Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Osasuna

La renovación del Chimy Ávila está al caer

Se contempla una subida de la cláusula de rescisión, ahora fijada en 25 millones

El Chimy Ávila golpea el balón el pasado viernes en Tajonar.
El Chimy Ávila golpea el balón el pasado viernes en Tajonar.
Actualizado el 09/02/2021 a las 06:00
Las negociaciones entre Osasuna y el Chimy Ávila para actualizar su contrato están muy cerca de llegar a buen puerto. El delantero y el club vienen hablando desde el pasado mes y el acuerdo podría rubricarse en los próximos días. El Chimy, que termina contrato en 2023, se comprometería al menos otra temporada más. El nuevo pacto mejora las condiciones contractuales del atacante rojillo y aumenta ligeramente la cláusula de rescisión, ahora fijada en 25 millones de euros.
Fuentes cercanas a la operación apuntan que la renovación podría cerrarse entre esta semana y la próxima, cuando se aborden los flecos pendientes. La sintonía entre las partes fue buena desde el comienzo y no se esperan problemas de última hora. El representante del Chimy Ávila estuvo presencialmente en Pamplona gestionando el acuerdo. Ahora ya se encuentra en Argentina, desde donde sigue avanzando hacia un consenso.
Una vez cerrado el mercado invernal en el club entienden que es buen momento para suscribir esta renovación, a las puertas del regreso del Chimy Ávila a los terrenos de juego.
CONTRATO POR OBJETIVOS
En las nuevas condiciones, el Chimy y Osasuna plantean un contrato que incrementaría los emolumentos en función de una serie de objetivos. Es decir, la mejora vendría aparejada al rendimiento del jugador y a su continuidad sobre el campo. La intención es que el Chimy pueda jugar las últimas jornadas de Liga después de superar dos roturas del ligamento cruzado en ambas rodillas.
Lo cierto es que los informes sobre su situación médica son muy favorables, aunque acumula ya un año sin competir. La recuperación de la segunda lesión del ligamento cruzado marcha por buen camino y en un mes estará a disposición de Jagoba Arrasate.
CONCRETAR LA DURACIÓN
El borrador de ese contrato tiene un horizonte que se fija en 2024, un curso más que el actual. Aunque queda por definir si será uno o dos años más. En cualquier caso, ambas partes consideran que lo sustancial reside en el hecho de fortalecer el vínculo, un deseo del jugador y un compromiso verbal del club. El Chimy vive su segundo año en Osasuna, que pagó al San Lorenzo 2,7 millones por el traspaso en junio de 2019.
volver arriba

Activar Notificaciones