Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Eibar 0-0 Osasuna

Osasuna suma un punto en Eibar pero puede perder a Jonathan Calleri por lesión

El jugador argentino se retiró en la primera parte con molestias en la rodilla

Oier y Sergio Álvarez, en el partido de este domingo en Eibar.
Oier y Sergio Álvarez, en el partido de este domingo en Eibar.
AFP7
Actualizada 19/10/2020 a las 07:45

A Osasuna le faltó el gol en su última aparición antes de cumplir sus cien años. El marcador se quedó de piedra en Ipurua, pero se confirmaron esas señales nítidas ofrecidas antes del parón. Tendencia se llama. Los de Arrasate se han divorciado de su estilo en contadas ocasiones desde que el de Berriatua se hizo cargo del equipo. Si no se les reconoce en el campo, caen en problemas. Dos jornadas jugando a lo que se entrena es terreno ganado. No se venció en Eibar, donde se generaron ocasiones para ello, pero la idea de bloque ordenado y transiciones quedó otra vez bien planteada. Suma y sigue. Un punto menos para la meta.
Mendilibar volvió a sufrir contra Osasuna. No es una sensación desconocida para él puesto que los rojillos saben encontrar la fórmula para marcar la pauta cuando se miden estos dos equipos de semejantes conceptos del juego. Intensidad en su esplendor. Hubo alternativas y fases para los dos. Ocasiones que erraron los rojillos y hasta un balón al palo armero. En la conclusión quedó el gusto agridulce de no haber podido traducir la superioridad en algo más.


En Ipurua se jugó de área a área. Fútbol directo con aroma británico entre torres de pisos con aficionados en los balcones. No desmereció el choque para el espectador de la tele. Osasuna quiere conservar la chispa de su ADN, pero con sus centímetros de arriba está poniendo más insistencia en los balones largos. Hubo sequía de combinaciones. Los centros del campo se dedicaron más a la segunda jugada que a imaginar. El ritmo fue vivo, sin parsimonia.


Arrasate formó de nuevo en punta con Calleri-Gallego, dupla que volvió loca a la defensa eibarresa al inicio. Osasuna disfrutó en los primeros minutos. Rubén García y Kike Barja iban a ser los puñales en una roca armada donde imperó la consistencia del doble pivote y de una pareja de centrales extraordinaria para dominar todos los registros defensivos.


Cuatro llegadas se generaron en este comienzo meteórico. Enric gozó de la más clara. Templó Barja desde el costado izquierdo y el ariete catalán cabeceó fuera marcando los tiempos. Se lamentó por no acertar. Calleri había avisado antes con un duelo que ganó a Burgos en carrera para finalizar con un disparo cruzado. Gallego quiso después buscarle en lo que prometía ser una buena asociación y para acabar, el argentino no pudo Dmitrovic en el mano a mano aunque pareció ser fuera de juego.


El Eibar se había sacudido el dominio con un par de disparos de Inui y los cambios tácticos de Mendilibar, desesperado en el banco. Pasó a jugar con tres centrales para neutralizar el poderío ofensivo de este Osasuna intimidador. Así estaba siendo Calleri. Daba síntomas de rondar el gol. Estaba siendo dinámico y agresivo, hasta que la mala fortuna le dio un revés en la cara. El fútbol puede cambiar una temporada en décimas de segundo. En su choque con su compatriota Esteban Burgos se le giró la rodilla derecha y saltaron las alarmas. Era imposible que siguiera. Media hora de partido y el paisaje cambió. El Eibar había igualado el desnivel.


Jony le da otro aire


Es verdad que con Jony, el equipo ganó en profundidad. El asturiano tiene una pierna izquierda tan potente como milimétrica. Puso centros, el primero a Enric Gallego. Eran cada vez con más veneno. Entrada la segunda parte, tras un arreón local, volvió a servir otro dardo al área aprovechando una maniobra de Enric. No encontró rematador.


Estaba caliente Osasuna, que después gozó de un remate de espaldas de David García que a punto estuvo de colarse en la portería. Arrasate y Mendilibar no querían el empate. El partido fue vibrante. Respondió el Eibar con un buen disparo de Bryan Gil que repelió el palo de Sergio Herrera.


Entre zurdos andaba el juego. Jony volvió a la carga. Era el minuto 84 y su asistencia plana al área pequeña iba dirigida al pie de Adrián. Se interpuso Burgos y su despeje lo sacó como pudo Dmitrovic. A Osasuna le sobró el tramo final. Moncayola fue expulsado por doble amarilla y Herrera aún tuvo que sacar otro tiro de Bryan.

Ficha técnica:
0.- Eibar:
Dmtrovic, Arbilla, Burgos, Oliveira, Rodrigues, Pozo, Álvarez, Atienza, Inui (Gil, m. 69), Kike García (González, m. 90) y Muto (Enrich, m, 56).
0.- Osasuna: Herrera, Roncaglia, Aridane, García, Pérez, Barja (Vidal, m.66), Oier, Moncayola, Rubén, Calleri (Jony, m. 32) y Gallego.
Árbitro: David Medié Jiménez (Cataluña). Amonestó a Atienza a los 9 segundos, en el minuto 26 a Barja, en el 39 a Moncayola, en el 62 a Arbilla y en el m 88 expulsó a Moncayola por doble amarilla.
Incidencias: Décima jornada sin público en Ipurua y cuarta sin ganar en su campo esta temporada.

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE