apretar y sufrir. Esa contención con defensa de cinco llegó a puerto. Malsa tuvo en su mano el empate, pero lo desperdició. Quedó en una anécdota.
Ficha técnica:
0. Levante: Aitor, Miramón (Son, m.86), Duarte, Vezo, Toño (Clerc, m.82), Malsa, Rober Pier (Bardhi, m.63), Radoja, Rochina (De Frutos, m.63), Sergio León (Morales, m.63) y Dani Gómez.
1. Osasuna: S. Herrera; Nacho Vidal, Aridane, David García, Juan Cruz; Moncayola (Unai García, m.87), Torró, Íñigo Pérez (Manu Sánchez, m.71); Roberto Torres (KIke, m,.71), Calleri (Budimir, m.71), Rubén García (Oier, m.81).
Gol: 0-1, m.74: Budimir.
Árbitro: Santiago Jaime Latre (C. Aragonés). Amonestó por el Levante a Toño, y por el Osasuna a Calleri y Moncayola.
Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 23 de LaLiga Santander disputado en el estadio Ciutat de València sin espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria de Enrique Pérez 'Pachín', exentrenador del Levante y exjugador de Osasuna y Real Madrid, fallecido esta semana.
 
volver arriba

Activar Notificaciones