Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Decisión

El Athletic aparta a Areso

El lateral navarro no quiere renovar y el club lo saca de la pretemporada para mandarlo al filial

Foto del futbolista Jesús Areso, entrenando en Lezama.
Jesús Areso, entrenando en Lezama.
El Correo
  • F.C. / G.F.
Actualizada 31/08/2020 a las 06:00

Hay lío en Bilbao con Jesús Areso, el canterano de Osasuna que salió en verano de 2017 y cuya marcha provocó que el club rompiera relaciones con el Athletic. El lateral derecho de Cascante no quiere renovar su contrato, que vence en 2021, y la entidad vizcaína ha tomado la decisión de apartarle de la pretemporada con el primer equipo y bajarlo al filial, según apuntan medios locales.

En el Athletic se teme que Areso, de 21 años, tenga una oferta de otro equipo (podría ser el Villarreal) y que se pueda vivir una situación parecida a la que ocurrió con Álex Remiro, también cascantino. En la temporada 2018-19, el portero no jugó ni un solo minuto al no querer renovar y terminó fichando por la Real Sociedad. La idea del Athletic era renovarle hasta 2023 y cederlo al Mirandés como inicio del profesionalismo, ya que arriba tiene la competencia de Capa y De Marcos.

Fuentes de Osasuna apuntan que en ningún momento se ha planteado que el jugador pueda volver a ser rojillo, a pesar de que la noticia de su negativa a seguir en el Athletic pueda dar lugar a la especulación. En la campaña anterior, Areso fue uno de los más destacados en el conjunto de Joseba Etxeberria. Disputó 27 partidos y sus actuaciones le valieron para ser reclamado por el primer equipo hasta que el club ha tomado la decisión de apartarle.

Saltó a la palestra pública en verano de 2017 cuando el Athletic pagó la cláusula de 450.000 euros, ofreciéndole una ficha alta y sin ponerse en contacto Osasuna para comunicarle el movimiento. El contrato que tenía el canterano no estaba blindado, en unos tiempos en los que había cierto desconcierto en la política de la base. La junta directiva se temía que el jugador abandonase Tajonar a un coste bajo, pero había un apartado en el contrato que decía que si disputaba un partido con el primer equipo, su cláusula subía a 4 millones. Se le trasladó al entrenador de entonces Petar Vasiljevic que lo alineara en el último partido contra el Sevilla en aquella nefasta temporada en Primera, pero no lo consideró oportuno.


EL GRAN ENFADO EN EL SADAR

Osasuna rompió relaciones con el Athletic y estalló en la voz de Alfonso Ramírez, directivo entonces, en una rueda de prensa. Trascendió que era una venganza del Athletic por no haber vendido a Berenguer en las condiciones que quería.

“Mientras esta junta directiva permanezca, Osasuna no negociará por ningún jugador con el Athletic”, dijo Ramírez. “Además, ha decidido que cualquier jugador que sea traspasado a otro equipo llevará una cláusula en la cual Osasuna recibirá una compensación si este jugador fuese al Athletic. No hay problemas en tener relaciones con ningún club y tampoco con el Athletic siempre que respete las normas de convivencia e igualdad”. Ramírez habló de “falta de respeto”. “Ofrecerle a un chico de 17 años un salario que ni siquiera los jugadores del primer equipo de Osasuna lo tienen es una posición muy difícil y deja al club vendido”.


 

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE